En las estaciones de trenes se observó poco movimiento
En las estaciones de trenes se observó poco movimiento

Durante la mitad de la primera jornada de aislamiento social obligatorio que dictó el Gobierno nacional para contener el brote de coronavirus los transportes de pasajeros registraron bajas significativas en la demanda en el área metropolitana.

Según datos confirmados por el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, en la ciudad de Buenos Aires la congestión vehicular registró una caída del 80%.

A su vez, en el subte viajaron un 90% menos de pasajeros. La merma más pronunciada fue en la línea C, que une Retiro y Constitución, donde alcanzó el 93%.

En los accesos a la Ciudad, Autopistas Urbanas (AUSA) informó que el flujo vehicular cayó más del 70% si se comparan los datos con el flujo del viernes de la semana pasada.

Por su parte, el tren registró una caída del 77% y los colectivos transportaron 56% menos de pasajeros.

Anoche, el Presidente dictó el aislamiento social obligatorio y determinó que el transporte público podrá ser utilizado exclusivamente por las personas que queden excluidas para garantizar el funcionamiento de los servicios básicos, como seguridad, salud y alimentos.

En la zona metropolitana, el transporte público cumplirá con sus cronogramas habituales pero con muchas menos frecuencias, muy similar a los esquemas del fin de semana, y, como el caso del subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires, seguirá el servicio limitado de formaciones que paran únicamente en las estaciones que son consideradas centro de transbordo y las cabeceras.

El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli

En el centro porteño se pudo observar la circulación de algunos taxis y remises, y la Dirección Nacional de Vialidad dispuso el cierre de las estaciones de peaje para facilitar el traslado de los trabajadores de servicios esenciales.

Trenes Argentinos precisó que hoy y mañana los servicios de las líneas Roca, Mitre, Sarmiento, San Martín y Belgrano Sur circularán con cronograma de día sábado, deteniéndose en todas las estaciones intermedias.

En ese marco, el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, celebró que la circulación de personas haya tenido una “reducción importante” pero reconoció que “siempre falta” y que todavía resta “ajustar un poco más”.

No obstante, lamentó que solo en la Capital ya hubo 20 personas arrestadas por no respetar la cuarentena. Más de 10 fueron descubiertos durante un allanamiento en un hotel alojamiento.

“Son diferentes situaciones, pero siempre se puede seguir mejorando. Por otro lado, todavía hay muchas preguntas: por ejemplo, qué pasa con las familias separadas que tienen que cumplir con los acuerdos judiciales. Lo que planteamos es que en el marco de lo racional tenemos que evitar salir de nuestras casas”, explicó Santilli.

Por otro lado, señaló que los taxis tienen permitido circular y que el Gobierno analiza en este momento la situación de los remises. “Están en el gris, porque pueden ser parte de la logística que usan los enfermeros o policías para llegar a sus trabajos”, dijo.

Finalmente, cuando le consultaron cuál es el protocolo correcto para aplicar en los lugares comunes de los edificios como quinchos y piletas, respondió: “Lo central debiera ser que nos quedemos en nuestras casas, evitar cualquier tipo de conectividad”.

Seguí leyendo: