La visita de los reyes de España a la Argentina tuvo un inicio accidentado: Felipe VI y su esposa Letizia llegaron anoche al país y debieron esperar casi una hora dentro del avión, porque no estaba la escalera que se necesitaba para que pudieran descender de la aeronave.

El insólito episodio se vivió este domingo en el Aeroparque Jorge Newbery y se convirtió en una incómoda noticia para el gobierno argentino, que esta mañana salió a dar las explicaciones oficiales del caso y responsabilizó a dos empresas que debían garantizar el desembarco.

El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie, recibe a los reyes de España Felipe VI y Letizia luego de su arribo al aeroparque Jorge Newbery en Buenos Aires (Foto: EFE)
El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie, recibe a los reyes de España Felipe VI y Letizia luego de su arribo al aeroparque Jorge Newbery en Buenos Aires (Foto: EFE)

El encargado de explicar qué pasó fue el canciller Jorge Faurie, quien anoche fue a recibir a los monarcas españoles. "Lamentablemente el avión no tuvo la escalera adecuada que debía ser provista por Intercargo, junto a la empresa Swissport".

"Se equivocaron en el tipo de escalera, porque el avión que trajo a los reyes de España es un Airbus de cuerpo ancho que tiene una altura diferente de otros modelos de ese avión", dijo Faurie en diálogo con Eduardo Feinmann por radio La Red. "No hicieron bien el cálculo, Swissport hizo un mal trabajo, entonces la escalera tenía como un metro de diferencia", apuntó.

El ministro de Relaciones Exteriores agregó que la escalera que se necesitaba estaba en la terminal aérea, pero se encontraba en otro sector de la pista y la demora fue el tiempo que se tardó en traerla hasta el avión.

"Lamentablemente, Intercargo no pidió esa escalera y nos obligó a esperar 40 minutos. De todos modos, no le escapamos al bulto, la operadora (Swissport) e Intercargo se equivocaron", concluyó.