Ica: PNP no puede recuperar el control del sector de Barrio Chino por las constantes protestas

Entre los kilómetros 263 y 290, continúan los bloqueos por más de una semana por cientos de manifestantes que exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte.

Compartir
Compartir articulo
Una persona se para en medio de una carretera a Lima mientras los manifestantes exigen elecciones anticipadas, en Ica, Perú. (REUTERS/Sebastián Castañeda)
Una persona se para en medio de una carretera a Lima mientras los manifestantes exigen elecciones anticipadas, en Ica, Perú. (REUTERS/Sebastián Castañeda)

En medio de las protestas, varios tramos de la Panamericana Sur, entre los kilómetros 263 y 290, continúan bloqueados por más de una semana por cientos de manifestantes que exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, debido a la muerte de alrededor de 50 civiles, durante las protestas. En el sector Barrio Chino, como en muchas otras partes del país, la Policía no ha podido imponerse y liberar las vías.

El martes pasado, hasta 500 efectivos policiales fueron desplegados en la zona de Barrio Chino. Los enfrentamientos se incrementaron la tarde del miércoles y dejaron unos 20 policías y 16 civiles heridos. La Policía fue superada por los manifestantes.

Por el desierto

Debido al bloqueo de la carretera Panamericana Sur, los choferes de las unidades de transporte utilizan la vía de los sectores Comatrana y Tierra Prometida y la carretera de ingreso a la playa Carhuaz para después cruzar el desierto iqueño por más de tres horas y salir por el sector Pozo Santo, ubicado en el kilómetro 256 de la Panamericana Sur, en la jurisdicción del distrito de Paracas, provincia de Pisco.

Los choferes toman la ruta alterna por los desiertos para cruzar kilómetros de trocha y, posteriormente, salir a la carretera Panamericana Sur con riesgo de que los vehículos se queden atorados en la arena.

Bloqueo de la Panamericana Sur, en Ica
Bloqueo de la Panamericana Sur, en Ica

Los pasajeros con viajes de urgencia señalan que se ven obligados a pagar hasta S/ 160 soles por persona para ir en auto a Lima cuando el boleto en bus es de S/ 30 a S/ 45 en condiciones normales.

La ruta no solo es utilizada por colectiveros con pasajeros, sino también por camiones de carga y camiones cisterna de combustible.

FF.AA. y la PNP buscarán desbloquear vías

El jueves, en un comunicado conjunto, los ministerios de Defensa e Interior anunciaron que la Policía Nacional (PNP), con apoyo de las Fuerzas Armadas, “efectuará el desbloqueo de las carreteras de la Red Vial Nacional que se encuentran declaradas en estado de emergencia” y tomadas por los manifestantes que piden la renuncia de la presidenta Dina Boluarte.

Las carteras pidieron a los manifestantes que desistan de “estas medidas ilegales” y permitan “el desbloqueo pacífico” para “evitar enfrentamientos con las fuerzas del orden, que actuarán en defensa de la legalidad, en el marco del artículo 137 de la Constitución”.

Defensa e Interior indicaron que se trata de “un acto ilegal contra la libertad de tránsito, la cual constituye un derecho fundamental (...) y que garantiza la facultad de toda persona para transitar por el territorio nacional”.

Luego, el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola, dio más detalles sobre las acciones que se tomarán desde el Ejecutivo. Según informó, “en los próximos días” los ministerios de Defensa e Interior evaluarán el marco legal a fin de “asegurar el derecho fundamental del libre tránsito de los peruanos” ante la “actitud sistemática, rebelde y delincuencial de grupos que no solamente están expresando una protesta”.

Reservas turísticas canceladas

De acuerdo al representante de la Cámara Regional de Turismo de Ica, Víctor Rojas Chilquillo, el 95 % de las reservas turísticas en la provincia de Ica fueron canceladas por el bloqueo de la carretera Panamericana Sur desde diciembre del 2022.

Víctor Rojas señaló que la situación del turismo en Ica se agrava con los actos violentos y el cierre de la Panamericana Sur luego que el sector se recuperaba del impacto causado por la pandemia del COVID-19.

“Venimos atravesando una situación grave desde la pandemia donde el turismo fue el más afectado, luego con estas paralizaciones todas las reservas que estaban confirmadas fueron canceladas en un 95%”, dijo el empresario hotelero a la agencia Andina.