El City Center de Rosario abarca más de una manzana y el ingreso del público es por Boulevard Oroño. Los disparos salieron desde la calle Moreno, sobre el lado este del casino
El City Center de Rosario abarca más de una manzana y el ingreso del público es por Boulevard Oroño. Los disparos salieron desde la calle Moreno, sobre el lado este del casino

Faltaban diez minutos para las once de la noche del sábado. Enrique Elsino estaba en una suerte de balcón cubierto del sector fumadores del lateral este del casino City Center de Rosario. Tenía 64 años y era oriundo de la ciudad santafesina Las Parejas. Murió el domingo, once horas después, exactamente a las 10:23 de la mañana en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA). Las razones de su tragedia son una gran incógnita.

Por la calle Moreno al 6300, sin sentido aparente, el casino comenzó a ser atacado a disparos. Lo hicieron en varias oportunidades en dirección hacia los ventanales del sector fumadores del establecimiento. Las balas trazaron una trayectoria estimada en cuarenta metros con rejas, árboles y vegetación que interrumpen la visión y entorpecen el identificación de las personas que están dentro de la casa de juegos. En la calle, se secuestraron cuatro vainas calibre 9 milímetros y en los paneles del lugar se constataron seis disparos de arma de fuego, de los cuales cuatro impactaron contra los cristales del edificio.

De acuerdo a información preliminar de la policía, surgió la teoría de que dos personas en motos ejecutaron los disparos. La fiscalía no descarta que el ataque haya sido perpetrado desde el interior de vehículos en movimiento
De acuerdo a información preliminar de la policía, surgió la teoría de que dos personas en motos ejecutaron los disparos. La fiscalía no descarta que el ataque haya sido perpetrado desde el interior de vehículos en movimiento

Dos de los disparos impactaron en el cráneo del apostador: una en el parietal izquierdo y otra en el ojo derecho, con un orificio de entrada y otro de salida, según reportó Rosario 3. Jorge Bitar, el director del hospital, dijo por la madrugada del domingo que el herido se encontraba en terapia intensiva por lesiones graves sufridas en el sistema nervioso central y había revelado que el pronóstico era malo porque el paciente no evolucionaba. Finalmente, falleció, pocas horas después.

El fiscal de homicidios dolosos Luis Schiappa Pietra llegó a la escena del crimen a las 23.15. Solicitó, de manera urgente, la intervención del gabinete criminalístico para comenzar con el esclarecimiento del hecho. Ordenó toma de testimonios y el relevamiento de cámaras de seguridad del casino y zona de influencia. En un primera averiguación con filmaciones internas, se descartó que el móvil haya provenido desde el interior del lugar. En base a un informe policial preliminar, comenzó a circular la versión de que dos personas en moto habrían sido los responsables de la balacera.

Sebastián Carranza, vocero del Ministerio Público de la Acusación de Rosario, no confirmó estas conjeturas porque “hay medidas en curso de investigación”. “No podemos corroborar esa primera versión”, dijo en diálogo con TN. La fiscalía estudia la posibilidad de que los disparos hayan salido desde el interior de vehículos en circulación por la calle Moreno en dirección sur - norte. Y, a su vez, desestimaron la teoría de que los disparos obedezcan a un conflicto entre particulares en la calle. El ataque estaba dirigido hacia el casino.

“La hipótesis primaria que lleva la fiscalía en las primeras horas de la investigación es que posiblemente haya sido un hecho de abuso de arma que haya terminando en un homicidio. No tenemos un indicio claro de que haya sido un ataque contra esta persona”, dijo Carranza, quien, a su vez, aclaró que la víctima “salió a fumar voluntariamente y no se encontraba discutiendo con otra persona que lo haya puesto en esa posición”.

Otro episodio más que intensifica el clima de violencia en Rosario y cuyo móvil incierto alimenta las sospechas de un ataque mafioso.

Seguí leyendo: