Las boletas del Frente de Todos que fueron presentadas ante la Justicia Electoral podrían sufrir mínimas modificaciones. Sin embargo, prácticamente ya está definido su diseño. No está la palabra "Frente" sino que solo se diseñó, en color celeste, el sustantivo común "Todos" con  un sol en lugar de la segunda "o" para evitar el género masculino o femenino y representar el lenguaje inclusivo. Así se verán tanto las boletas de la fórmula presidencial de Alberto Fernández y Cristina Fernández, como la que lideran Axel Kicillof y Verónica Magario en Buenos Aires. En el resto del país serán prácticamente igual, excepto por las fotos, y muy parecida a la boleta que en 2017 llevó Unidad Ciudadana.

En la primera versión los nombres estaban sobre las fotos y luego se bajaron a la franja celeste. En el caso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la única boleta que irá pegada a la fórmula nacional Fernández-Fernández lleva el número 502 y junto a la marca hay dos imágenes pequeñas: la de Juan Domingo Perón y Evita arriba; debajo está la de Néstor Kirchner.

Para terminar de confeccionar las boletas porteñas hubo sesión de fotos en el Instituto Patria la semana pasada. A todos se les sugirió ir vestidos de colores claros. Algunos lo hicieron, otros no. Lo que sí evitaron fueron los estampados y estridencias.

El único que no fue a tomarse fotografías en el estudio montado en Rodríguez Peña fue Matías Lammens, presidente de San Lorenzo y precandidato a jefe de gobierno porteño. En su caso ya tenía fotos realizadas en un estudio y las envió. En cambio, como la ley no obliga a presentar a quien acompañará esa fórmula, Lammens está solo y no hay foto en la boleta para las PASO de su compañera, la periodista Gisella Marziotta.

En el primer tramo de la boleta está uno de los jefes de La Cámpora, el referente de ese sector en Capital que va como precandidato a senador: Mariano Recalde. En su caso, como en las demás categorías, el primer nombre de la lista está impreso en letras blancas y grandes sobre la imagen en la que lo acompaña Dora Barrancos, quien lo secunda en la lista.

Debajo de cada foto están los nombres de quienes continúan la lista. En el tramo para el Senado además de Barrancos, titular, figuran los suplentes Juan Carlos Junio y Marisa Herrera.

Sigue luego la categoría de precandidatos a diputados nacionales que lidera Fernando 'Pino' Solanas. Lo acompaña en la imagen quien quedó en segundo lugar, la camporista Paula Pennaca. Destacado sigue el número tres, un premio para Juan Grabois: la precandidatura de su amigo Itaí Hagman que quedó más arriba de lo que algunos preveían. En la gráfica quisieron compensar el desplante a Victoria Donda que pasó del primer lugar para el que se la mencionaba, al cuarto. Tal vez por eso su nombre está escrito en letras del mismo tamaño que el nombre de Hagman. Un dato más: Alberto Fernández repite a quien le pregunte que en caso de ganar piensa crear el Ministerio de la Mujer para Donda.

Finalmente, después de la imagen despojada de Lammens, va el tramo de los precandidatos a diputados de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El primer lugar lo ocupa Claudia Neira, del Nuevo Espacio de Participación que lidera Juan Manuel Olmos. Sin embargo también es 'salomónica' esta boleta y en la foto se ve no solo a Neira sino también a Claudio Ferreño, número dos en la lista y uno de los mejores amigos y más estrechos colaboradores de Alberto Fernández. Junto a él, y vestida de verde, está la casi adolescente Ofelia Fernández. El quinto nombre también se destaca: es Claudio Morresi, ex secretario de Deportes y ex jugador de Fútbol.

La única PASO

Con la misma estética posaron en el Patria las parejas que encabezan las listas en las 15 comunas de la Ciudad como Laureano Bielsa (hijo de Rafel Bielsa) en la 2 junto a Irene María Provenzano.

Sólo en la comuna 15 habrá PASO. La lista de Unidad Ciudadana (Leonardo Luchesse Di Leva) se enfrentará con la del Bloque Peronista (Soledad Luján Tello).

Será finalmente la única primaria en la Ciudad después de la unidad y de que Guillermo Moreno recibiera el rechazo a sus listas de diputados nacionales y porteños y senadores nacionales por parte de la Junta Electoral del Partido Justicialista con el argumento de que le faltaban avales del Frente Renovador y de Nuevo Encuentro, entre otros aliados de la coalición. El ex Secretario de Comercio que había cuestionado duramente a la fórmula presidencial desistió de apelar ante la Justicia Electoral y no competirá para apoyar a todas las listas que avalaron Alberto Fernández y Cristina Fernández en la Ciudad.

El tramo presidencial, como  la boleta bonaerense con la precandidatura para la gobernación de Axel Kicillof y Verónica Magario, se guarda para difundir en modo 'sorpresa' y generar impacto de publicidad electoral.

Seguí leyendo: