Patricia Bullrich (Nicolás Stulberg)
Patricia Bullrich (Nicolás Stulberg)

La ministra de Seguridad Patricia Bullrich descartó la construcción de un muro para separar la frontera de Argentina con Bolivia, y argumentó que el gobierno no tiene "un problema con la inmigración, tenemos un problema con el narcotráfico y con el contrabando".

"No barajamos en absoluto la construcción de un muro con Bolivia", afirmó la funcionaria en una entrevista con el diario El Tribuno.

La funcionaria sostuvo que "lo que sí vamos a hacer es arrancar con cuatro puntos de alta tecnología que son La Quiaca, Aguas Blancas, Salvador Mazza y Puerto Iguazú, y vamos a hacer un control de la frontera".

"Nuestro problema con la frontera no es la gente, nosotros no tenemos un problema con la inmigración, tenemos un problema con el narcotráfico y con el contrabando. Nuestro problema no es la gente", reiteró Bullrich.

En ese sentido, expresó que "es muy importante combatir un delito como el narcotráfico. En esa realidad, tenemos que encontrar todas las vías para evitarlo", y sostuvo que "en el delito de la narcocriminalidad, todas las vías son importantes".

LEA MÁS

"La vía de expulsar rápidamente a los extranjeros que entren y que delincan en temas de narcocriminalidad, es lo mismo que meter rápido presos a los argentinos que lo hacen", manifestó.

Bullrich dijo que "este debate no lo arrancamos nosotros, lo arrancó el presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria (Miguel Pichetto)".

"Nosotros lo estábamos estudiando, pero él permanentemente nos planteó que era necesario que la Argentina tuviera estándares internacionales en relación con el tema del delito", conlcuyó.