Club Departamental Apurímac manifiesta “extrañeza” por depósitos que recibió Dina Boluarte a nombre de la asociación

Fueron más de S/800.000 que ingresaron a la cuenta bancaria que la jefa de Estado compartió con Néstor Amado Camargo, cuando ambos integraban consejo directivo del club en períodos 2017-2019 y 2019-2022.

Compartir
Compartir articulo
Club Departamental Apurímac rechazó investigación que revela que se depositó dinero de origen desconocido a cuenta bancaria de Dina Boluarte, cuando presidía asociación.
Club Departamental Apurímac rechazó investigación que revela que se depositó dinero de origen desconocido a cuenta bancaria de Dina Boluarte, cuando presidía asociación.

El Club Departamental Apurímac lanzó un comunicado en respuesta a la investigación publicada por el diario El Comercio, que revela depósitos de origen desconocido a la cuenta bancaria compartida entre Dina Boluarte y Néstor Amado Camargo, cuando ambos integraban el consejo directivo de esta entidad, en los periodos 2017-2019 y 2019-2022. El dinero recepcionado suma S/893.205.

En entrevista con el mencionado medio de comunicación, Néstor Amado respondió que este dinero pertenecía al Club Departamental Apurímac y que, de acuerdo con su estatuto, el presidente y el secretario de economía, Dina Boluarte y él, respectivamente, manejan las finanzas de la asociación. Sin embargo, se corroboró que el reglamento no da esa potestad.

En ese contexto, la asociación rechazó las irregularidades señaladas a través de un mensaje difundido mediante sus redes sociales oficiales.

Aseguraron que les resulta extraño los depósitos hechos a la cuenta bancaria administrada por Dina Boluarte y Néstor Amado.

“Rechazamos en forma categórica, manifestando nuestra extrañeza y deslindamos en forma absoluta, frente a situaciones y conductas impropias que, desmerecen los fines institucionales de nuestro club, respecto a versiones aparecidas y publicadas en medios de comunicación escrita, televisiva y otros, que implican a nuestra institución en actividades totalmente ajenas a nuestra institución”, se lee en el punto uno del comunicado.

En el siguiente apartado, expresaron que requieren que las autoridades abran una investigación que permita esclarecer este caso. Buscan que se aclaren las denuncias señaladas y aseguran que van a colaborar con las diligencias programadas.

“Requerimos a las autoridades competentes para que realicen las investigaciones y los procedimientos legales pertinentes y se aclaren todas las imputaciones expuestas que denigran la credibilidad de nuestra institución. Con ese propósito manifestamos nuestra total colaboración, en todas las diligencias en las que seamos convocados para dichos fines”, manifestaron.

Comunicado del club implicado en presunto desbalance patrimonial de Dina Boluarte. | Club Departamental Apurímac
Comunicado del club implicado en presunto desbalance patrimonial de Dina Boluarte. | Club Departamental Apurímac

También anunciaron que iniciarán una investigación al interior de la organización con el fin de imponer las medidas disciplinarias indicadas en su estatuto.

“El Club Departamental Apurímac tomará en forma pronta y oportuna las acciones y medidas disciplinarias previstas y reguladas en la ley en nuestros estatutos, que resulten apropiadas, una vez que se establezcan en forma comprobada las responsabilidades ante eventuales infracciones cometidas, que agravian la imagen y buen nombre de nuestro Club”, finalizaron.

Esta asociación fue mencionada dentro de las irregularidades halladas en los movimientos bancarios de Dina Boluarte. El diario El Comercio reveló que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), perteneciente a la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), identificó movimientos sospechosos en las cuentas bancarias de la presidenta.

Estos movimientos abarcan desde agosto de 2016 hasta agosto de 2022. Las cuentas de Boluarte han recibido numerosos depósitos en efectivo y transferencias, cuyo origen aún no se ha determinado.

Dina Boluarte se niega a mostrar sus Rolex a la Fiscalía (Congreso de la República)

Se trata de 11 cuentas que la presidenta tenía en el Banco de Crédito del Perú (BCP), de las cuales cuatro eran cuentas mancomunadas. En total, los abonos en efectivo que recibió en estas cuentas ascienden a S/1,097,200 y US$2,200 (equivalentes a aproximadamente S/8,000). La suma total de ambas cifras alcanza los S/1.1 millones.

El caso se reveló y alcanzó notoriedad luego de que la mandataria se mostrara en eventos protocolares con relojes Rolex, que no había declarado ante el Estado peruano, a pesar de que así lo exige la norma. Este hecho causó que el Ministerio Público aperture una investigación fiscal por la presunta comisión de enriquecimiento ilícito.