Dina Boluarte se negó ante Fiscalía a levantar su secreto bancario voluntariamente: “Que lo requiera el juez”

Revelador informe del interrogatorio muestra que la presidenta no solo evitó responder a la Fiscalía de la Nación, pese a que afirmó que lo haría, sino también intentó justificar la obtención del lujoso Rolex de manos de Wilfredo Oscorima

Compartir
Compartir articulo
Dina Boluarte se niega a presentar ante la fiscalía el levantamiento voluntario de su secreto bancario

En el transcurso de las investigaciones en contra de la presidenta Dina Boluarte, el pasado 5 de abril se llevó a cabo la diligencia de toma de declaración realizada por la Fiscalía de la Nación, en donde, durante poco menos de cinco horas, la presidenta otorgó explicaciones ante el Área de Enriquecimiento Ilícito y Denuncias Constitucionales. El testimonio que la mandataria ofreció ante el despacho que colabora con el fiscal de la Nación, Juan Carlos Villena, finalmente ha sido revelado y se detalla no solo la negativa de la presidenta en presentar sus cuentas, sino también a los lugares comunes a los que recurre a fin de explicar las imputaciones que van desde el desbalance patrimonial hasta el enriquecimiento ilícito.

Fue el programa dominical Punto Final que accedió al documento y mostró la toma de declaración de la presidenta Dina Boluarte de aquel día. En el registro, la fiscalía de la Nación realizó preguntas con un orden establecido y una vez que llegaron a las dudas respecto a su desbalance patrimonial, en el que se cuestionan manejos de ingresos y egresos de sus diferentes cuentas que no están debidamente acreditados, la presidenta optó por guardar silencio.

Fotografía de archivo de la presidenta de Perú, Dina Boluarte. EFE/ Paolo Aguilar
Fotografía de archivo de la presidenta de Perú, Dina Boluarte. EFE/ Paolo Aguilar

La evasiva de Dina Boluarte a levantar su secreto bancario

Dina Boluarte, de acuerdo al documento, respondió evasivamente en varias oportunidades. Dicha forma de actuar se constató en una pregunta específica realizada por la Fiscalía de la Nación, en la que se le consultaba respecto a la posibilidad de que la mandataria transparente los ingresos y egresos de sus cuentas, además de ejecutar el levantamiento del secreto bancario de las mismas, de manera voluntaria. Como respuesta, la presidenta no solo se negó, sino que especificó que solo accedería al pedido con la orden de un juez.

“Como quiera que se le investiga por delito de enriquecimiento ilícito donde, con el propósito de contar con información sobre sus ingresos y egresos, indique si se autoriza el levantamiento del secreto bancario”, se lee en la pregunta formulada por la Fiscalía de la Nación a la presidenta.

Ante esta duda, la mandataria descartó toda colaboración voluntaria, acotando que no lo haría a menos que se gestione o tramite una orden judicial. “No, salvo que me lo requiera el juez. Agrego que haré llegar un informe contable para mejor esclarecimiento”, afirmó la presidenta en calidad de declarante aquel 5 de abril.

Dina Boluarte vuelve a la excusa inicial de los ahorros para justificar desbalance

Dina Boluarte responde sobre sus costoso relojes (Tv Perú Noticias)

Ante esta situación, la mandataria dio paso a responder escuetamente todas las preguntas que tenían que ver con las cuentas mancomunadas del Club Departamental Apurímac, y las imputaciones que se ciernen sobre ella respecto a las diferencias entre ingresos y egresos que difieren en cantidad.

En tanto, respecto al resto de consultas iniciadas por el Ministerio Público, en el que le pedían que explique el dinero advertido en cuentas de ahorro de los que la Unidad de Inteligencia Financiera advirtió presuntas irregularidades; la presidenta aseveró que se trataba de “una cuenta de ahorros que tengo, provienen de mis ingresos por pago de mis ahorros”.

Esta versión llama la atención por ser la misma explicación usada por la presidenta, apenas fue advertido el escándalo del Rolex, en la que aseveraba que todo lo que mostraba era “producto de su trabajo”; cuando, posteriormente, se conoció que los suntuosos objetos correspondían al gobernador regional de Ayacucho, Wilfredo Oscorima.