Podría ser el capítulo de un episodio de comedia, pero fue real. En la zona sur de Rosario, una mujer robó el DNI de la jubilada que cuidaba y retiró dinero del banco, haciéndose pasar por ella. Hasta aquí lo que podría ser un fraude común y corriente, pero lo llamativo fue el método. Para lograr su objetivo y no levantar sospechas, la estafadora (47) -cual actriz- se disfrazó y llegó a imitar el temblor y la lentitud típicas de un anciano.

El timo comenzó a dilucidarse cuando la víctima, de 80 años, detectó una extracción de $79.120 el 28 de febrero pasado y la adquisición de un crédito por $237.525. El monto total había sido retirado en efectivo ese mismo día, por las cajas.

La damnificada presentó la queja a la sucursal del Nuevo Banco de Santa Fe ubicada en San Martín al 2900 de Rosario. La entidad respondió rápido: presentó en mayo pasado la denuncia ante la Policía, luego de que una investigación interna corroborara el fraude con imágenes de las cámaras de seguridad.

"Fue muy importante todo lo que aportó el banco", afirmó el vocero del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Rosario, Sebastián Carranza. "Antes de realizar la denuncia ya le habían reconocido la extracción de la cuenta y la cancelación de la línea de crédito; también detectaron que había pedido una tarjeta y una extensión a su nombre verdadero", agregó.

La Unidad de Delitos Complejos y Económicos del MPA identificó a la estafadora y allanó su casa hace dos días. Tras instrumentar varias medidas judiciales, se comprobó que los tickets de las operaciones bancarias tenían firmas parecidas a la original, pero los peritos corroboraron que fueron falsificadas.

Además, en el allanamiento se secuestraron un televisor, un lavarropas, una heladera y un equipo de música. Los investigadores creen que estos objetos fueron comprados con el dinero sustraído.

La estafadora se caracterizó como una jubilada para concretar el fraude.
La estafadora se caracterizó como una jubilada para concretar el fraude.

La mujer, que "cuidó" a la víctima entre diciembre y febrero, fue imputada por el delito de "estafa en concurso ideal con falsificación de documento privado" y "defraudación mediante uso de tarjeta de crédito". Por ahora seguirá en libertad, ya que no tiene antecedentes penales.

Desde la Fiscalía informaron que el banco ya le devolvió el dinero sustraído a la damnificada. "La estafa asciende a casi 415 mil pesos. Hay que tener en cuenta que se tiene que hacer un relevamiento de todos los elementos electrónicos que compró (la estafadora), lo cual puede incrementar un poco más la suma", precisó Carranza.

SEGUÍ LEYENDO: