Ayacucho: Sentencian a personal médico de hospital Regional por muerte de embarazada debido a mala atención

Además de la condena, los profesionales de la salud deberán pagar una indemnización de 30 mil soles a los herederos directos de la víctima

Compartir
Compartir articulo
Sentencian a tres años de prisión suspendida a personal médico. (Foto: gob.pe)
Sentencian a tres años de prisión suspendida a personal médico. (Foto: gob.pe)

El Tribunal de Cusco sentenció esta semana a un grupo de profesionales de la salud a tres años de prisión suspendida, luego de hallados culpables del delito de homicidio culposo. Además, los acusados, identificados como Joaquín Mahomed Lima Luna (40), Jorge Luis García Lavarello (49) y Lucy Ruth Palomino Tinco (43) deberán pagar una cuantiosa suma de dinero a modo de reparación civil.

La decisión, derivada de una serie de negligencias en el tratamiento de la paciente S. T. Q., implica una indemnización de 30,000 soles a los herederos directos de la víctima. La Fiscalía Provincial Mixta de Pichari lideró la acusación, bajo la coordinación del fiscal Rolando Díaz Ramos, destacando la gravedad de los hechos ocurridos en el 2017.

Los hechos en cuestión se remontan a enero de 2017, cuando la agraviada ingresó al Hospital San Juan de Kimbiri, ubicado en La Convención, Cusco, para recibir atención durante su proceso de parto.

A lo largo de su estancia hospitalaria, las condiciones de la paciente empeoraron, culminando en su fallecimiento el 7 de febrero en el Hospital Regional de Ayacucho ‘Miguel Ángel Mariscal Llerena’. La causa de muerte se atribuyó a un edema cerebral y pulmonar junto con anemia severa irreversible, secuelas de una serie de falencias en la atención recibida.

Las condiciones de la paciente empeoraron, culminando en su fallecimiento el 7 de febrero en el Hospital Regional de Ayacucho ‘Miguel Ángel Mariscal Llerena’. (Foto referencial: EFE/Zayra Mo)
Las condiciones de la paciente empeoraron, culminando en su fallecimiento el 7 de febrero en el Hospital Regional de Ayacucho ‘Miguel Ángel Mariscal Llerena’. (Foto referencial: EFE/Zayra Mo)

La indagación efectuada por la fiscalía determinó responsabilidades específicas en los sentenciados, quienes ahora deben enfrentar no solo las consecuencias judiciales sino también la obligación moral de compensar, en parte, el daño irremediable ocasionado a la familia de la víctima y a la comunidad.

Por otro lado, este caso pone de manifiesto los desafíos y deficiencias en el sistema de salud, especialmente en zonas alejadas de centros urbanos mayores, donde la calidad del servicio puede verse comprometida por diversos factores.

Negligencia médica solo se sanciona con seis años de cárcel

Profesionales de la salud en nuestro país enfrentarán penas de cárcel por negligencia médica, señala el juez supremo provisional Iván Guerrero López. El magistrado señaló a la Agencia Andina informó que las sanciones por conductas que resulten en daño, lesiones o la muerte de pacientes oscilarán entre uno y seis años de prisión, variando según la gravedad del perjuicio.

El juez Guerrero López explicó que la negligencia médica puede acarrear diversas responsabilidades, incluyendo administrativas, civiles y penales, siendo esta última la más severa. Afirma que la gravedad de la sanción penal dependerá directamente del resultado de la negligencia, distinguiendo entre lesiones leves, graves y la muerte del paciente.

Sentencian a tres años de prisión suspendida a personal médico
Sentencian a tres años de prisión suspendida a personal médico

Además, señaló que todo delito penal conlleva consigo una repercusión civil, la cual implica no solo la imposición de una pena de cárcel sino también de inhabilitación profesional, junto con indemnizaciones y reparaciones a las víctimas o sus familiares.

La indemnización por daños, según el magistrado, incluirá aspectos como el lucro cesante y el daño emergente, permitiendo compensar económicamente a las víctimas de negligencia. Esta convergencia entre responsabilidades penales y civiles busca asegurar una justa compensación y evitar la impunidad en casos de mala praxis médica. La medida pretende no solo sancionar, sino también prevenir futuras negligencias, garantizando así una atención médica de calidad y seguridad para los pacientes.

“Puede existir mala praxis médica y sin embargo no tener impacto en bienes jurídicos, es decir, no generan la muerte, no generan lesiones graves o leves no tiene connotación penal. En la medida que eso suceda, no va a significar una situación delictiva, y podría darse sólo responsabilidad administrativa”, detalló.