Benedict Cumberbatch, Doctor Strange, por Buenos Aires: estuvo en el Colón con su esposa, Sophie Hunter

El actor estuvo aplaudiendo de pie a su pareja y madre de sus tres hijos, quien dirigió las óperas Los siete pecados capitales y El castillo de Barbazul

Benedict Cumberbatch salió rápido del Colón y se dirigió a la camioneta que lo esperaba (Crédito: Grosby Group)
Benedict Cumberbatch salió rápido del Colón y se dirigió a la camioneta que lo esperaba (Crédito: Grosby Group)

Benedict Cumberbatch, popularmente conocido por su personaje en Doctor Strange estuvo anoche en el Teatro Colón acompañando a su esposa, la cantante lírica Sophie Hunter, que dirigió por primera vez en el majestoso espacio de la calle Cerrito. La artista fue la encargada de darle vida a Los siete pecados capitales de Kurt Weill y Bertolt Brecht y El castillo de Barbazul de Béla Bartók.

La estrella de Hollywood intentó pasar desapercibida en la presentación, por lo que acompañó a la madre de sus tres hijos desde un costado de la sala. Al finalizar la pieza, en medio de un tumulto de fanáticos que querían verlo a él, la pareja bajó rápidamente las escalinatas del Colón y se subieron en medio de un operativo a una camioneta que los llevó hasta Florida, provincia de Buenos Aires, donde están parando. Aún así, ella se hizo unos minutos para saludar y firmar autografos.

Antes de subir a la camioenta, Sophie Hunter saludó a los fans
Antes de subir a la camioenta, Sophie Hunter saludó a los fans
Luego de dirigir dos óperas, la artista firmó autógrafos  (Crédito: Grosby Group)
Luego de dirigir dos óperas, la artista firmó autógrafos (Crédito: Grosby Group)

La dirección en escena de Hunter, se complemente con el trabajo de Jan Latham-Koenig en la dirección musical y ambas óperas tendrán función también los días miércoles 28 y jueves 29 de septiembre y domingo 2 de octubre.

Desde que llegó a Buenos Aires, la cantante prácticamente solo fue de su hotel al teatro a ensayar y para no incomodarla, él prefirió no asistir a las pruebas, por eso es que se lo pudo ver paseando por Palermo y fue una usuaria en Twitter quien lo descubrió, le tomó fotos y viralizó el momento.

“Mi viernes empezó muy tranqui cruzándome a Benedict Cumberbatch en plaza Armenia”, escribió la tuitera el 17 de septiembre. Junto al mensaje incluyó una foto del actor caminando con anteojos negros, sombrero y vestimenta casual para no llamar la atención y poder disfrutar de un momento en familia. La internauta aseguró que pudo charlar con él durante unos minutos: “En mi inglés indio, pero como la esposa hablaba español fue más fácil”.

Benedict Cumberbatchde paseo por Palermo
Benedict Cumberbatchde paseo por Palermo

“Chicos, encima es divino, un amor mal el y su esposa. Se subía a los jueguitos de la plaza, y no tenía problema con las fotos, solo pidió que taparan o borraran a los nenes si las publicaban”, explicó, haciendo referencia a sus tres hijos.

El actor y su pareja se conocieron en el 2009 cuando él aún estaba con la actriz Olivia Poule y cuatro años después se reencontraron y comenzaron una relación que mantuvieron en secreto durante bastante tiempo hasta que anunciaron su casamiento. Tiempo más tarde se convirtieron en papás de Christopher, Hal y Finn, de siete, cinco, y tres años, respectivamente.

El británico saltó a la fama por su interpretación de Sherlock Holmes en la serie de la BBC y fue dos veces nominado a un premio Oscar a mejor actor, la primera por su papel en El Código Enigma y luego en El poder del perro. Sin embargo, su rol mas recordado es el de El Dr. Stephen Strange en el filme homónimo de Marvel de este año.

Uno de los momentos más duros por los que tuvo que pasar el artista fue cuando en el 2005 fue secuestrado en Sudáfrica. Se encontraba en Santa Lucia rodando To the ends of the Eart”, una miniserie de la BBC. En un alto del rodaje, junto a Theo Landey y Denise Black, dos de sus compañeros de filmación, decidió conocer las playas del lugar. El problema comenzó cuando se les pinchó un neumático en medio de la noche. Pensaron que alguien se acercaba a ayudar pero se equivocaban, del vehículo bajaron seis hombres enmascarados y con fusiles. Rápidamente los pusieron de espalda y les ordenaron que colocaran sus manos en la cabeza. “Hacía frío y estaba oscuro. Teníamos cuidado porque es un lugar notoriamente peligroso para conducir”, dijo a The Hollywood Reporter. “Comenzaron a cachearnos y dijeron: ‘¿Dónde está su dinero? ¿Dónde está la droga?’ - habíamos fumado un poco de hierba- Y en ese momento, esta adrenalina de lucha o huida simplemente explotó en mi cuerpo. Yo estaba como, ‘Vamos a morir’”, recordó alguna vez.

SEGUIR LEYENDO: