Extorsión a Paolo Guerrero: Jefe de la PNP pone en duda veracidad de extorsión y descarta seguridad personal para el jugador

Según el Comandante General de la PNP, Víctor Zanabria, el área de inteligencia de la Policía evaluó el “nivel de verdad” podría existir en las amenazas contra la seguridad de la familia de Paolo Guerrero y se decidió no brindar un resguardo superior al que se le otorga a un ciudadano cualquiera

Compartir
Compartir articulo
El jefe de la PNP, Víctor Zanabria, indicó que la asignación de seguridad sigue una normativa rigurosa y que solo es destinada a funcionarios públicos. | Canal N

Las facilidades en favor del futbolista Paolo Guerrero por parte de la Policía Nacional tras amenazas de extorsión no se llegarán a brindar. Contrario a lo que afirmó el titular de la Presidencia de Consejo de Ministros, Alberto Otárola, la semana pasada; el Comandante General de la Policía Nacional del Perú anunció que no existirá ningún tipo de protección especial en favor del deportista y si familia. En cambio, el titular de la PNP, Víctor Zanabria, puso en duda la veracidad de las amenazas.

Como se sabe, durante la última semana, Trujillo se puso en la mira de la ciudadanía, luego de que el jugador de fútbol, Paolo Guerrero, saliera en televisión nacional anunciando que su familia era víctima de extorsión por parte de bandas criminales en dicha región. Según lo asevero el exdelantero de la selección peruana, una banda criminal había extorsionado a su madre, sus hermanos y familiares más cercanos; y, ante esta situación, había solicitado cancelar el contrato con el club deportivo UCV.

El hecho llegó a tal magnitud que, en el marco de los pronunciamientos producto de la denuncia de Guerrero Gonzales, el primer ministro Alberto Otárola, anunció que el futbolista y su familia “tienen a la Policía a su disposición para apoyarlos y darles la seguridad del caso”. Ello, luego de que el deportista aseveró que acudió al Ministro del Interior y este le sugirió seguridad privada.

Fuente: Canal N

Víctor Zanabria duda de veracidad de acusaciones de extorsión

Ahora, tras haber pasado las acusaciones iniciales y la controversia respecto a la ciudad de Trujillo y la crisis de seguridad que impera en dicha región, al punto de afectar al nuevo jugador de equipo de fútbol de la Universidad César Vallejo, propiedad de César Acuña Peralta; la PNP ha decidido retirarle el respaldo que fue garantizado por el titular de la PCM.

Según el comandante general de dicha institución, Víctor Zanabria, la PNP tiene “una norma exclusiva para asignar personal de seguridad; que va desde la presidenta de la República hasta el último funcionario estatal, así como otras personas que podrían tener un riesgo”. Además, el comandante añadió que esta norma es aplicada a casos específicos que tienen en cuenta ciertas “apreciaciones de inteligencia”.

“Esto se hace con una apreciación de inteligencia en la cual se determine qué nivel de verdad puede tener una amenaza. De eso se ha hecho una evaluación en el caso de este jugador y no le correspondería ningún tipo de seguridad más que la que brindamos a todos los ciudadanos en general”, detalló para diferentes medios de comunicación Zanabria.

Seguridad de Paolo Guerrero y su familia queda en manos de la UCV y los Acuña

Paolo Guerrero renunció a la UCV, pero la institución 'poeta' rechazó la carta. - Crédito: Difusión.
Paolo Guerrero renunció a la UCV, pero la institución 'poeta' rechazó la carta. - Crédito: Difusión.

Con esta decisión de no otorgar una seguridad privada a Paolo Guerrero, el jefe de la PNP afirmó que su labor será resumida a las acciones que realizan a nivel de institución para con el futbolista; y que, siguiendo la línea de lo que el actual ministro del Interior (Víctor Torres Falcón) le afirmó tras haber recibido las amenazas iniciales de extorsión, la alternativa más viable era acogerse a la seguridad que le puede otorgar el contrato con el club futbolístico.

“Esto ya ha quedado en un problema contractual con el contratante. Esperemos ya que absuelvan ello y termine ya esa situación mediática que ha generado ese contrato de fútbol. Todos saben el problema, pero nadie lo denuncia. ¿Cómo iniciamos las investigaciones? ¿Cómo conseguimos los elementos de convicción para desarticular estas actividades criminales formadas por bandas y organizaciones? Todos tenemos que asumir nuestro compromiso de no aceptar la delincuencia”, afirmó el comandante Zanabria desde Ucayali.