INEI: Pobres extremos tuvieron cinco veces menos acceso a estudios superiores frente a población con recursos en 2023

Documento elaborado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática también indica que la población en situación de pobreza y pobreza extrema tiene menos años de estudio que los ciudadanos no vulnerables

Guardar

Nuevo

Antes de que apareciera la pandemia de la covid-19 y se cerraran las escuelas en Perú hasta la actualidad, el país disminuyó de manera importante la proporción de sus estudiantes en el nivel más bajo de desempeño y aumentó el porcentaje de estudiantes que alcanzan los niveles más altos. Foto de archivo. EFE/Ernesto Arias
Antes de que apareciera la pandemia de la covid-19 y se cerraran las escuelas en Perú hasta la actualidad, el país disminuyó de manera importante la proporción de sus estudiantes en el nivel más bajo de desempeño y aumentó el porcentaje de estudiantes que alcanzan los niveles más altos. Foto de archivo. EFE/Ernesto Arias

La publicación del informe ‘Perú: Evolución de la Pobreza Monetaria 2014-2023′ por parte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) permitió revelar cómo es que la contracción de la economía en el Perú afectó a la educación de los sectores más afectados de la ciudadanía durante el año 2023.

Los datos reflejados en las estadísticas publicadas en el documento indican que “el nivel de educación logrado por las personas es un indicador del capital educativo que lograron alcanzar a lo largo de su vida. Una característica de la población en condición de pobreza es tener menor nivel educativo en comparación con la población no pobre”, según el propio INEI.

El documento realiza una segmentación de la población de 15 años a más en cuatro grupos: Pobre, Pobre Extremo, No Pobre y Vulnerable. Cada uno presenta estadísticas diferentes de acceso a la educación superior (universitaria y de postgrado) y es notoria la diferencia entre los ciudadanos que viven en situación de pobreza extrema en comparación con aquellos considerados ‘No Pobres’.

El 35,2 % de los ciudadanos mayores de 15 años y que además están en la categoría ‘No Pobres’ tuvieron acceso a educación superior durante el año 2023; aproximadamente cinco veces más que los datos reportados sobre acceso a este nivel educativo que la población en pobreza extrema (6,6 %)

Reporte de INEI indica que los ciudadanos en pobreza y pobreza extrema registraron menos acceso a niveles superiores de educación, como universitaria y postgrado. (Foto: INEI)
Reporte de INEI indica que los ciudadanos en pobreza y pobreza extrema registraron menos acceso a niveles superiores de educación, como universitaria y postgrado. (Foto: INEI)

La población en situación de pobreza tuvo un mayor acceso a la educación superior, que alcanzó al 14,1 % de este grupo de la ciudadanía. Sin embargo, la cifra sigue siendo considerablemente menor al sector de ‘No Pobres’. La población vulnerable (no pobre, pero con posibilidad de caer en pobreza) se ubica en un 21,1 %.

Ciudadanos en extrema pobreza estudian menos años

La información revelada por el informe del INEI también realiza un análisis de la cantidad de años de estudio en promedio que tiene la ciudadanía con base a su situación de pobreza. En este caso, se divide a la población en seis grupos: Pobre (8,5 años), Pobre extremo (7,2 años), Pobre no extremo (8,8 años), No pobre (10,4 años), Vulnerable (9,1), y No vulnerable (11,2 años).

“Al analizar los resultados de este indicador, tenemos que una persona de 25 y más años de edad pobre logró estudiar en promedio hasta el segundo año de educación secundaria, ya que logra acumular 8,5 años de estudio; mientras que, en el mismo rango de edad, una persona no pobre llegó a estudiar en promedio hasta el cuarto año de secundaria (10,4 años de estudio)”

Por otro lado, también se hace una diferencia sobre la cantidad de años que estudian -en promedio- los ciudadanos que viven en zonas urbanas y rurales. En este caso, por ejemplo, se indica que “los pobres del área urbana llegaron a estudiar 9,3 años, y los pobres del área rural 6,3 años. Mientras que la población no pobre del área urbana logró estudiar 10,9 años; y en el área rural, 7,3 años de estudio”, según INEI.

Reporte de INEI indica que los ciudadanos en pobreza y pobreza extrema registraron un promedio menor en su cantidad de años de estudio con respecto a los ciudadanos no pobres y no vulnerables a la pobreza. (Foto: INEI)
Reporte de INEI indica que los ciudadanos en pobreza y pobreza extrema registraron un promedio menor en su cantidad de años de estudio con respecto a los ciudadanos no pobres y no vulnerables a la pobreza. (Foto: INEI)

En el caso de los ciudadanos en extrema pobreza, incluso en este segmento se pueden ver diferencias claras en el acceso a la educación. Aquellos que viven en un contexto urbano, por ejemplo, en zonas urbanas los pobres extremos acceden en promedio a 8,7 años de educación (segundo de secundaria), mientras que este mismo sector en zonas rurales apenas logra tener 6 años de educación, por lo que apenas logran finalizar su educación primaria.

“En el año 2023, la asistencia a educación inicial de los niños de 3 a 5 años de edad en situación de pobreza alcanzó el 78,6 %; mientras que, la asistencia de los niños no pobres fue de 84,3%, siendo mayor en 5,7 puntos porcentuales”, se indica en el documento.

Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS