Karina Jelinek se confiesa: de la traición que aún no supera a la necesidad de trabajar luego de haber sido estafada

La modelo, que viene de pasar Año Nuevo en Punta del Este, regresó al país para hacer teatro en Rosario. En el medio, habló con Teleshow

Compartir
Compartir articulo
Karina Jelinek (Instagram)
Karina Jelinek (Instagram)

Pregonó el bajo perfil desde que irrumpió en los medios. Y aunque se desconocen detalles de su vida privada, se las ingenia para ser noticia cada vez que se lo propone. Una foto, una frase, una declaración: Karina Jelinek siempre es tema. Fue tocada con la varita mágica, adoptada por el público, no le hace falta más que aparecer para irradiar luz y generar una revolución.

Luego de haber forjado un camino sólido como modelo, en los últimos años decidió darle un vuelco a su carrera. Además de hacer cine, se inclinó hacia la televisión para ser parte de La Jaula de la Moda, el renombrado programa de Horacio Cabak. Apasionada de este mundo de la pasarela, en el que se inició a los 16 años, puede estar horas y horas hablando sobre este tema.

Pero una vez que sale de esta temática, sus palabras ya son cuidadas meticulosamente. Hay circunstancias que, de un tiempo no muy lejano a esta parte, abrieron otras puertas. Ya ni siquiera su controvertido y fallido matrimonio con Leo Fariña, sino tramas muchos más profundas, como la estafa vivida por parte de una persona muy cercana a ella y su gran anhelo de ser mamá.

En lo laboral, tras haber perdido todos sus ahorras, volvió a empezar. Actualmente dejó las costas de Punta del Este, uno de sus lugares en mundo, para desembarcar en Rosario. El jueves 5 debutó sobre las tablas con la obra No paramos de triunfar. “Digamos que este sería mi segundo estreno en teatro -aclara Jelinek-. El primero fue con un streaming con La Jaula de la Moda en 2020, fue algo muy divertido. Yo nunca había hecho esto aunque sí había actuado. Es una experiencia maravillosa. Te soy sincera: es una bendición actuar para mí. Es muy divertida la obra, es una comedia para la familia y estoy muy contenta porque me identifica mucho. Vengan a verla, porque por supuesto que voy a meter mis latiguillos personales”.

Karina Jelinek, Medina Flores, Belén Francese y todo el elenco de No paramos de triunfar, luego de un estreno a sala llena en Rosario
Karina Jelinek, Medina Flores, Belén Francese y todo el elenco de No paramos de triunfar, luego de un estreno a sala llena en Rosario

—¿Quiénes te acompañan?

—Estamos en el City Center de Rosario. El elenco está compuesto por una de las mejores personas que conocí en mi vida: Fabián Medina Flores. Lo amo, nos llevamos súper. También están Belén Francese, Mariano De La Canal, que no te puedo explicar lo divertido que es, Hernán Cabanas y el cantante Cristian Fontán. Es bajo la dirección de Ezequiel Procopio y la productora es de mi amigo personal Fabián Esperón. Además, también mi trabaja mi compañera Flor Parise, ella es muy importante para mí y me está ayudando mucho a concretar este proyecto.

—No hace mucho dijiste que tenés que trabajar, que no tenés tanto dinero como la gente cree. ¿Hacer teatro tiene que ver con eso?

—Y sí... Lo que siento en una bendición para mí, volver a trabajar en lo que es la actuación. Acordate que actúe en dos películas: soy una actriz de cine (risas). Estuve en Bañeros 4 y Locos sueltos en el zoológico. Con respecto a la pregunta, en ciertas ocasiones las personas creen que las personalidades del medio tenemos una vida como “¡Woooow!”, pero en la mayoría de los casos no es así. En mi caso, tengo que generar dinero constantemente para vivir. Mis padres siempre me enseñaron que el trabajo es muy importante para la vida. Trabajo desde muy pequeña, desde los 16 años.

—Estás acostumbrada a pasar tus veranos en Punta del Este o Miami ¿Cómo vas a hacer ahora, trabajando?

—Siempre me gustó vacacionar, es algo tan lindo, de lo que uno nunca se cansa (risas). Pero por lo que hablamos, ahora tuve que priorizar mi trabajo en Rosario por eso tomé la decisión de pasar unos días en Punta con mis amigos y con Flor, por supuesto. Fueron apenas unos poquitos días, los necesitaba para estar espléndida para mi debut.

Karina Jelinek, en Punta del Este (RS Fotos)
Karina Jelinek, en Punta del Este (RS Fotos)

—Hablando de lo económico, ¿cómo sigue la causa contra tu amigo, el que te robó los ahorros?

—Mirá, te digo la verdad: la Justicia está a mi favor. Por ahora va bien, pero como sabrás, estas cosas toman su tiempo por la investigación que hacen. Pero todo lo dejo en la Justicia, pero también en la justicia de Dios. Yo soy creyente y tengo fe de que va a salir todo bien.

—Más allá del robo, imagino la decepción por ser una persona muy cercana la que hizo esto.

—Ese es el tema… Se trata de una gran decepción que recibí quien era mi mejor amigo, el de toda la vida, como un segundo padre para mí. Esa era la relación. Dudé mucho de los pasos a seguir, pero finalmente lo puse en las manos de la Justicia porque no me quedó otra opción. Le di la oportunidad de esperarlo tres años para que me devolviera al menos en cuotas los ahorros de mi toda vida, que le pedí que los guarde en una caja de seguridad, pero no lo hizo y desapareció. Me dejó sin nada.

—¿Sigue en pie el proyecto de ser madre o lo abandonaste a raíz del robo del dinero, que ibas a usar para eso?

—Parece una novela esto, sinceramente... Lo que siento es que algo que nunca voy a abandonar. Adoro a los niños, me gustan las familias numerosas, yo vengo de una familia con muchos hermanos. Dios mediante, ojalá pueda lograrlo… ¿Qué persona abandona sus sueños? Yo no lo voy a hacer. Pero bueno, le puse un stop al tema por cuestiones personales. Lo del robo es una parte, pero también hay otras cuestiones personales que no vienen al caso. No acepto preguntas de eso (sonríe).

—¿Y el corazón? ¿Estás enamorada?

—Sí, estoy muy enamorada pero, como sabrás, soy muy reservada con eso. Te puedo dar la primicia de que estoy enamorada, pero nada más que eso.

Karina Jelinek se tomó unos días de descanso en Punta del Este, antes de comenzar con el teatro en Rosario (RS Fotos)
Karina Jelinek se tomó unos días de descanso en Punta del Este, antes de comenzar con el teatro en Rosario (RS Fotos)

—Imagino que por lo que representas te debe costar saber quién se acerca a vos de manera genuina.

—Lo dejo a tu criterio… O al de los que estén leyendo la nota (risas).

—Leo Fariña, el casamiento con él…

—(Interrumpe) No lo quiero ni nombrar. Prefiero evitar eso.

—Siempre se te relaciona con Flor Parise.

—Ella es la compañera perfecta. La pasamos muy bien juntas. Que cada uno diga lo que quiera.

—¿Hay algo de lo que te arrepentís en tu vida?

—Sí, de mi matrimonio anterior: la pase muy mal. Fueron años de mucho dolor, mucha exposición, fue algo muy sombrío en su momento. Eso sí te lo puedo contar. No me gustaría vivir eso nunca más.

Seguir leyendo: