Enel acordó vender dos activos en Perú a la firma CSGI por USD 2.900 millones

En virtud del acuerdo, la filial peruana de Enel venderá la totalidad de su participación en las empresas Enel Distribución Perú y Enel X Perú.

Compartir
Compartir articulo
La filial peruana de Enel venderá la totalidad de su participación del 83.15% en la empresa de distribución y suministro eléctrico Enel Distribución Perú y el 100% de Enel X Perú.
La filial peruana de Enel venderá la totalidad de su participación del 83.15% en la empresa de distribución y suministro eléctrico Enel Distribución Perú y el 100% de Enel X Perú.

Este viernes el grupo energético italiano Enel anunció que ha acordado vender su participación en dos activos peruanos por USD 2.900 millones a China Southern Power Grid International (CSGI).

En noviembre, la firma internacional puso en marcha un plan de venta de activos para concentrarse en seis países principales y recortar su deuda. A finales del año pasado, la deuda neta de la empresa se había reducido a 60.100 millones de euros (USD 65.490 millones) desde un máximo de casi 70.000 millones de euros a finales de septiembre.

Se espera que la operación reduzca la deuda consolidada de Enel en unos 3.100 millones de euros este año, con un impacto positivo de unos 500 millones de euros en la utilidad neta declarada. No se prevé ningún impacto en los resultados económicos ordinarios del grupo.

Enel pasa a manos chinas

En virtud del acuerdo, la filial peruana de Enel venderá la totalidad de su participación del 83.15% en la empresa de distribución y suministro eléctrico Enel Distribución Perú y el 100% de Enel X Perú, que presta servicios avanzados de energía, informó en un comunicado.

El precio que pague el comprador está sujeto a los ajustes habituales en este tipo de operaciones, dado el tiempo que transcurre entre la firma y el cierre, publicó la agencia de noticias Reuters.

El cierre de la venta necesita la autorización de la autoridad antimonopolio competente en Perú y las aprobaciones de las autoridades chinas para las inversiones directas en el exterior.

Ante esta operación, Maurizio Bezzeccheri, gerente general de Enel Américas, dijo que como anunciaron en su Plan Estratégico 2023-2025, el foco de su compañía está en concretar sus esfuerzos en aquellos países donde marcos normativos soportan una transición energética de forma clara, ordenada y acelerada.

“Esta transacción se enmarca perfectamente en dicha estrategia y nos permite seguir trabajando en maximizar el valor de nuestras inversiones en aquellos países en los que continuaremos operando”, dijo el ejecutivo.

Se espera que la operación reduzca la deuda consolidada de Enel en unos 3.100 millones de euros este año.
Se espera que la operación reduzca la deuda consolidada de Enel en unos 3.100 millones de euros este año.

La ejecución de la operación también está sujeta a la aprobación de reguladores locales, como el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) y las autoridades chinas competentes en materia de inversiones directas de salida, según Diario Financiero.

La adquisición se materializará en forma directa, pero la China Southern Power Grid deberá realizar una oferta pública de adquisición (OPA) sobreviniente de acuerdo con la legislación peruana.

Mercado energético peruano

Cabe recordar que Diego Díaz Pastor, economista asociado de Macroconsult, explicó que Enel a nivel internacional ha tenido dificultades económicas, sobre todo asociadas a un incremento de sus deudas, por la cual necesita levantar fondos y liquidez a través de la venta de esos activos, en la cual está incluido el Perú.

Y sobre la decisión de salir del país, el especialista señaló que una de las razones principales, es porque la empresa no ve una perspectiva muy favorable en términos regulatorios para promover energías renovables, así como regulaciones de última generación asociadas a la electromovilidad, generación distribuida y sistemas inteligentes.

“Enel está manteniendo su posición en países donde ve que realmente hay avances en la línea de los frentes del negocio que les interesa. Y el Perú no es uno de esos países; sin embargo, vemos en otros países como Chile, Colombia y Brasil van a mantener sus operaciones, ya que les brinda mayor seguridad para sus proyectos a futuro”, comentó el experto de Macroconsult.

Ante este escenario, Díaz fue claro en decir que la salida de Enel Distribución del Perú, desde el principio estaba ligada a una estrategia de desinversión global, así como la revisión de cuáles son los mercados con mayor atractivo, más seguros y con mayor expectativa del retorno de la inversión.