Taylor Swift y su ruptura con Joe Alwyn que hizo que miles de fans ya no creyeran en el amor

Estuvieron seis años juntos y lejos de los flashes mediáticos, plasmaron su romance en canciones. Se separaron cuando se esperaba una boda y entonces todo fue tristeza y desolación

Compartir
Compartir articulo
Taylor Swift y Joe Alwyn (Billboard)
Taylor Swift y Joe Alwyn (Billboard)

Taylor Swift no es de esas celebridades de las que poco se conoce de su vida amorosa. Lejos del silencio o el misterio, la cantante estadounidense fue relatando en sus canciones los romances que vivió con sus parejas famosas porque, como canta Shakira, “las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan”. Escuchando sus temas no se puede negar que la muchacha cree en el amor porque los destinatarios/inspiradores de su música han sido distintos personajes del mundo del espectáculo, entre los que podemos encontrar a:

Joe Jonas, el chico “que rompió conmigo por teléfono en 25 segundos cuando tenía 18 años”.

John Mayer, al que Taylor le reprochó “nunca recibí un correo electrónico. Nunca recibí una llamada telefónica. Realmente me tomaron con la guardia baja, y realmente me humilló en un momento en el que ya estaba vestida de manera informal. Quiero decir, ¿cómo te sentirías si, en lo más bajo que hayas estado, alguien te pateara aún más bajo?”.

Jake Gyllenhaal, el que le rompió el corazón cuando él tenía 29 y ella 21 y al que dicen le dedicó el single “All too well”, donde entona: “Dijiste que si hubiéramos tenido una edad más cercana, tal vez hubiera salido bien / Y eso me dio ganas de morir”.

Y naturalmente, Harry Styles. El líder de la boyband One Direction y la cantante sensible y exitosa formaron una de las parejas más explosivas del ambiente. Taylor retrató en primera persona el enamoramiento casi adolescente y la decepción tras la infidelidad que terminó todo y que plasmó en “I Know you were trouble”, donde escribió con honestidad brutal: “Sabía que eras un problema cuando entraste/Así que la culpa está sobre mí ahora/Me llevaste a lugares en los que nunca he estado/Ahora estoy tirada en el frío y duro suelo”.

Joe Alwyn en la gala Time 100 NEXT en New York (REUTERS/Caitlin Ochs)
Joe Alwyn en la gala Time 100 NEXT en New York (REUTERS/Caitlin Ochs)

A la lista se suman Brandon Bordello, su amor de preparatoria; Conor Kennedy, sobrino nieto del ex presidente estadounidense y un romance con traiciones con Calvin Harris, entre los más conocidos. Entre tantos vínculos, ninguno como el del actor británico Joe Alwyn.

Se cuenta que unos meses después de la ruptura con el actor Tom Hiddleston, la cantante fue invitada a la edición 2016 de la MET Gala. Allá fue con la sonrisa impactante y estrenando melena de color rubio platino -porque podés ser una de las cantantes más famosas del mundo pero nada mejor que un buen cambio de look para curar el mal de amores- cuando se cruzó con Joe. El flechazo fue fuerte que, como ya casi es parte de su adn, lo pintó en la canción “Dress”, que incluye el descriptivo verso: “Flashbacks de cuando me conociste. Tú rapado y mi cabello decolorado. Incluso en mis peores momentos, pudiste ver lo mejor de mí”.

Comenzaron a frecuentarse. Se rumoreaba que la cantante alquilaba una casa en el norte de Londres para estar mucho más cerca de Joe, que volaba en jets privados y usaba pelucas para ocultar su identidad y que no trascendiera el romance. En los primeros meses del 2017, el rumor se convirtió en noticia cuando The Sun confirmó la relación. “Básicamente resido en Londres, escondiéndome, tratando de protegernos del mundo desagradable que sólo quiere arruinar las cosas”, admitió Taylor y reconoció que “estamos juntos y nadie se ha enterado durante tres meses”.

Taylor Swift y Joe Alwyn en una captura típica. De la mano, a paso raudo y mirando hacia abajo (Twitter.)
Taylor Swift y Joe Alwyn en una captura típica. De la mano, a paso raudo y mirando hacia abajo (Twitter.)

Con la relación chequeada y publicada, los tortolitos no dudaron en mostrarse juntos. El enamorado fue visto entre el público del concierto navideño Jingle Ball de Nueva York en el que se presentó la enamorada. Y aunque tampoco era un notición, una fuente confirmó en la revista People que “Joe se quedó durante todo el espectáculo y luego se fueron juntos. Se están quedando en el apartamento de Taylor”. El día que en el Lincoln Center se estrenó la película The Favourite, donde trabajaba Joe, los novios aparecieron tomados de la mano y genuinamente felices. Incluso Taylor eligió no asistir a la entrega de los premios Grammy para poder acompañarlo a los after-party de los Premios BAFTA por su película.

El romance siguió con todos los condimentos siglo XXI, es decir, nada de declaraciones rimbombantes pero sí fotos compartidas en redes donde los emojis y likes se agradecen más que un buen ramos de rosas o una caja de bombones. El amor trajo inspiración. Él contribuyó en la creación de varias de las canciones del disco Evermore y aparece como cocreador bajo el alias William Bowery de los temas “Betty”, “Exile”, “Champagne Problems”, “Coney Island” y “Evermore”.

Joe y yo realmente amamos las canciones tristes. Siempre nos hemos unido por la música”, se sinceró en una entrevista para Apple Music. Pero sin duda el amor que sentía la artista quedó cristalizado como nunca en el tema “All The Girls You Loved Before”, enteramente dedicado a él.

Taylor Swift y Joe Alwyn en octubre de 2019 en un restaurante en Nueva York (Robert Kamau/GC Images)
Taylor Swift y Joe Alwyn en octubre de 2019 en un restaurante en Nueva York (Robert Kamau/GC Images)

Para 2020 el amor crecía. Compartieron mesa en los Golden Globe Awards y se los vio en otros eventos del jet set internacional. Entonces, el mundo se detuvo con la pandemia y como gran parte del mundo, tuvieron que entrar en cuarentena. Joe compartía constantes fotografías de su cotidianeidad hogareña en lo que parecía ser la casa de Taylor y sus gatos.

Después de publicar imágenes caseras, cuidadosos de no mencionar ni mostrar al otro, Taylor lanzó su álbum, Folklore y se cree le dedicó el tema “Cardigan” donde canta “Y cuando me sentí como un cardigan viejo/ Debajo de la cama de alguien / Me pusiste y me dijiste que yo era tu favorita”. Y él nuevamente formó parte de la composición, esta vez en dos canciones y bajo el mismo pseudónimo.

A mediados del 2021, Taylor le agradeció públicamente a Joe por ayudarla a hablar con mayor libertad sobre política. Pero sin duda uno de los momentos más recordados fue al ganar su tercer premio Grammy a Mejor Álbum del Año por Folklore. La artista subió al escenario acompañada de sus colaboradores Jack Antonoff y Aaron Dessner, tomó el premio y le dedicó el triunfo a su novio. “Es la primera persona para la que toco cada tema que compongo y me la he pasado en grande escribiendo canciones para ti durante la cuarentena”, dijo delante de todos.

Taylor Swift y Joe Alwyn, un amor pandémico en Londres
Taylor Swift y Joe Alwyn, un amor pandémico en Londres

Después de seis años de relación y con una pareja que parecía enamorada y consolidada, los rumores de boda comenzaron a esparcirse. Era el sueño de miles de fanáticos alrededor del mundo, pero en medio de la gira The era, el portal americano Entertainment Tonight aseguró que Taylor y Joe se habían separado “amistosamente”.

Ante semejante noticia bomba, los usuarios en redes sociales pusieron en tendencia el hashtag “Ya no creo en el amor” porque, de acuerdo con los internautas, era una de las relaciones más fuertes dentro del medio artístico. “Yo quiero creer que la ruptura es sólo un rumor, pero también recuerdo que Joe no le ha dado like a ningún post de Taylor (cuando antes reaccionaba a los 5 segundos)”, “Terminó con la persona a la cual le escribió ‘Delicate’, definitivamente ya no creo en el amor”, “Taylor y Joe han roto, ya no creo en el amor”, “Sin más por decir me salgo de redes, ya no creo en el amor”, fueron algunos de los comentarios testigo sobre la ruptura de la relación de la cantante y el actor.

Los motivos de la ruptura nunca se supieron con certeza. Una teoría aseguraba que Alwyn tenía problemas con el nivel de fama de su ahora exnovia y de su exposición mediática. Otra afirmaba que la causa de la separación habrían sido los compromisos laborales de la intérprete y los proyectos actorales en la vida de Joe que les impedían verse con asiduidad.

A pesar de la ruptura, Taylor siguió trabajando en su carrera y apostando al amor. Hoy está en pareja con Travis Kelce, la estrella de la NFL que la desafió en un programa de televisión: “Te he visto brillar en el escenario de Arrowhead, tal vez tengas que venir a verme triunfar a mí en el estadio y podemos ver cuál de los dos lo hace mejor”. Ella aceptó el desafío y días después se la vio en un palco del estadio de los Chiefs de Kansas City, junto a la madre del jugador y gritando eufóricamente un touchdown del muchacho. Luego ambos salieron juntos del edificio, confirmando el incipiente noviazgo. Y por estos días, el deportista está en el país siguiendo los pasos de su amada.

Si el romance de artista y estrella de NFL terminará en boda o no, no podemos predecirlo. De lo que sí estamos seguros es que pase lo que pase, Taylor podrá plasmar ese amor o desamor en futuras y pegadizas canciones. Tal vez en sus conciertos en River cuando sus fans griten “una más y no jodemos más”, la muchacha se pregunte si sus fans se refieren a sus canciones o a sus amores…