Sarampión en el Perú: la historia de cómo ingresó la enfermedad al país y su relación con el éxito de la conquista española en América

Relatos históricos nos hacen conocer cómo este mal llegó al continente durante la conquista española, afectando a poblaciones indígenas y dejando un legado de devastación

Compartir
Compartir articulo
El sarampión regresa: Después de años de baja incidencia, el sarampión ha vuelto a manifestarse en el Perú, planteando desafíos para la salud pública. (Composición: Infobae / Andina / Nueva tribuna)
El sarampión regresa: Después de años de baja incidencia, el sarampión ha vuelto a manifestarse en el Perú, planteando desafíos para la salud pública. (Composición: Infobae / Andina / Nueva tribuna)

El resurgimiento del sarampión en el Perú ha puesto en alerta a la población en las últimas semanas. Tras casi dos décadas de relativa calma respecto a esta enfermedad altamente contagiosa, el país se vio sacudido por un repunte en los casos, despertando preocupación en las autoridades de salud.

El Ministerio de Salud (Minsa) confirmó la presencia de una variante reciente del sarampión, importada desde el extranjero. El primer caso identificado fue el de un joven de 21 años que había realizado un viaje a Europa. Aunque su estado de salud se mantiene estable, las autoridades están trabajando para identificar a las personas que estuvieron en contacto con él, a fin de contener la propagación del virus.

El segundo caso reportado es el de una bebé de apenas 10 meses de edad, quien aún no había recibido su primera dosis de la vacuna contra el sarampión. Actualmente, se encuentra en aislamiento, recibiendo atención médica en su hogar en Surco, Lima.

Es importante resaltar que el sarampión es altamente contagioso, pudiendo infectar hasta a 18 personas con un solo caso. Sin embargo, es una enfermedad prevenible mediante la vacunación. El Perú había logrado proclamarse libre de sarampión en el año 2001, pero la historia nos recuerda que esta enfermedad llegó a tierras americanas en la conquista de los españoles.

Así llegó el sarampión a nuestro país

La historia nos recuerda cómo el sarampión llegó a América durante la conquista española, afectando a poblaciones indígenas y dejando un legado de devastación. (Revista saber más)
La historia nos recuerda cómo el sarampión llegó a América durante la conquista española, afectando a poblaciones indígenas y dejando un legado de devastación. (Revista saber más)

Los brotes epidémicos producidos por la viruela, junto con los de las otras dos que fueron el sarampión y la gripe, se iniciaron en las primeras décadas del siglo XVI. Más que las armas, estas enfermedades marcaron el destino de los imperios en el choque entre el Viejo y el Nuevo Mundo.

La historia de la conquista española en América no se completa sin mencionar los aliados desapercibidos que fueron la viruela y el sarampión. Estas afecciones, traídas por los conquistadores europeos, se propagaron rápidamente entre los incas y la población indígena, causando muertes difíciles de cuantificar.

Según el médico Francisco Bermejo y Roldán, en su obra “Discurso de la enfermedad sarampión experimentada en la Ciudad de los Reyes del Perú” publicada en 1694, durante el gobierno del virrey Conde de la Monclova, se ofrecen señales claras de cómo esta enfermedad llegó a tierras americanas y afectó a la población de los antiguos peruanos.

La epidemia que azotó Lima a finales del siglo XVII se manifestaba a través de la aparición de pequeñas manchas rojas en la piel, acompañadas de una serie de síntomas angustiantes. Entre ellos se encontraban dolores de espalda, dificultad para respirar, picazón en todo el cuerpo, dolor ocular y lágrimas involuntarias. Los afectados también sufrían temblores y convulsiones, mientras que las manchas se expandían con el avance de la enfermedad.

El catedrático identificó diversas causas para la propagación de la enfermedad, entre las que se incluían la calidad del aire y la desequilibrada disposición de los humores corporales. Recomendó tratamientos como la sangría y la purga, así como la purificación del aire para contener la enfermedad. Además, mencionó el uso de remedios naturales como el aceite de almendras, el membrillo y la cebada tostada, que se creía podían aliviar los síntomas y prevenir recaídas.

Desde entonces, el sarampión es una enfermedad recurrente en la región, aunque su incidencia se había reducido a cero en las últimas décadas gracias a los programas de vacunación. Sin embargo, la pandemia del covid-19, hizo que los niños no fueran vacunadas con las dos dosis correspondientes, lo que ha contribuido al resurgimiento de la enfermedad en algunos países de América Latina, incluido el Perú.

¿Por qué aumentaron los casos en el Perú este 2024?

Especialista explica la gravedad que podría ser el caso de menor infectada| Andina
Especialista explica la gravedad que podría ser el caso de menor infectada| Andina

En el caso del Perú, las cifras muestran una brecha preocupante en la cobertura de vacunación contra el sarampión. Entre 2019 y 2022, más de 888 mil niños no recibieron la primera dosis de la vacuna, y solo el 65% completó el esquema de vacunación con la segunda dosis. Esta falta de cobertura vacunal dejó a una parte significativa de la población vulnerable a la enfermedad y contribuyó al reciente brote en el país.

Además de la vacunación, es fundamental promover medidas de prevención y control para contener la propagación del sarampión. Esto incluye la identificación temprana de casos, el aislamiento de los pacientes infectados y la implementación de medidas de higiene y saneamiento adecuadas.

¿Cuáles son los síntomas del sarampión y a quiénes afecta más?

Al ser más contagiosa que la covid-19, Christian Díaz, director general de Intervenciones en Salud Pública del Minsa, exhortó a los padres, madres o apoderados a estar atentos a los síntomas del sarampión para tomar las medidas necesarias.

“Sus síntomas son muy parecidos a los del resfriado común, ya que inicia con fiebre, malestar, dolor de cabeza, tos, estornudos, incluso conjuntivitis. Luego comienzan las erupciones en brazos, en el tórax, en la cara. Estas aparecen después de 7 días de los primeros síntomas”, finalizó.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que las complicaciones derivadas del sarampión suelen ser más severas en niños que sufren de malnutrición o cuyo sistema inmunitario se encuentra debilitado. En entornos donde la malnutrición es prevalente y el acceso a la atención sanitaria es limitado, el sarampión puede ser especialmente mortífero, alcanzando tasas de mortalidad de hasta el 10% en algunos casos.