El tratamiento con Ozempic podría beneficiar a pacientes con hígado graso

Un estudio del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EEUU sugirió que el medicamento podría reducir la grasa hepática en pacientes VIH positivos

Guardar

Nuevo

El estudio reportó que un 29 por ciento de los participantes lograron una resolución completa del hígado graso, indicando que la cantidad de grasa en su hígado se redujo a un 5 por ciento o menos del total de contenido hepático
El estudio reportó que un 29 por ciento de los participantes lograron una resolución completa del hígado graso, indicando que la cantidad de grasa en su hígado se redujo a un 5 por ciento o menos del total de contenido hepático

(Ernie Mundell - HealthDay News) - Hay más buenas noticias en torno al medicamento para la diabetes y la pérdida de peso Ozempic: podría ayudar a aliviar la enfermedad del hígado graso en las personas que viven con el VIH, muestra una investigación reciente.

Seis meses de inyecciones semanales de Ozempic (semaglutida) resultaron en una reducción promedio del 31 por ciento de una acumulación dañina de grasa en el hígado de los pacientes VIH positivos, encontró el estudio .

Además, el ensayo contó con “un 29 por ciento de participantes que experimentaron una resolución completa del hígado graso, lo que significa que su grasa hepática se redujo a un 5 por ciento o menos del contenido hepático total”, según un comunicado de prensa del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de EE. UU., que financió la investigación.

El nombre clínico de la afección a la que se dirige el ensayo es enfermedad hepática esteatótica asociada a la disfunción metabólica (MASLD, por sus siglas en inglés). Es la causa más común de enfermedad hepática en los Estados Unidos y, a menudo, ocurre entre personas con obesidad y/o diabetes tipo 2.

Los resultados respaldan la noción de que Ozempic podría tener un impacto positivo en la salud hepática de individuos que padecen VIH, destacaron los investigadores (REUTERS/Lee Smith/File Photo)
Los resultados respaldan la noción de que Ozempic podría tener un impacto positivo en la salud hepática de individuos que padecen VIH, destacaron los investigadores (REUTERS/Lee Smith/File Photo)

Las personas que viven con el VIH también pueden verse afectadas por el MASLD. Según el NIAID, hasta el 40% de los pacientes desarrollarán MASLD, a menudo como efecto secundario del tratamiento.

Si no se trata, la MASLD puede llevar a la necesidad de un trasplante de hígado.

Debido a que Ozempic ayuda a aliviar la obesidad y la diabetes tipo 2, los investigadores dirigidos por el Dr. Jordan Lake, de la Universidad de Texas (UT) Health Houston, se preguntaron si podría ayudar a las personas con VIH.

En el estudio participaron 49 personas que vivían con el VIH, 40 de las cuales tomaban medicamentos supresores del VIH que contenían algún tipo de inhibidores de la transferencia de la cadena de la integrasa. Se sabe que esos medicamentos tienen el efecto secundario de aumentar de peso, lo que aumenta las probabilidades de que un paciente desarrolle MASLD. Después de seis meses de dosis semanales autoinyectadas de Ozempic, el equipo de Lake usó IRM para examinar los hígados de los pacientes.

Además de la reducción dramática de la grasa en el hígado, los pacientes también perdieron peso, mejoraron su control del azúcar en la sangre y mostraron mejoras en sus niveles de triglicéridos en la sangre, encontró el estudio.

Ozempic ayuda a aliviar la obesidad y la diabetes tipo 2 (REUTERS/ Tom Little/File Photo)
Ozempic ayuda a aliviar la obesidad y la diabetes tipo 2 (REUTERS/ Tom Little/File Photo)

“En general, la semaglutida fue bien tolerada, con un perfil de eventos adversos similar al observado en las personas sin VIH”, anotó el comunicado de prensa del NIAID. Cuando se producían efectos secundarios, por lo general incluían náuseas, diarrea, vómitos y dolor abdominal. Ningún participante abandonó el ensayo debido a los efectos secundarios.

Los hallazgos respaldan la idea de que Ozempic podría mejorar la salud hepática de las personas que viven con el VIH, señalaron los investigadores.

Se están llevando a cabo más investigaciones para ver si las personas con VIH reaccionan de manera diferente al medicamento (en términos de respuestas inmunitarias o inflamatorias) que los pacientes no infectados por el virus.

Los hallazgos se presentaron el martes en la reunión anual de la Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI, por sus siglas en inglés) en Denver. Debido a que los hallazgos se presentaron en una reunión, deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por pares.

Más información: Obtén más información sobre MASLD en la Clínica Cleveland.

FUENTE: Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, comunicado de prensa, 5 de marzo de 2024

©The New York Times 2024