Sólo el 3% de los porteños tiene miedo a contagiarse de coronavirus: cuáles son sus preocupaciones durante la cuarentena

Los datos fueron aportados por el programa de Contención Familiar de la ciudad de Buenos Aires. El 80% de las personas que llaman a diario son mujeres

mluna@infobae.com
Según el programa de Contención Familia, sólo el 3% de los porteños teme contagiarse de coronavirus
Según el programa de Contención Familia, sólo el 3% de los porteños teme contagiarse de coronavirus

Hace más un mes, la ciudad de Buenos Aires, mediante la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural y la Secretaría de Innovación y Transformación Digital, habilitó un nuevo canal de atención gratuita para asesoramiento y contención familiar para que los ciudadanos porteños pudieran expresar sus preocupaciones y sentimientos más angustiantes generados por el aislamiento y la pandemia.

Desde el 15 de junio, el programa de Contención Familiar recibió más de 1.500 consultas y hubo 350 conversaciones establecidas con especialistas para tratar los inconvenientes surgidos dentro del seno más íntimo. La cantidad de las mismas y el motivo de los llamados se modificó respecto a los datos arrojados durante la primera semana de relevamiento: la cifra sobresaliente surgió en relación a la preocupación de los porteños en cuanto a contagiarse de coronavirus, en donde sólo el 3% de los llamados fue por temor a contraer el COVID-19.

En la evolución de las consultas, la ansiedad y el estrés se posicionaron en el primer lugar, sumando el 36% de los motivos. Desde la Ciudad detallaron que este parámetro fue subdividido en dos grupos diferenciados: ansiedad/estrés general (23%) y ansiedad por el aislamiento (13%). Más rezagados quedaron los problemas de pareja (18%) y los problemas en la comunicación con los hijos e hijas (17%) como motivos sobresalientes.

En el informe se especificó que el 80% de las llamadas corresponden a mujeres. Del total de contactos, 11% son vecinas y vecinos migrantes. Las personas del núcleo familiar primario (madre-hija/o-padre) son las que más se comunican y un 15,6% de las llamadas recepcionadas provinieron por fuera de la Ciudad.

En la Ciudad hay 465.661 hogares de familias con hijos, según datos del Observatorio de Familias
En la Ciudad hay 465.661 hogares de familias con hijos, según datos del Observatorio de Familias

Las cifras del anterior reporte fueron completamente diferentes. Si bien estas se relevaron cuando la Ciudad estaba en la Fase 1 de la cuarentena, las primeras consultas -hechas durante la Fase 3- expresaron, en primer lugar, problemas de comunicación internos (36%). Luego inconvenientes con la pareja (33%), ansiedad por la cuarentena (22%) y miedo a contagiarse el virus (9%).

La Ciudad estableció que, para acompañar a las familias porteñas en este proceso y ayudarlas en la convivencia en el hogar, se creara una línea de atención telefónica gratuita, disponible de 8 a 21 horas, a través de WhatsApp (11-5050-0147). “El chat se convirtió en un aliado para que la gente encuentre el espacio privado para poder expresar sus problemas familiares y sentimientos, algo que se dificulta en un contexto de aislamiento donde todos los integrantes de la familia comparten la misma casa” explicó la psicóloga Marcela Casabella, directora general de Desarrollo Familiar de la ciudad de Bueno Aires.

Fernando Benegas, secretario de Innovación y Transformación Digital, agregó: “La cuarentena generó un cambio de hábitos en casa que ponen a prueba la convivencia familiar. Atentos a esto, desde la Ciudad brindamos apoyo y asistencia a las familias a través de WhatsApp, entendiendo que pueden estar transitando por una situación difícil debido al encierro. Una vez más, la tecnología nos permite estar cada vez más cerca de los porteños”.

En la Ciudad hay 465.661 hogares de familias con hijos, según datos del Observatorio de Familias, y se busca ampliar las medidas que integran el programa de bienestar integral que viene desarrollando el Gobierno porteño desde el inicio del aislamiento social.

Algunas recomendaciones del programa a las principales problemáticas planteadas que suelen trabajar los especialistas son: “mantener las rutinas similares, previo a la cuarentena, promover encuentros mediante redes sociales, llamadas telefónicas, mensajes con familiares y amigos para evitar el aislamiento emocional y afectivo, aceptar los estados emocionales y bajar las exigencias propias y con los demás miembros de la familia que también están pasando por lo mismo; generar comunicación y diálogo, ser tolerante ante la espera y el tiempo; no es conveniente llenarse de actividades cuando estas se convierten en sinónimo de ser productivo. Hay que permitirse y permitir estar aburrido/a o desganado/a sin hacer nada, no sobreexponerse a noticias, evitándolas durante las primeras horas del día y antes de dormir”.

El programa aconseja "no sobreexponerse a noticias, evitándolas durante las primeras horas del día y antes de dormir”
El programa aconseja "no sobreexponerse a noticias, evitándolas durante las primeras horas del día y antes de dormir”

También, en lo posible, se indicó “hacer ejercicios físicos y seguir una buena alimentación. Con respecto a los niños, niñas y adolescentes es importante no negar la realidad y hacer de cuenta que no pasa nada, sino que hay que entablar un diálogo generando información honesta y clara sobre lo que causa el virus, con un lenguaje apropiado y adecuado a la edad sin dramatizar. No asustarse ante los enojos, los desbordes y las crisis de angustias. Si habita en espacios reducidos es importante respetar los espacios de juego que promueven emociones positivas; tener presente que respetar la cuarentena ya es un esfuerzo en sí mismo. Tratar de escuchar y contener, para permitir que los sentimientos sean expresados. Aceptar que no tenemos todas las respuestas. Aceptar que en este año escolar se darán los contenidos que se puedan y se aprenderá lo que sea posible. Buscar ayuda con un profesional de la salud mental siempre que esté nervioso, triste o ansioso, y que estas emociones alteren la rutina diaria en la que se encuentra”.

“Detectamos una necesidad concreta y trabajamos en el desarrollo de un dispositivo de atención que nos permite como Estado acercarnos a las familias que necesitan orientación y contención frente al desafío que genera el aislamiento social. Su implementación no requiere presupuesto porque es desarrollado por el experimentado equipo de profesionales que viene trabajando hace años en esta temática”, explicó Pamela Malewicz, subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural.

Cómo funciona

Luego de haber iniciado el chat se debe realizar la consulta por la opción Contención Familiar. Allí se desplegarán una serie de opciones para indicar el motivo de la solicitud: si se trata de una situación de violencia; de la pérdida de un familiar; por temas de comunicación familiar; deterioro de vínculos; o soledad y angustia. De esta manera, se confirmará si la persona requiere la orientación de un profesional o debe ser derivada a otras líneas de atención como el 144 en casos de violencia de género, por ejemplo.

En el caso de confirmarse el servicio de atención para la contención familiar, el sistema hará una serie de preguntas para conocer más sobre la familia. Una vez contestadas, se contactará con el profesional especializado en la misma conversación del chat. Si la vecina o el vecino lo requiere o el profesional entienda que la situación lo amerita, la consulta se podrá continuar telefónicamente.

Fotos: Nicolás Stulberg

SEGUÍ LEYENDO:

Cómo serán las seis etapas de apertura de la cuarentena en la ciudad de Buenos Aires