Vecinos de La Victoria dan ultimátum a extorsionadores: Tienen tres días para que se retiren del distrito

Los ciudadanos manifestaron, con mensajes violentos, que darán un plazo de tres días a las personas que integrarían dichas pandillas para salir del distrito a fin garantizar la seguridad de los comerciantes, mototaxistas, entre otros grupos de trabajadores que constatemente temen por su vida

Compartir
Compartir articulo
En los cerros San Cosme y el Pino, los vecinos han colocado avisos con mensajes amenazantes contra los extorsionadores. | América Noticias

La delgada línea entre el hartazgo por la inseguridad ciudadana y la xenofobia en el país continúa agudizándose. Esta mañana, un enorme aviso con mensajes de carácter violento en rechazo hacia ciudadanos venezolanos apareció en una de las entradas principales del cerro San Cosme, ubicado en el distrito de La Victoria, a media hora del centro de Lima.

Lugar donde los ciudadanos afirman que se ha desatado una guerra —sin control— entre presuntas mafias dedicadas al sicariato, cobro de cupos y extorsión conformadas en Perú y Venezuela que, hoy, operan dentro de la jurisdicción.

Ante ello, los vecinos han manifestado que darán un plazo de tres días a las personas que integrarían dichas pandillas para retirarse del distrito a fin de garantizar la seguridad de los comerciantes, mototaxistas, empresarios, emprendedores, entre otros grupos de trabajadores, que constantemente temen por su vida.

Dentro de este grupo, los más vulnerables serían los que viven en los alrededores del cerro El Pino, donde se ha registrado hasta un 52,5% de inseguridad ciudadana, de acuerdo a un informe de El Comercio. El mismo pedido se suma también por las voces de los ciudadanos que residen en las urbanizaciones de Manzanilla y Barrios Unidos.

Vecinos y vecinas de La Victoria advierten que, pese a la ola de violencia que se vive en el distrito, hay poca presencia policial en las calles | Andina
Vecinos y vecinas de La Victoria advierten que, pese a la ola de violencia que se vive en el distrito, hay poca presencia policial en las calles | Andina

La Victoria continúa a la espera que se declare estado de emergencia

Recientemente, el Comité Distrital de Seguridad Ciudadana (CODISEC) de La Victoria aprobó solicitar al Gobierno declarar en estado de emergencia el distrito. Un pedido que viene siendo exigido por su alcalde, Rubén Cano Altez, desde que se declaró estado de excepción en Lince y Cercado de Lima, el pasado 11 de octubre.

Pues, considera que la medida debe aplicarse en todas las zonas de Lima Metropolitana, ya que la autoridad edil sostiene que: “los delincuentes vienen a los sitios que no han sido declarados en emergencia (...) yo tengo ahora un montón de indigentes en las calles de La Victoria. Han aumentado, se han multiplicado. Entonces Lima tiene que ser declarada en emergencia, porque se traslada de un distrito a otro distrito, se moviliza”, declaró en una entrevista para RPP.

Cabe recordar que, a la fecha, el estado de emergencia continúa establecido en los distritos de San Juan de Lurigancho y San Martín de Porres; así como las jurisdicciones de Sullana, Bellavista, Marcavelica, Salitral, Querecotillo, Ignacio Escudero y Miguel Checa, en Piura.

 | Composición Infobae Perú
| Composición Infobae Perú

Hay poca presencial policial, advierten ciudadanos

En el marco de la ola de violencia sin precedentes, los vecinos han alertado que los mensajes de muerte por parte extorsionadores persisten vía redes sociales. Además, en las calles se observaría poca presencia policial.

En medio de la situación, las protestas registradas para exigir un alto a la inseguridad generada por la violencia y la delincuencia, tanto en El Agustino y La Victoria, toman fuerza, en especial, por parte de alrededor de mil mototaxistas, a quienes los extorsionadores exigen pagos de hasta cinco soles diarios en las zonas de Damero C del emporio comercial de Gamarra, San Cosme, Manzanilla, Riva Agüero.

Así lo reveló en Canal N, hace poco, la presidenta de la Asociación de Empresarios de Gamarra, Susana Saldaña, quien relató que las amenazas han llegado también a colectiveros informales, comercios, entre otros.