La oposición reclamó por la transparencia del escrutinio
La oposición reclamó por la transparencia del escrutinio

En medio de las pruebas técnicas por el sistema del escrutinio provisorio del resultado de las elecciones, y tras las críticas de la oposición por la eventual "transparencia" y "efectividad" del mismo, el Gobierno salió a rechazar los cuestionamientos y aseguró que llegará bien a las PASO.

"Hubo una licitación pública que le dio el escrutinio a una empresa que no había trabajado. Se están haciendo las pruebas técnicas, todas dan que se va a llegar bien al escrutinio. Hay que saber que en la Argentina hay un escrutinio provisorio, y el definitivo lo hace la Cámara Nacional Electoral. Se va a llegar bien a las PASO", resaltó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, tras la reunión de gabinete que este jueves encabezó Mauricio Macri.

En las últimas horas, el kirchnerismo, que ya había planteado reparos durante el proceso de licitación, volvió a poner la lupa sobre SmartMatic, la empresa que se quedó con el negocio del escrutinio provisorio tras desplazar a INDRA, que lo había monopolizado desde fines de la década del 90.

En ese sentido, y tras una presentación del bloque K, la diputada Fernanda Vallejos presentó un proyecto de resolución en el que pidió al Poder Ejecutivo "revocar la concesión de la empresa Smartmatic, tanto para la transmisión de datos de las urnas de votación al Correo Argentino como para el conteo de los votos en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, en las elecciones generales y un eventual balotaje".

"Debido a su historial de errores a nivel internacional y su manifiesta animadversión contra frentes electorales opositores, procurando el reemplazo por otra firma a los mismos fines y efectos para la tarea que le fuera encomendada", justificó la diputada.

Los cuestionamientos, rechazados por la Casa Rosada, surgen en medio de las pruebas técnicas y supuestas fallas en el simulacro de digitalización de actas y del escrutinio provisorio, que fueron minimizadas por la empresa. El sábado 20 habrá un nuevo simulacro abierto a los medios en la sede del Correo Argentino.

El PJ ya había alertado por el cambio de firma durante el proceso de licitación, que estuvo atravesado por una dura puja empresaria entre INDRA y SmartMatic, la empresa con sede en Londres y Estados Unidos que se popularizó por su trabajo y crecimiento en la Venezuela chavista, país que al final dejó con denuncias de irregularidades contra el régimen.

La ministra de Seguridad estuvo acompañada en la conferencia de prensa posterior a la reunión de gabinete por su par de Transporte. Guillermo Dietrich se refirió además a la estabilidad cambiaria y un atraso en la divisa norteamericana.

"No tenemos ninguna duda de que una vez que se supere el proceso electoral y los argentinos elijan este proceso de cambio, todas las variables económicas se acomodan. Hay cuestiones que impactan en estas variables que cuando desaparezca la incertidumbre respecto al kirchnerismo, todo eso va a ir mejorando y se va a ir equilibrando", remarcó el ministro.

Simulacro-Recuento-Votos

LAS CRÍTICAS DEL PERONISMO

Tras el fallido simulacro de recuento de votos, el Frente de Todos profundizó hoy sus críticas al nuevo sistema de escrutinio provisorio ya que pone “en riesgo la transparencia electoral” y exigió que se mantenga el mecanismo tradicional de papel, mientras la Casa Rosada resiste a los reclamos al tildarlos de “irresponsables e infundados”.

En el Salón Delia Parodi de la Cámara de Diputados, el presidente del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría Fernando Gray volvió a alertar sobre los “intentos de manipulación de los resultados electorales“. “No confiamos en el sistema porque SmartMatic está cuestionada en cuatro de los cinco continentes y el Gobierno es responsable de la contratación”, sentenció Gray en una conferencia de prensa en la Cámara baja, secundado por los diputados nacionales Cristina Álvarez Rodríguez, María Emilia Soria y Leonardo Grosso, el presidente del PJ porteño, Víctor Santa María; el apoderado del PJ Nacional, Jorge Landau, entre otros legisladores.

En la mayoría de las 3.000 escuelas en las que se llevó adelante la prueba piloto hubo fallas en la conectividad y demoras en las netbooks, que se usarán durante las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto. A raíz del frustrado simulacro, tanto los representantes de Frente de Todos como de Consenso Federal 2030, que impulsa la candidatura presidencial de Roberto Lavagna, hicieron planteos formales para revisar el sistema de recuento.

"Desde el Partido Justicialista solicitamos que se vuelva al formato papel porque es preocupante la vulnerabilidad del software y la manipulación de datos", agregó Gray, quien detalló que "la conectividad afecta el orden de carga de datos", por lo que puede generar una percepción diferente sobre quién ganó las elecciones. Además, se comprobó que el escrutinio "no fue más rápido que con el sistema tradicional", afirmó el dirigente bonaerense.

Según el representante del peronismo, el oficialismo realizó reiterados "intentos de manipular la voluntad popular", que van desde el intento de desdoblar las elecciones, eliminar las PASO, habilitar a las empresas a que financien gastos de campaña, suprimir por decreto las colectoras, cambiar el sistema de votación de las personas privadas de la libertad y fuerzas de seguridad y la falta de menores empadronados.

Además de las declaraciones de Bullrich, en la Casa Rosada salieron al cruce de las advertencias al afirmar que las declaraciones que buscan sembrar dudas sobre la transparencia de la elección "son infundadas e irresponsables". Por  el contrario, ratificaron que los cambios implementados en el sistema de votación intentan mejorar la participación y la calidad del recuento y que los distintos decretos reglamentarios fueron avalados por la Cámara Nacional Electoral (CNE).

En relación al escrutinio provisorio, desde la Secretaría de Asuntos Políticos y Electorales afirmaron que la digitalización "era lo que venía reclamando la Justicia Electoral, para dar mayor transparencia al proceso".

"A partir de ahora todas las fuerzas políticas podrán fiscalizar la transmisión, que antes se hacía desde oficinas del Correo en general fuera de la vista de los fiscales. Y también para garantizar la homogeneidad de la carga del escrutinio", señalaron desde la oficina a cargo de Adrián Pérez.

Para el Gobierno, con la transmisión de los datos desde las escuelas, la licitación del servicio de Smartmatic "fue abierta y transparente" y advirtió que la carga de datos se producirá en forma homogénea. En los anteriores escrutinios, en contraste, lo que sucedía era que los telegramas de las zonas periféricas demoraban más en ser contabilizados, en detrimento de las regiones urbanas centrales. "Con la transmisión desde las escuelas se da una solución a este problema", indicaron.

Smartmatic, fundada en el año 2000 en Florida, Estados Unidos, es una de las principales empresas tecnológicas especializadas en las elecciones y en Argentina se desempeña desde 2015, cuando se ocupó del procesamiento y verificación de certificados de escrutinio de las elecciones provinciales de Córdoba.

Los reclamos del PJ se inscriben en la modificación reciente que se hizo al sistema de transmisión de los resultados desde los lugares de votación al centro de cómputos. Hasta este año, el servicio lo tenía la empresa española Indra, pero el gobierno nacional decidió adjudicarle el trabajo esta vez a Smartmatic, que realizaba los comicios en Venezuela.

Seguí leyendo: