Vidal y Macri en Olavarría
Vidal y Macri en Olavarría

Pese a la veda electoral que le prohíbe al Presidente la realización de actos de gobierno que puedan "promover la captación del sufragio", Mauricio Macri y María Eugenia Vidal visitaron una obra en Olavarría. Durante una recorrida por la obra de repavimentación y ensanchado de la Ruta Provincial 51, en la ciudad de bonaerense, Macri aseguró que "el país está en marcha".

En otro tramo de su breve discurso, Macri elogió el trabajo de la gobernadora Vidal y destacó que "la confianza" que tiene en la mandataria y su equipo "es absoluta", lo que "ayuda a delegar, a sumar, a usar toda la energía en construir y no andar dividiendo o especulando".

"Entiendo que para algunos sea solamente pavimento, pero para otros significa llegar a una cloaca, tener agua potable, o el asfalto que le permite saber que tu hijo va a poder ir a la escuela", agregó Macri sobre la obra que ya está en un 90% finalizada, por lo que al no ser una inauguración, Macri y Vidal no violaron la veda.

En esa línea, el Presidente remarcó que el Gobierno tuvo que "intervenir en 17 mil kilómetros de ruta" porque "o no existían, o estaban en pésimo estado". "Y tuvimos que volver a poner en marcha algo tan importante para el desarrollo regional y federal como el ferrocarril de carga", afirmó, al tiempo que destacó que "no se construían tantos kilómetros hace más de 70 años en la Argentina".

Por otro lado, afirmó que hay "30 aeropuertos hechos a nuevo en 19 provincias" y disparó que antes "había trabas burocráticas que muchas veces estaban acompañadas de un sobrecito; si no, no salía nunca un papel. Todo eso es lo que estamos cambiando".

Respecto del acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, Macri consideró que será "una gran autopista de crecimiento al futuro" e implicará "una posibilidad de mucho empleo". "Sobre estas bases y con estas buenas relaciones con el mundo, estamos entrando a un proceso de 20 años de crecimiento y progreso" que servirá "para que la clase media pueda crecer y proyectar" y para que "aquellos que hoy no están incluidos sean también parte, pero sobre bases ciertas".

Por su parte, Vidal aseguró que los vecinos no quieren "volver al tiempo de las promesas y los carteles que nunca se cumplían" porque merecen "vivir mejor" y destacó que junto al gobierno nacional se hicieron en la provincia "más obras viales que lo que hizo la gestión anterior".

"Los bonaerenses nos habíamos acostumbrado a rutas inseguras, con baches, pozos que se llenaban de agua, a ver accidentes todo el tiempo. En 2015 dijimos basta", expresó la gobernadora.

La Ruta 51 tiene una extensión de 735 kilómetros y atraviesa la provincia de Buenos Aires de norte a sur, hasta el corredor portuario de Bahía Blanca. La obra beneficia a los partidos de Ramallo, Pergamino, Arrecifes, Capitán Sarmiento, Carmen de Areco, Saladillo, General Alvear, Tapalqué, Olavarría y Coronel Pringles.

Más temprano, Macri había participado, también junto a Vidal, de la inauguración de una nueva planta y una línea de producción de snacks saludables de la empresa Molinos Río de la Plata, en Esteban Echeverría.

El Código Electoral establece que 25 días antes de una elección se impide "la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos"

Seguí leyendo: