Betssy Chávez habla desde prisión: “Dina Boluarte sabe que le espera la cárcel y Patricia Benavides será sentenciada”

La exjefa del Gabinete, presente cuando Pedro Castillo dio un fallido autogolpe, rompió su silencio desde el penal de Chorrillos, donde cumple prisión preventiva por rebelión y conspiración

Compartir
Compartir articulo
Betssy Chávez informa sobre su delicado estado de salud en carta a puño y letra. RPP

La ex primera ministra Betssy Chávez, quien estuvo al frente del Gabinete cuando el expresidente Pedro Castillo (2021-2022) dio un fallido autogolpe, brindó este jueves su primera entrevista desde el penal de mujeres de Chorrillos, donde cumple prisión preventiva por los delitos de rebelión y conspiración.

En el diálogo difundido por El Salto, la expremier se dirigió de manera directa a la presidenta Dina Boluarte, denunciada por homicidio, y a la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, acusada de liderar una red criminal de tráfico de influencias.

“Boluarte y Benavides rompieron su coalición, se vienen traiciones entre ellos y créanme que habrá un juego de roles para generar películas de ficción. Será increíble”, dijo a este medio español donde, en febrero pasado, Castillo declaró en primicia, por lo que fue citado al Congreso el jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Javier Llaque.

“Lo que hizo el gobierno de Boluarte tendrá serias consecuencias jurídicas que ella y entorno conocen. Saben que les espera la cárcel, y solo tratan de ganar tiempo. Las Fuerzas Armadas y la Policía jamás hubiesen actuado sin orden del Ejecutivo [...]. Existe una cadena de mando y la cantidad de víctimas denota que el objetivo fue matar a hermanos de la patria como si se tratasen de enemigos de guerra. Pretender responsabilizar al cadete que disparó es una barbaridad”, señaló.

Fiscalía le atribuye a Betssy Chávez la presunta comisión de los delitos de rebelión y, alternativamente, conspiración. Foto: Poder Judicial
Fiscalía le atribuye a Betssy Chávez la presunta comisión de los delitos de rebelión y, alternativamente, conspiración. Foto: Poder Judicial

La entrevista ha sido difundida el mismo día en que centenares de manifestantes marchaban, un año después del fallido autogolpe, para pedir la renuncia de Boluarte y el cierre del Congreso, en una convocatoria que no fue respaldada mayoritariamente por la población.

En Ayacucho y Juliaca, donde decenas de personas murieron en los enfrentamientos con las fuerzas del orden, se recordaron a los fallecidos con pancartas y fotos (49 por enfrentamientos con las fuerzas del orden y una veintena por sucesos vinculados a las manifestaciones).

“La primera persona en señalar a Patricia Benavides como jefa de una organización criminal fui yo, le dije que era Blanca Nélida Colán [...]. Yo estoy convencida de que mi suspensión como congresista fue una treta de Benavides, Boluarte y el fujimorismo, porque nunca negocié con ellos. [...] Benavides será procesada y sentenciada por sus graves delitos. Ojalá le alcance la vida para pedir y alcanzar perdón”, apuntó en otro momento.

Chávez ratificó que es víctima de “actos de hostigamiento” y torturas en el centro penitenciario, pese a que su denuncia fue rechazada a inicios de año por el INPE. De igual modo, contó que ha desarrollado el síndrome de dumping, presente a menudo tras una cirugía bariátrica.

Betssy Chávez en una actividad oficial. Foto: Andina
Betssy Chávez en una actividad oficial. Foto: Andina

He perdido como 15 kilos a nivel de ansiedad por no saber las represalias de las que en un inicio fui víctima y por las que denuncié tortura, me provocaron gran estrés. Ha sido duro y difícil, aún me cuesta decir lo que padecí, decirlo sin llorar. Me produce dolor, supongo que algún día serán solo cicatrices, pero aún tengo la herida abierta”, matizó.

La exministra también se dirigió a los deudos de las manifestaciones antigubernamentales y les auguró que “encontrarán justicia” y “su voz no será olvidada [...] Hasta el día de hoy no hay ni un solo detenido por dichas muertes, claro está con el blindaje del Congreso”, consideró.

Chávez fue detenida en junio pasado en su domicilio de Tacna, después de que la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema declaró fundada la petición del Ministerio Público, que la investiga por su presunta participación en el anuncio del cierre del Congreso, un gobierno de emergencia y la intervención del Poder Judicial.

Ese mismo día, a través de unos chats, había pedido a todo el Gabinete que acuda a la casa de gobierno porque se trataba de un “día histórico”.