Óscar Arriola es designado como jefe del Estado Mayor de la PNP en ola de cambios por agresión a Dina Boluarte

La medida fue oficializada en El Peruano tras la destitución del general Jorge Angulo. Desde marzo de 2023, la jefatura del Estado Mayor era ocupada por Carlos Chong.

Compartir
Compartir articulo
Fuente: Canal N

El general Óscar Arriola, titular de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (Dirincri) de la Policía Nacional (PNP), fue designado este lunes como jefe del Estado Mayor de la institución en medio de una seguidilla de cambios y destituciones por la agresión que sufrió la presidenta Dina Boluarte en Ayacucho.

La medida fue oficializada en una edición extraordinaria del diario El Peruano luego de que el general Jorge Angulo, jefe de la Policía Nacional (PNP), fuera cesado y pasado a retiro por el Gobierno. “Con la designación del [nuevo] Comandante General de la Policía Nacional del Perú, se designa [también] al Jefe de Estado Mayor y al Inspector General, en estricto orden de antigüedad en el escalafón de oficiales”, se lee en la resolución firmada por Boluarte y el ministro del Interior, Víctor Torres.

Desde marzo de 2023, la jefatura del Estado Mayor era ocupada por Carlos Chong, quien fue ascendido del grado de general de armas al de teniente general de la PNP. Arriola, exjefe de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote), desfiló esta semana por medios para abordar los operativos de búsqueda contra el líder de Perú Libre, Vladimir Cerrón, quien lleva más de cien días en la clandestinidad. Hasta el momento, ningún operativo ha tenido éxito.

“Hoy en día debe estar pensando seriamente en entregarse. Debería entregarse si respeta las leyes, la Constitución. No puedo pronunciarme por cada cosa que él comenta, pero forma parte del paquete de análisis para seguirlo”, declaró en una entrevista difundida en RPP.

infobae

Su nombramiento ocurre horas después de que fuera relevada toda la escolta de la mandataria y que el Ejecutivo destituyera también al jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), el general PNP (r) Roger Arista, a quien le solicitaron su dimisión.

Arriola ha sido destacado por su gestión contra la organización criminal transnacional Tren de Aragua, aunque también ha enfrentado polémicas por posar junto con Flor de los Milagros Contreras, uno de los principales rostros del grupo ultraderechista autodenominado La Resistencia, conocido por acosar a medios, periodistas y activistas.

La pasividad policial durante los actos de hostigamiento de este movimiento extremista es también habitual, mientras que las autoridades del Ejecutivo no han ofrecido hasta el momento una explicación por esta inacción.

El epicentro de los cambios

Boluarte había participado en la colocación de la primera piedra del asfaltado de una carretera en tres distritos ayacuchanos cuando se dirigió a la población para lanzar caramelos. En ese momento, Ruth Bárcena, viuda de un asesinado en protestas, burló las medidas de seguridad y llegó hasta la mandataria para encararla. En seguida, Ilaria Aimé, madre de un adolescente que recibió un disparo durante la masacre en Ayacucho, jaló del cabello a la presidenta.

Fuente: Cuarto Poder

Aunque el Gobierno anunció que las tenía “debidamente identificadas” y que “se está procediendo a su captura”, hasta ahora no ha hecho mención a sus identidades ni ha asociado la agresión con las muertes en protestas, un caso por el que la jefa de Estado ha sido denunciada.

El exministro del Interior, Mariano González, consideró “condenable” la destitución de Angulo y una “provocación” que Boluarte haya arribado a la región sureña. “Estoy segurísimo de que ha habido una advertencia de algún canal [...] que haya alertado a todo el despacho presidencial; sin embargo, no hicieron caso y fueron de todas maneras”, declaró en Canal N.

“Realmente, esto es un atropello a la institucionalidad de la PNP, pero sobre todo a la institucionalidad democrática. Condeno tajantemente la agresión por parte de las señoras en Ayacucho, pero es claro el desencanto y el dolor. Es entendible la indignación”, abundó.