Repartidores inscribieron sindicato en Ministerio de Trabajo: Exigen aumento de tarifa por delivery

Tras ser rechazados en varias ocasiones, finalmente los trabajadores motorizados lograron inscribir su sindicato. Exigirán medidas para que propinas no sean administradas por empresas como Pedidos Ya y Rappi.

Compartir
Compartir articulo
Tras ser rechazados en varias ocasiones, finalmente los trabajadores motorizados lograron inscribir su sindicato. Exigirán medidas para que propinas no sean administradas por empresas como Pedidos Ya y Rappi. (24 Horas)

El pasado miércoles 29 de noviembre, los repartidores de delivery que laboran para Rappi, Pedidos Ya, entre otras empresas de aplicación móvil, inscribieron su sindicato ante el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

Ahora, cerca de 7.000 trabajadores motorizados integran el Sindicato Nacional de Trabajadores de Plataformas Digitales del Perú. Su secretario general, Harvey Buitrago, contó el largo camino que tuvieron que seguir en los últimos tres años para lograr la inscripción del sindicato. Su objetivo es exigir el respeto de sus derechos laborales como empleados independientes.

En entrevista con Panamericana Televisión, Harvey Buitrago contó que ingresaron en múltiples ocasiones los documentos solicitados por el sector Trabajo con el fin de concretar la inscripción. Pero cada vez que lo intentaban las autoridades estatales observaban detalles y pedían su corrección.

“Así fue en varias oportunidades, hasta que al final nos negaron la inscripción del sindicato. Apelamos y la instancia superior legal dijo que el Ministerio de Trabajo estaba equivocado y se ordenó la inscripción, que se dio el día miércoles”, agregó en 24 Horas.

Mientras intentaban inscribirse, los repartidores también trataban de iniciar una conversación con los administradores de las empresas de aplicaciones de delivery, ya que denuncian que no respetan sus derechos laborales.

Sin embargo, pese a que realizaron numerosas protestas, no han obtenido la respuesta que esperan hasta la fecha.

Repartidores de aplicaciones móviles inscriben sindicato ante el Ministerio de Trabajo. (Captura: 24 Horas)
Repartidores de aplicaciones móviles inscriben sindicato ante el Ministerio de Trabajo. (Captura: 24 Horas)

En esa línea, Buitrago señaló que cuando manifestaban contra las compañías sus directivos optaban por bloquear sus cuentas. En el caso de Rappi, no les permitieron conversar con sus representantes al asegurar que su sede estaba fumigándose.

Reafirmó que no aceptarán laborar como empleados dependientes de estas empresas y que mantendrán como independientes.

“Somos trabajadores independientes y en base al derecho laboral enmarcado a lo que es un trabajador independiente, vamos a buscar las reivindicaciones. No podemos seguir aceptando que nos sigan bajando las tarifas, que vayamos a casa Rappi a protestar y nos cierren la puerta, que digan que hay fumigación. No podemos aceptar las humillaciones que recibimos de este tipo de aplicaciones, ya sea por correo o presencial, nos tratan feo”, señaló.

El representante del sindicato precisó que la compañía no resuelve sus quejas y por el contrario responden con mensajes xenófobos a las demandas de las personas migrantes, que laboran como repartidores.

Con la creación del sindicato, buscarán que la tarifa por una entrega de delivery aumente. En los últimos años, este monto ha descendido desde S/1.60 hasta los 70 céntimos.

“El tema del kilometraje ha venido bajando de S/1.60, S/1.50 hasta 70 céntimos por kilómetro y una tarifa base de un sol cuando llegamos a la tienda y S/1.20 cuando entregamos. Más o menos va así. Ellos van bajando (la tarifa) e inicia la competencia con los otros trabajadores. Nos quitan salario fijo o tarifas fijas para competir entre ellos y nos ponen incentivos”, contó.
El consumidor peruano valora mucho el costo de delivery que sea razonable o bajo.
El consumidor peruano valora mucho el costo de delivery que sea razonable o bajo.

Estos incentivos consisten en ofrecer un pago de S/80 si completan tres pedidos en una hora. Pero las aplicaciones les designan destinos muy alejados, lo que imposibilita que los repartidores alcancen la meta y accedan al dinero ofrecido.

Además, pedirán que se tomen medidas para que las propinas no sean administradas por las empresas de aplicación, ya que no garantizan que estas lleguen al repartidor que el cliente eligió.

“Nos roban las propinas. Clientes, no dejen propina por los aplicativos. Los aplicativos juegan con la propina, ellos (entregan la propina) a otros muchachos que a lo mejor no recibieron propina y se lo ponen para nivelar”, señaló.