El engaño no prosperó y la mujer quedó detenida
El engaño no prosperó y la mujer quedó detenida

En las rutas de Mendoza quedó al descubierto uno de los métodos más curiosos para transportar droga. Tratando de engañar a los controles de seguridad, una mujer argentina de poco menos de 30 años montó un embarazo simulado: había hecho un falso vientre de cartapesta, la técnica que usa trozos de papel de diario cortados a mano y unidos mediante un pegamento.

El objetivo era, por lo menos, llevar la carga desde la capital mendocina hacia la ciudad de Caleta Olivia, en la provincia de Santa Cruz. Ese trayecto hacía la mujer acompañada de un hombre en un micro de la empresa Andesmar antes de ser descubierta por la Gendarmería Nacional en un control sobre la Ruta Nacional N° 40. Era algo obvio desde el comienzo. La curvatura de la panza, una especie de círculo, se volvía muy evidente, como si tuviese una piñata colgando.

En total, la Gendarmería incautó cuatro kilos y 540 gramos de marihuana
En total, la Gendarmería incautó cuatro kilos y 540 gramos de marihuana

Al inspeccionar el vehículo, a los efectivos de la fuerza les llamó la atención el bulto que tenía la joven en la zona del vientre. Ella decía estar embarazada, pero sus palabras no convencieron. En consecuencia, le pidieron que bajase del colectivo. Al revisarla dieron cuenta de la maniobra: tenía en su falsa panza 15 paquetes de marihuana.

En el mismo procedimiento, los oficiales dependientes del Escuadrón 28 Tunuyán también sospecharon de un equipaje de mano que llevaba un hombre junto a ella. En ese bolso negro encontraron luego otros dos paquetes de tipo ladrillos que estaban ocultos. En total, incautaron cuatro kilos y 540 gramos de hierba prensada.

La falsa panza en la que la mujer trató de disimular la droga
La falsa panza en la que la mujer trató de disimular la droga

Tanto la mujer como el hombre quedaron detenidos. En la causa interviene la fiscal Alejandra Obregón, de la Fiscalía Federal Nº 1, con conocimiento del Juzgado Federal Nº 1, Secretaria Penal "C" a cargo de Mariela Andia, quien dispuso el arresto de los pasajeros.

En los últimos tiempos, la Gendarmería Nacional se encontró con formas al menos creativas de contrabandear droga para burlar controles, más allá de los clásicos dobles fondos de los autos. Doce kilos de cocaína disimulados en tablas de planchar fueron incautados en un micro cerca de Rosario la semana pasada, que había partido de Formosa. En Jujuy, un hombre de nacionalidad boliviana fue sorprendido con siete kilos de cocaína dentro de un parlante mientras viajaba a Tucumán. Otra encomienda detectada en Salta tenía marihuana entre manteles finos de hilo bordado.

SEGUÍ LEYENDO: