Patricia Benavides comete lapsus en entrevista: no recuerda investigaciones que abrió contra Pedro Castillo

La fiscal de la Nación no respondió con claridad sobre las investigaciones en las que se encuentra incurso el expresidente. “Teníamos varias, pero por reserva no puedo detallar”, dijo

Compartir
Compartir articulo
Fuente: Latina

La fiscal de la Nación, Patricia Benavides, cometió un lapsus durante una entrevista difundida este domingo en el documental ‘Golpe y caída’ (Latina), que sigue el día previo y los sucesos que se desencadenaron tras el fallido autogolpe de Pedro Castillo (2021-2022) en diciembre pasado.

La titular del Ministerio Público contó que una de las primeras medidas tomadas en coordinación con el Equipo Especial de Fiscales Contra la Corrupción del Poder (Eficcop), a cargo de la cesada Marita Barreto, fue poner a salvo las carpetas que contenían información sobre esas pesquisas contra el exgobernante.

“Se dispone defender la integridad de estas carpetas para que se pongan en resguardo necesario [...] Teníamos varias investigaciones, pero por reserva no puedo detallar. Tenemos el caso del puente Tarata [silencio prolongado] Ahorita no recuerdo los detalles. Puente Tarata, la del ministro silva, la del ministro de Vivienda”, titubeó la magistrada.

En menos de dos años, Castillo acumuló una cadena de investigaciones preliminares referidas a supuestas presiones a los jefes del Ejército y de la Fuerza Aérea para favorecer a algunos oficiales en el proceso anual de ascensos, por presuntas irregularidades en el Puente Tarata, por tráfico de influencias en el caso Petroperú, por el presunto plagio de su tesis, por un caso de corrupción en Anguía, por el ‘Gabinete en la sombra’ y por los sobornos que la empresaria Sada Goray admitió haber entregado al exasesor Salatiel Marrufo.

Patricia Benavides en una actividad en el Congreso de la República. Foto: Flickr
Patricia Benavides en una actividad en el Congreso de la República. Foto: Flickr

Benavides solo respondió por tres, aunque de manera imprecisa. “Sobre la tesis no, no la manejaba el equipo especial [Eficcop]”, precisó a continuación, visiblemente nerviosa. La tesis que presentó Castillo, junto a su esposa, Lilia Paredes, para optar por el grado de maestría en 2012, presentaba más de la mitad de contenido presuntamente copiado de otros autores, que no fueron mencionados en la bibliografía, según Panorama.

Sin embargo, el ex jefe de Estado desmintió “cualquier acto irregular” y aseguró que su trabajo “carece de legitimidad” porque no tenía ningún sello que confirme que es el original. Una pesquisa similar enfrenta su sucesora y exaliada política, Dina Boluarte.

Harvey Colchado, jefe de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac), también hizo mención a esa decisión de resguardar los expedientes fiscales el día del autogolpe. “Fueron llevados a una casa de resguardo, de la cual no puedo decir más por obvias razones. Las trasladamos en vehículos particulares, no [en los] del Estado, porque había temor de lo que podía pasar”, mencionó.

La participación de Benavides en el documental ocurre una semana después de que el Eficcop y la Diviac realizaran detenciones y allanamientos de viviendas y oficinas de sus asesores y exasesores, como parte de la investigación de una presunta organización criminal en la cúpula del Ministerio Público.

Patricia Benavides
Patricia Benavides

Esa organización es acusada de influir “ilícitamente en decisiones de congresistas” para la destitución de los titulares de la Junta Nacional de Justicia, la designación del actual defensor del pueblo, Josué Gutiérrez, y la inhabilitación de la ex fiscal general Zoraida Ávalos.

Apenas conocida la investigación, Benavides destituyó a Marita Barreto como la coordinadora del Eficcop y luego aseguró que se trataba de “un acto torpe” para intentar bloquear las pesquisas que sigue contra los máximos representantes del gobierno por las muertes en las protestas.

En ese sentido, presentó de inmediato una denuncia constitucional en el Congreso por el delito de homicidio calificado contra la presidenta Dina Boluarte, el primer ministro, Alberto Otárola, y otras altas autoridades. La mandataria, por su parte, señaló que esta decisión era una “deleznable maniobra política” con la que pretende “distraer la atención” de la ciudadanía.

Este encontronazo inédito de las mujeres más poderosas del país ha sido comparado con la legisladora Susel Paredes (Cambio Democrático – Juntos por el Perú) con una novela mexicana.