Alerta ambiental: se produce nuevo derrame de petróleo en la Amazonía norte

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) confirmó a Infobae Perú que la comunidad nativa Manco Cápac es una de las afectadas debido al hecho

Guardar

Nuevo

Las autoridades competentes ya han iniciado una investigación para esclarecer las causas del derrame. (Composición Infobae)
Las autoridades competentes ya han iniciado una investigación para esclarecer las causas del derrame. (Composición Infobae)

Este martes, alrededor de las 5:30 a.m., se produjo un nuevo derrame de petróleo en la Amazonía norte. El hecho ocurrió exactamente en el río Puinahua, en la región de Loreto, cuando dos embarcaciones que transportaban petróleo para la empresa Novum chocaron entre sí, ocasionando el vertido del crudo al agua.

El choque de las barcazas y el consecuente desastre ocurrieron a dos kilómetros de las operaciones de PetroTal, empresa canadiense que vende hidrocarburo a Novum proveniente del Lote 95, —la mayor reserva de petróleo del país— donde tres indígenas kukama murieron durante una protesta en los exteriores del campamento petrolero en 2020.

Tras el hecho, PetroTal informó que activó de manera inmediata su Plan de Contingencias, enviando brigadas especializadas para controlar la emergencia, ya que el vertido ocurrió fuera de las instalaciones de control de la compañía. Por ahora, se sabe que la fuga del crudo, que impactó en el área circundante, ya ha sido controlada.

Petrotal reportó recientemente una mayor producción en momentos en que los caudales de los ríos se normalizan después de caer a mínimos históricos, lo que afectó sus despachos de crudo en barcazas a Brasil.
Petrotal reportó recientemente una mayor producción en momentos en que los caudales de los ríos se normalizan después de caer a mínimos históricos, lo que afectó sus despachos de crudo en barcazas a Brasil.

Iniciarán investigaciones

En la nota de prensa remitida a Infobae Perú, la compañía, con sede corporativa en Estados Unidos, también comunicó que mientras se están llevando a cabo las acciones correspondientes para limpiar y contener el daño ambiental causado, las autoridades competentes han iniciado una investigación para esclarecer las causas del desastre.

De otro lado, PetroTal y la empresa de transportes Henry —contratista de Novum— han anunciado medidas de apoyo para las comunidades nativas afectadas por la contaminación petrolera. Entre las acciones prometidas se encuentran la distribución de agua y alimentos a las zonas impactadas.

También, las empresas involucradas informaron que mantienen una comunicación constante con las autoridades nacionales y locales, así como con la población del distrito de Puinahua.

Esto con el fin de informar sobre los avances de las investigaciones que determinarán las causas y consecuencias del derrame de petróleo, así como minimizar el daño y brindar soluciones efectivas a las necesidades de los afectados.

Con la apertura de la ruta fluvial, PetroTal estima recuperar una producción de 18.000 barriles de petróleo por día.
Con la apertura de la ruta fluvial, PetroTal estima recuperar una producción de 18.000 barriles de petróleo por día.

OEFA confirma daños en comunidad nativa

En comunicación con este medio, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) confirmó que la comunidad nativa kukama kukamiria Manco Cápac es una de las afectadas debido al desastre de petróleo.

Adicionalmente, la entidad adscrita al Ministerio del Ambiente (Minam), encargada de garantizar que las actividades económicas extractivas se desarrollen en equilibrio con el derecho de las personas a gozar de un ambiente sano, detalló que esta se ubica en el distrito de Puinahua, provincia de Requena, Loreto, y ha interpuesto una denuncia ambiental.

Derrames de petróleo continúan afectando la Amazonía

De acuerdo a un artículo publicado por la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA), durante el transcurso del 2023, la Amazonía peruana fue testigo de 28 emergencias ambientales relacionadas con derrames de petróleo, basándose en reportes del OEFA.

Este dato alarmante destaca la frecuencia de estos hechos en una de las regiones más biodiversas del planeta. Sin embargo, aún se desconoce el volumen exacto de crudo vertido en estos eventos, lo que incrementa la preocupación sobre los posibles efectos nocivos en el ecosistema acuático de los ríos amazónicos.

Además, según especialistas en materia ambiental, la ausencia de datos precisos sobre la cantidad de petróleo derramado complica la evaluación de los impactos ambientales y retrasa las acciones de remediación y prevención.

<br/>

Guardar

Nuevo

Más Noticias

MÁS NOTICIAS