Babasónicos anticipa Tajada, su nuevo single: una tarde en el museo y la canción como obra de arte

Antes de su show en el Campo Argentino de Polo, el grupo revela la cocina creativa de su próximo tema. “Nos contiene estar juntos y fabricar música”, dicen a modo de terapia

Compartir
Compartir articulo
Diego Uma y Diego Tuñón con la portada de Tajada, el nuevo single de Babasónicos (Franco Fafasuli)
Diego Uma y Diego Tuñón con la portada de Tajada, el nuevo single de Babasónicos (Franco Fafasuli)

El tópico sale como tantos otros, en medio de una charla trasnochada después de un show. “Si pudieras elegir ser algo, ¿qué te gustaría ser?”, suelta uno de los músicos. “Un artista”, dice otro y por un momento parece dar en la tecla, hasta que llega una moción superadora. “Quisiera ser una obra de arte”. Si esto fuera un remate público, se baja el martillo y no hay más que discutir.

Bajo ese precepto camaleónico, más cerca del divague propio de los camarines que de un brainstorming organizado, empezó a tomar forma “Tajada”, el nuevo single de Babasónicos. El lanzamiento oficial en plataformas musicales, junto con el videoclip rodado en el Museo Moderno de Buenos Aires, será el próximo jueves a las 20 horas argentina. Y en la previa, la banda invita a sumergirse en la historia que hay detrás de cada una de sus canciones.

Diego Uma y Diego Tuñón, guitarrista y tecladista respectivamente del grupo de Lanús, comandan la visita guiada por el edificio de San Telmo. Además de proyectar en exclusiva el videoclip, y conocer la locación en el que fue rodado, sirve también para indagar en la génesis del proyecto. Que conecta con aquella charla de trasnoche que se empezó a corporizar en letras, músicas e imágenes. “Cuando pensamos en una próxima canción nos propusimos ir por otro camino, buscar algo que exceda a lo que sucede hoy con el negocio de música”, le dice Tuñón a Teleshow. “Que sea perpetuo, que refleje esa cosa que tiene el arte, la artesanía, que perdura. Y que cada día tiene más valor”, agrega.

Postal de la arqueología de "Tajada": las pruebas prolijamente expuestas en una sala especial del museo
Postal de la arqueología de "Tajada": las pruebas prolijamente expuestas en una sala especial del museo
Los músicos y la prensa comparten la primera exposición en pantalla grande de "Tajada"
Los músicos y la prensa comparten la primera exposición en pantalla grande de "Tajada"

En ese diálogo con las artes plásticas, la portada del single es autoría de Matías Duville. El artista nacido en Mar del Plata y con largo recorrido exponiendo en diferentes ciudades del mundo, aportó su trabajo “Sanguina y barra de óleo sobre papel”. “Tuvo la amabilidad de hacernos un lugar dentro de su obra”, sintetiza Uma. La sinergia de la gráfica se completa con la dirección de Juan Cabral, que ya había trabajado con el grupo en temas como “La lanza o “La izquierda de la noche” y las maquetas visuales del estudio de Sergio Lacroix, colaborador de los Baba desde los tiempos del under.

De repente, se abre una puerta y las palabras cobran vida en la lámina, potentemente iluminada sobre un fondo negro. Los músicos posan para la foto antes de continuar el círculo que lleva a la proyección. “No lo vi en grande aún”, dice Uma y descubre junto al grupo de periodistas una puesta en cine noir. El sonido envolvente agiganta la sensación de que algo puede suceder en cualquier momento. En la pantalla, Dárgelos y compañía se mueven al compás de una música entrecortada y la voz susurra o grita para conducir la carga dramática. Encontramos un gran refugio en el silencio y en orquestar lo que el drama requiera”, dirá Tuñón más adelante, como manera de graficar la orfebrería de la canción.

Sin motivos aparentes, una de las líneas argumentativas del single
Sin motivos aparentes, una de las líneas argumentativas del single

Bajo las formas sugerentes de reconstruir las pistas de un asesinato, Babasónicos relanza una vez más una carrera que hizo de lo estético una bandera y de la innovación un norte a seguir. Y otra vez la conversación fluye sobre lo auténtico, sobre lo duradero, sobre la honestidad, sobre la perfección. “Nosotros tomamos las canciones como esculturas u obras de arte, nos tomamos un tiempo y las tratamos de ver desde todos lados. Incluso nos tratamos de reinventar como banda porque es horrible repetirse”, afirma Tuñón.

La recorrida por el museo conecta con los render de los últimos conciertos del grupo, donde la puesta reluce tanto en ámbitos cerrados, como el Movistar Arena, como la amplitud del Campo Argentino de Polo donde debutarán el 16 de diciembre estrenando el álbum Trinchera avanzada.

Diego Tuñón y Diego Uma con la ficha técnica de "Tajada"
Diego Tuñón y Diego Uma con la ficha técnica de "Tajada"

Sobre estos objetivos inmediatos, Babasónicos proyecta el 2024 con una trayectoria ininterrumpida de 33 años, siempre en sentido ascendente y que sostiene los principios y las energías de los comienzos, luego de tanto tiempo de sótanos y estadios, de combis y limousinas: “Nos contiene estar juntos y fabricar música juntos, afirma el tecladista y sostiene que la chispa “está más grande que nunca. Seguir construyendo música es muy importante para nosotros y me gusta que nuestra música sigue trascendiendo”.

Fotos: Franco Fafasuli