Femicidio en Catriel: mató a golpes a su ex, la envolvió en film y la enterró

Patricia Rodríguez Rendón (31) había desaparecido el martes en Río Negro. Fernando Cronenbold, padre de la hija de la víctima, confesó el crimen y marcó el lugar donde descartó el cuerpo

Los habitantes de Catriel no salen de la conmoción. La localidad rionegrina fue escenario de un crimen atroz: a Patricia Rodríguez Rendón (31) la asesinaron a golpes, su cuerpo fue envuelto en papel film y descartado en una zona descampada, a unos 70 kilómetros de la ciudad. Por el homicidio está detenido el ex de la víctima, Fernando Cronenbold (43), quien confesó que la mató a golpes y dijo donde enterró el cuerpo.

De acuerdo a la investigación, todo comenzó la mañana del martes pasado, cuando Patricia desapareció luego de dejar en la escuela a la hija de 8 años que tenía en común con Cronenbold. Una amiga de ella realizó la denuncia por averiguación de paradero y el Ministerio Público Fiscal local, en conjunto con la policía provincial, iniciaron el protocolo dispuesto para este tipo de búsqueda. A las pocas horas, el ex, que trabajaba como soldador en un taller, fue detenido en uno de los ingresos a Catriel.

Desde un primer momento, los investigadores señalaron a Cronenbold como sospechoso, ya que tiene antecedentes por violencia de género. Patricia y su ex, ambos de nacionalidad bolivianos, estaban separados hace un tiempo. Según revelaron medios locales, en 2020 la mujer lo denunció por episodios de violencia y la Justicia dispuso al soldador una prohibición de acercamiento a menos de 500 metros. Esa medida, posteriormente, quedó sin efecto cuando la pareja retomó la convivencia.

Tras la ruptura, Rodríguez Rendón había iniciado una nueva relación sentimental con otro hombre, Francesco Nuvolari, oriundo de Italia, a quien planeaba visitar el 28 de julio y quedarse unos meses con él. El martes pasado la víctima tenía reservado un vuelo con una amiga a Buenos Aires para tramitar la visa para poder viajar. Pero ese día, entre las 8.05 a las 9.10, de acuerdo a la reconstrucción de la fiscalía, Cronenbold llegó hasta su casa y la atacó a golpes.

El fiscal Gustavo Herrera dijo que el detenido la sorprendió por detrás y la agredió en la cabeza con un elemento duro, lo cual le provocó una hemorragia cerebral que acabó con la vida de la mujer. Luego, el acusado “envolvió el cuerpo todo deteriorado, más que nada el rostro, con un papel film. Lo cargó en el baúl de un Renault Fluence y, entre las 12.30 y las 17, se trasladó a un descampado situado a unos 80 kilómetros de Catriel, en la zona de Medanito”, aseguró el fiscal.

La búsqueda de la víctima siguió adelante hasta que el detenido se quebró y confesó el miércoles por la noche el lugar exacto en donde se encontraba el cuerpo, a la vera de la ruta 57. Si bien la zona es de difícil acceso, es muy conocida por el acusado, ya que había trabajado en esa zona petrolera. Durante esta madrugada, en un operativo encabezado por Herrera, se encontró el cadáver de Patricia.

Loa policías que localizaron el cuerpo descubrieron que le faltaba el pulgar de la mano derecha. Para el fiscal, Cronenbold lo cortó con el fin de desbloquear el celular de la mujer y poder utilizarlo. Incluso, en la investigación se estableció que desde ese dispositivo se enviaron mensajes de texto a las amigas de Patricia: era un intento de despistarlas y no alarmarlas por la desaparición.

Este jueves, Cronenbold enfrentó la audiencia imputativa. Su defensa planteó nulidades, sostuvo la inocencia del imputado y expuso una hipótesis alternativa: su abogado dijo que se trató de un crimen relacionado al narcotráfico y que el acusado fue obligado a entregar el cuerpo de la víctima.

La jueza María Agustina Bagniole desestimó ese pedido del defensor y dispuso la prisión preventiva para el imputado por el femicidio de Rodríguez Rendón.

Mientras tanto, vecinos marcharon esta tarde a la Comisaría 9 de Catriel para reclamar justicia. En tanto, la Municipalidad local decretó dos días de duelo y autoridades de Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia intervinieron para ocuparse del cuidado de la hija de la víctima y el victimario hasta que llegaran sus abuelos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR