Pablo Sánchez declinará como fiscal de la Nación interino en favor del magistrado Juan Carlos Villena

El fiscal supremo debía acceder al cargo por ser el más antiguo en la Junta de Fiscales Supremos, pero este lunes se hará el cambio. Por otro lado, dispuso que haya seguridad en el piso 9 del Ministerio Público para resguardar documentos que implicaría a Patricia Benavides.

Compartir
Compartir articulo
Pedro Castillo respondió ante el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, acerca de la investigación preliminar en su contra por los presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias y colusión agravada. Foto: Andina
Pedro Castillo respondió ante el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, acerca de la investigación preliminar en su contra por los presuntos delitos de organización criminal, tráfico de influencias y colusión agravada. Foto: Andina

El fiscal supremo Pablo Sánchez Velarde declinará este lunes en asumir de manera interina como fiscal de la Nación tras la decisión de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) de suspender provisionalmente a Patricia Benavides por el plazo de seis meses a raíz de que habría cometido “faltas muy graves” por ser señalada de liderar una presunta red criminal.

Sánchez debía asumir este puesto porque, según estipula la Ley Orgánica del Ministerio Público, cuando la Junta de Fiscales Supremos (JFP) no puede reunirse para elegir a un nuevo fiscal de la Nación, entonces el cargo recae sobre la persona que tiene mayor antigüedad. Es así que él cumplía este requisito porque integra la JFP desde el 20 de julio del 2018 en representación como titular del despacho de la Primera Fiscalía Suprema Penal.

Sin embargo, el fiscal supremo habría decidido dar un paso al costado para cederle la posta a su colega Juan Carlos Villena Campana, quien lidera el despacho de la Fiscalía Suprema de Familia. Desde junio pasado es que integra la JFP tras ser nombrado por la JNJ.

Precisamente, Sánchez y Villena suscribieron un comunicado público dirigido a Patricia Benavides para que presente su carta de renuncia a la Fiscalía de la Nación tras descubrirse que sus asesores más cercanos —Jaime Villanueva, Abel Hurtado y Miguel Girao — se vieron envueltos en graves actos de corrupción.

Oficio enviado por los fiscales supremos Pablo Sánchez y Juan Carlos Villena hacia Patricia Benavides.
Oficio enviado por los fiscales supremos Pablo Sánchez y Juan Carlos Villena hacia Patricia Benavides.

Entrega de cargo

A pesar de que el abogado de Patricia Benavides señaló que su patrocinada recién iba a entregar el cargo de fiscal de la Nación el próximo lunes 11 de diciembre porque hoy y mañana resultan feriados para el sector público, esto no fue así.

Según fuentes de Epicentro TV, el fiscal Pablo Sánchez le solicitó a Benavides que haga la transferencia de sus competencias como titular del Ministerio Público porque la suspensión provisional dictada por la JNJ es de carácter inmediato. Por ello, la sancionada acudió hoy a realizar dicho acto.

De otro lado, Sánchez ordenó que la seguridad privada de la Fiscalía registre las entradas y las salidas de todas las personas que acuden al piso 9, donde estaba el despacho de Benavides. Esto con el fin de que se evite que cualquier documento relacionado a la gestión de la suspendida fiscal de la Nación salga de la institución.

Incluso, hay un contingente de la Policía Nacional del Perú (PNP) que ha llegado a las inmediaciones del Ministerio Público.

Fiscal supremo Juan Carlos Villena podría ser el próximo fiscal de la Nación.
Fiscal supremo Juan Carlos Villena podría ser el próximo fiscal de la Nación.

Recomposición

Más allá de que ocupa la fiscalía de la Nación de manera interina, la primera tarea de Juan Carlos Villena sería recomponer la Junta de Fiscales Supremos. Como se mencionaba líneas atrás, él y su colega, Pablo Sánchez, son los únicos que integran el órgano de gobierno del Ministerio Público. Esta situación impide que puedan reunirse y tomar decisiones.

Bajo este escenario es que Villena podría tomar la decisión de realizar unos cambios amparándose en la Ley 31718 con el fin de que los fiscales supremos provisionales sean parte de la JFP. Si esto se da, los beneficiados serían los fiscales Franklin Tomy López y Helder Terán Dianderas.

Tomy y Terán están a cargo de los despachos de la Primera y Segunda Fiscalía Suprema Transitoria Especializada en Delitos cometidos por Funcionarios Públicos, respectivamente. Coincidentemente, ambos fueron promovidos durante la gestión de Patricia Benavides.

Con el quórum necesario en la JFS, el fiscal Villena podría someter a evaluación el pedido de la fiscal suprema Delia Espinoza Valenzuela, quien busca ser reintegrada al Ministerio Público luego de haber sido enviada al Jurado Nacional de Elecciones.

Los fiscales Helder Terán y Franklin Tomy podrían ser parte de la Junta de Fiscales Supremos.
Los fiscales Helder Terán y Franklin Tomy podrían ser parte de la Junta de Fiscales Supremos.

Lo otro es que deje sin efecto la destitución de la fiscal superior Marita Barreto como coordinadora del Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder por destapar la red de corrupción en la que Patricia Benavides estaría implicada y lo que motivó que sea suspendida por la JNJ para los próximos seis meses.