Gente fuera del estadio y corridas por llegar a la valla: la locura “swiftie” en el primer recital de Taylor Swift en Argentina

La cantante tuvo su primera presentación en el país y se encontró con los miles de fanáticos que ansiaban por la llegada de la artista

Compartir
Compartir articulo
La cantante se volverá a presentar el viernes 10 y el sábado 11 de noviembre

Después de cinco meses de espera, Taylor Swift pisó el suelo argentino para presentarse por primera vez en el Estadio Mas Monumental como parte de su exitosa gira mundial “The Eras Tour”. En la primera noche del jueves 9 de noviembre, la cantante se presentó ante más de 70 mil personas que cantaron, bailaron y la homenajearon a lo largo de un show que duró 3 horas y 15 minutos.

Desde que la artista internacional aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza durante las primeras horas de la tarde del miércoles 8, la Taylormanía inundó las calles de la city porteña. A pesar de que en el sitio ya había carpas de fanáticos que tenían la intención ocupar los primeros lugares junto al escenario, con el pasar de las horas se sumaron el resto de los swifties que vistieron looks inspirados en cada uno de los conceptos artísticos que la estrella ideó a lo largo de su trayectoria.

La consigna era seleccionar alguno de los diez álbumes que componen la discografía de la Miss Americana, aunque también era válido recrear algunos de los outfits icónicos que haya llevado a una gala de premiaciones. La creatividad estuvo a la orden del día, y pese a las preferencias personales de cada uno de los fans, estos encontraron un punto de encuentro en los friendships bracelets (pulseras de la amistad) que se repartieron entre sí.

A lo largo de la gira que ya pasó por Estados Unidos y México, con las pulseras de la amistad, los swifties impulsaron una tendencia que se volvió viral en las diferentes redes sociales. El origen del movimiento que tuvo a millones de personas alrededor del mundo creando pulseras basadas en la cantante y sus letras surgió a raíz de un verso sacado de “You’re on Your Own, Kid”, una de las canciones que forman parte de “Midnights”, su décimo disco.

Las puertas se abrieron a las 15 horas para quienes contaban con pases VIP, mientras que el resto ingresó a las 16 horas

“Así que haz las pulseras de la amistad, aprovecha el momento y disfrutalo”, dice traducida al español la lírica que incentivó a millones de personas a comprar tanzas y mostacillas de todos los colores y letras, con el objetivo de unir lazos entre el fandom y seguir el consejo que parecería recomendar la misma frase. Asimismo, la canción cobró un significado especial para los fanáticos argentinos que, en tiempos mundialistas, supieron encontrar similitudes con la historia de Lionel Messi en el seleccionado nacional, ya que el mismo título expresa: “Estás solo en esto, chico”.

Pero los friendship bracelets solamente fueron la punta del iceberg de los momentos más destacados de la jornada, debido a que la emoción que transmitieron los colocaron como el tema del día. Y es que desde la llegada de otros ídolos pop como lo fueron Justin Bieber o la banda británica-irlandesa One Direction que no se observaba una movilización de tal magnitud.

Las fanáticas de Taylor Swift le rindieron homenaje al elegir los atuendos más icónicos de la compositora

Pasaron cinco meses desde que se confirmó en junio la llegada de Taylor Swift a la Argentina, it’s been a long time coming (ha pasado mucho tiempo) desde que los fanáticos comenzaron a soñar con este día. La euforia fue tal que las corridas dentro y fuera del estadio para llegar primeros a las vallas comenzaron a las 15 horas entre quienes tenían entradas VIP y se volvió a repetir a las 16 horas cuando se abrieron las puertas para el público general.

Sin embargo, hubo un público externo que se quedó afuera del estadio durante todo el show, debido a que no consiguieron entradas para ninguna de las tres fechas en las que se presentará (9, 10 y 11). Uno de los casos que se volvieron virales fue el de una niña llamada Ema, quien fue entrevistada por un móvil de A24, en donde contó que estaba en compañía de su hermana, madre y tía. “Taylor, te amo. Espero que veas esto, pero no sé si lo vas a ver”, mencionó al explicar que eligió vivir “The Eras Tour” de esa manera porque es “algo que se vive una vez en la vida”.

La menor asistió con su familia a escuchar el concierto desde afuera del estadio

Dentro del predio de River, la fiesta comenzó cerca de las 19 horas, cuando el telonero nacional Louta salió al escenario para cantar algunas de sus canciones. Luego del artista argentino, la invitada especial de Taylor Swift, Sabrina Carpenter, prosiguió a preparar la escena antes de que la artista principal apareciera a las 20:40.

En medio de la cuenta regresiva, los gritos colmaron el estadio, mientras que la compositora abrió el concierto con el set de Lover y una sorpresa para todo el público: el estreno de un nuevo bodysuit con pedrería en distintos tonos rosados. No obstante, ese no fue el único cambio que se vio, ya que añadió un nuevo blazer y botas rosadas cuando entonó “The Man”.

A lo largo de la gira que promete ser la más exitosa en la historia de la música, la cantante inició el ritual de regalar la icónica prenda en cada show

La cantante se adueñó instantáneamente de las miradas de un público extasiado que cantó, gritó y saltó las 45 canciones que eligió para la primera noche. La imagen que brindó la multitud no solo será imborrable para los fans, sino para la misma Swift que afirmó: “Soy afortunada de estar enfrente de uno de los públicos más épicos que hayan existido. Estoy muy emocionada de tocar este show para ustedes, porque de la manera en la que están bailando y cantando, ustedes están a otro nivel”.

Aunque la estrella tiene la costumbre de seleccionar dos canciones sorpresa que intercambia en cada show (esta vez se trataron de “The Very First Night” y “Labrynth”), lo cierto es que los swifties le prepararon varios fan actions sorpresa que descubrieron a lo largo de la noche. Las actividades grupales que prepararon consistieron en levantar un cartel con la frase “We will stay”, como forma de demostrar su fidelidad durante la canción “The Archer”, una ovación después de que cantara “Champagne Problemas” y la formación de la bandera argentina después de que terminara el set de la era de “1989″.

La artista estadounidense viajó en compañía de su familia

Por otro lado, el asombro también estuvo presente dentro del público, debido a que varias fanáticas comentaron en las redes sociales que algunas de ellas asistieron en compañía de sus parejas. Entre ellos, se viralizó el caso de un hombre que, tal como reza la costumbre, le pidió la mano a su novia mientras sonaba “Love Story” de fondo.

Una vez que finalizara el show, la avalancha de fanáticos se volvió a formar en sentido contrario, en donde muchos de ellos llevaban grandes sonrisas y ojos llorosos por haber sido parte del tour mundial que se espera que tenga una recaudación de 1.400 millones de dólares, según la revista Forbes. Sin duda, miles de personas atesoraran el recuerdo de una jornada histórica que promete dar revancha en las siguientes fechas.