Lenin Tamayo busca la revalorización del quechua con el Q’pop: “Está en nuestra sangre, es parte de todos los peruanos”

El talentoso artista nacional, quien conversó con Infobae Perú, hace una atrevida apuesta musical al mezclar el mundo andino con el K-pop y los resultados le están abriendo las puertas del mundo, a pesar del duro camino.

Compartir
Compartir articulo
Fusionando el K-pop con la herencia del quechua, Lenin Tamayo cautiva a la juventud peruana y revoluciona el panorama musical con su innovador Q'pop. (Video: Carlos Díaz)

Desde su aparición en el mundo del entretenimiento, el pop siempre ha sido considerado el lado más amable de la música por estar siempre relacionado con pasar solo un buen momento y no pretender llevar un mensaje más allá de lo obvio. Sin embargo, con el paso del tiempo este estilo musical se ha convertido en una expresión de generaciones enteras. Si todo comenzó con artistas como The Beatles, ya en los años noventa teníamos a artistas como Britney Spears o Christina Aguilera. Y en los últimos años, la revolución del K-pop (música hecha en Corea del Sur) ha conquistado el mundo entero con sus bailes y su música.

Desde hace unos años, el peruano Lenin Tamayo decidió hacer suyo el contagioso ritmo que bautizado como Q’pop. El cantante conversó con Infobae Perú para revelar cómo ha sido este corto, pero duro proceso de traer nuestro idioma ancestral y convertirlo en un éxito que enamora a toda la juventud.

El quechua está en ti

Lenin Tamayo desafía fronteras culturales fusionando el K-pop con el quechua, estableciendo un puente inédito entre Perú y Corea del Sur con el Q'pop. (Lenin)
Lenin Tamayo desafía fronteras culturales fusionando el K-pop con el quechua, estableciendo un puente inédito entre Perú y Corea del Sur con el Q'pop. (Lenin)

A pesar de ser una de las lenguas oficiales en el Perú, el quechua todavía parece ser un enigma para millones de peruanos que no entienden ni una sola palabra de este idioma.

“El quechua está en nuestra sangre, es parte de todos los peruanos. Hay que recordar que la cultura andina ha resistido tanto tiempo a través de la sangre y del mestizaje. Probablemente, no sepamos el quechua en su forma gramatical semántica, pero todos lo podemos sentir porque hemos nacido en esta tierra”, reflexiona Tamayo cuando se le pregunta las posibles dificultades que pueden encontrar sus seguidores para entender sus letras.

En ese sentido, y a pesar de las enormes distancias que hay entre el mundo andino y el coreano, Lenin Tamayo ha logrado encontrar un punto de encuentro dándole una nueva dimensión a todo lo que se conocía como K-pop.

“Sí, son dos mundos diferentes, pero los límites de la música los pone al ser humano. Y al final, la música siempre es fusión, entonces fusionar algo diferente como el K-pop con la música andina, si tiene un punto de equilibrio siempre y cuando sepas hasta cuando dosificar”, explica el joven cantante que ya tiene en ‘Amaru’ a su primera producción y que en pocos meses lanzará la segunda parte de lo que es una trilogía.

El día que todo cambió

Contrario a las críticas, Lenin Tamayo convirtió el desprecio hacia su música en la chispa que encendió la revolución del Q'pop, ganando seguidores a nivel mundial. (Lenin)
Contrario a las críticas, Lenin Tamayo convirtió el desprecio hacia su música en la chispa que encendió la revolución del Q'pop, ganando seguidores a nivel mundial. (Lenin)

Como todo en la vida, la aventura musical de Tamayo tuvo sus inicios al lado de su madre, la también cantante de huaino Yolanda Pinares. Desde muy temprana edad, él la ayudaba en sus shows, produjo algunos temas, videoclips y así fue aprendiendo las vicisitudes que un artista peruano debe pasar para alcanzar el éxito.

A pesar de lo duro que era, a Lenin nada de eso lo intimidó, pues, sin saberlo, se estaba formando para lo que le depararía el futuro. Fue en los últimos años de colegio cuando se topó con ese ritmo que cambiaría su vida.

“Fue un grupo de compañeros que me invitan a unirme a ellos y me comparten la música. Allí conocí el K-Pop. A un primer vistazo fue mucha información porque estamos hablando de una industria que tiene muchos grupos, es mucha industria para alguien que estaba acostumbrado a escuchar música en el Perú, donde casi no hay industria”, recuerda.

Ese fue su primer evento canónico del intérprete, pues al ver lo grande que era todo el movimiento, se dijo a sí mismo que sería buena idea trasladar toda esa cultura a nuestro país.

Las dudas de Lenin Tamayo

A través de su música, Lenin Tamayo aspira a que el quechua resuene en los corazones de oyentes alrededor del mundo, demostrando el poder unificador de la música. (Lenin)
A través de su música, Lenin Tamayo aspira a que el quechua resuene en los corazones de oyentes alrededor del mundo, demostrando el poder unificador de la música. (Lenin)

A pesar de casi haber decidido su destino ese día, todavía las preguntas de duda lo asaltaban cada noche sobre si ese era el camino correcto o iba a cometer el error de su vida.

Como plan B, el inquieto Lenin decidió estudiar Psicología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Justamente en esta casa de estudios daría el paso final que lo metió al mundo del arte gracias a un concurso de talentos que ganó.

“Esa fue la primera vez que me subí a un escenario y decidí ser artista. Luego le llevé el trofeo a mi mamá, que no sabía lo que estaba pasando. Esa fue mi señal del universo”, rememora.

Desde sus inicios junto a su madre hasta la creación del Q'pop, Lenin Tamayo narra su apasionante viaje musical que lo llevó a ser una sensación internacional. (Facebook: Yolanda Pinares)
Desde sus inicios junto a su madre hasta la creación del Q'pop, Lenin Tamayo narra su apasionante viaje musical que lo llevó a ser una sensación internacional. (Facebook: Yolanda Pinares)

Luego de algún tiempo de trabajo, y de subir su arte a las redes sociales, muchos se dieron cuenta de que lo que realmente se trataba era de K-pop, pero cantado en quechua. Estos, en forma despectiva, comenzaron a llamarlo Q’pop, pues para ellos no era lo ‘suficientemente’ coreano para entrar en esa categoría.

Sin embargo, el crecimiento ha sido exponencial y no solamente ha llamado la atención del público y medios peruanos, sino también extranjeros.

Tanto así que la famosa revista especializada Rolling Stone lo catalogó como ‘Artista visionario’ el año pasado. Desde entonces, la fama no ha parado de crecer.

Tampoco ha cesado su trabajo. Entre las diversas sorpresas que tiene reservadas para este año se encuentra la presentación de su segunda producción, la cual espera que le otorgue mayor reconocimiento y le permita llevar su arte y la dulzura del quechua a otros rincones del mundo.

Vida y libertad

Consagrado como "Artista visionario" por la revista Rolling Stones, Lenin Tamayo prepara sorpresas musicales que prometen seguir expandiendo su legado con el Q'pop. (Lenin)
Consagrado como "Artista visionario" por la revista Rolling Stones, Lenin Tamayo prepara sorpresas musicales que prometen seguir expandiendo su legado con el Q'pop. (Lenin)

Al final, Lenin Tamayo reconoce que la música para él es tan necesaria como el oxígeno para el resto de los mortales. “La música andina me dio la vida y el K-pop me dio la libertad”, admite con orgullo y la sabiduría que, a pesar de su corta edad, ya puede ostentar por todo lo vivido.

“La música andina nos ha abrazado de tal manera que nos ha dado la fuerza para seguir adelante. Esa es la profundidad de su influencia en mí, por eso corre por mis venas. Resuena en mi canto, se manifiesta en cada letra. Puedes escuchar una canción con acompañamiento electrónico o cualquier otro estilo, pero en esa voz está presente el quechua, incluso si no se canta en ese idioma. Puedo interpretar en español, en inglés, pero el sentimiento siempre será arraigado a esta tierra”, comenta.

Ese mismo lugar que se ubica al lado del corazón y que solo hay que dejarlo salir para entender lo que un idioma tan lindo nos quiere decir y que nos unirá por siempre a esta hermosa tierra del sol.