Noticias falsas: ¿los usuarios deben hacerse cargo de lo que comparten?

Jeff Jarvis, profesor en la Escuela de Periodismo de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, habló con Infobae sobre el rol de los usuarios a la hora de consumir información
Jeff Jarvis, profesor en la Escuela de Periodismo Craig Newmark de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY)

La tecnología cambió, entre otras cosas, la forma de comunicarnos. En la era digital el usuario es bombardeado con información que le llega desde diferentes medios y plataformas. Y en este mar de datos, muchas veces es víctima de las noticias falsas que no solo quedan en sus manos sino que con apenas un clic reenvían a cientos de usuarios a través de WhatsApp, Facebook o cualquier otra plataforma.

Así, el lector, con mayor o menor grado de conciencia, amplifica el alcance de esos mensajes falsos. Ocurre cuando reenvía audios, textos y fotos sobre supuestas enfermedades terminales, denuncias de desapariciones que no son tales y otras fake news.

Sobre estos y otros desafíos de la información digital habló Jeff Jarvis, profesor en la Escuela de Periodismo Craig Newmark de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), en diálogo con Infobae.

Jarvis será uno de los oradores en Media Party, la conferencia sobre medios que se llevará adelante del 22 al 24 de agosto en Ciudad Cultural Konex, donde participarán más de 2.500 periodistas, programadores, diseñadores y emprendedores para hablar sobre el futuro de los medios.

El desafío de las fake news

"Creo que tenemos que alentar a las personas a compartir de manera responsable, y que se den cuenta de que cuando comparten desinformación u odio están diciendo mucho sobre ellos mismos, internet y la sociedad que quieren construir", destacó Jarvis.

Las redes sociales, tras varios escándalos por la difusión de mensajes de odio e información falsa, comenzaron a llevar adelante diferentes iniciativas para combatir esto.

Pero más allá de las estrategias que se lleven adelante desde diferentes plataformas para evitar o dificultar la difusión de las noticias falsas, es fundamental que el usuario también se haga cargo de lo que consume y comparte.

La gente tiende a viralizar información sin cuestionarse ni investigar de dónde procede la noticia. Y este es un problema global que desde diferentes instituciones globales se busca solucionar desde la educación: ya no alcanza con tener acceso a la información sino que resulta necesario saber discernir, cuestionar, consultar la fuente o procedencia de un texto antes de compartirlo.

“Creo que tenemos que alentar a las personas a compartir de manera responsable”, destacó Jarvis

Periodismo social

Jarvis también subrayó el rol del periodismo social, que tiene como misión ofrecer un servicio, contenido conectado con las necesidades e intereses de la gente. Y para generar este tipo de información, los periodistas tienen que trabajar más cerca de los usuarios, estar más abiertos a escuchar lo que la comunidad requiere.

"El periodismo social trata de cambiar la relación entre el público y el periodista, basándose en mayor entendimiento, relevancia y valor", dijo Jarvis.

En este sentido, contó que desde la Iniciativa de Integridad en las Noticias (News Integrity) en la Universidad CUNY buscan apoyar proyectos como el de Spaceship Media, que buscan propiciar el diálogo y el acercamiento entre los medios y las comunidades.

En síntesis, se habla de volver a las raíces, acercar la información al lector, así como favorecer una escucha atenta y más significativa. Si el entorno bombardea con noticias y datos generales, quizás el desafío sea comenzar a pensar más en relatos conectados con la realidad de las comunidades.

Según Jarvis, los medios deben propiciar nuevos modelos de negocios donde el eje pase por generar valor para la gente y sus comunidades.

Las redes sociales y el periodismo

Jarvis dijo que en el periodismo se necesita usar las redes sociales para distribuir información, como una herramienta más para acercarse al lector, al espacio donde ocurren las conversaciones.

Y remarcó que "las plataformas necesitan darse cuenta de que están siendo manipuladas por un número de actores malos que son impulsados ​​por el dinero (spammers y estafadores), la psicología (trolls) y la política (propagandistas) y deben tomar decisiones y compensar esa manipulación".

SEGUÍ LEYENDO: 

Últimas noticias

Mas Noticias