El automovilista le dijo un piropo a la oficial, el que fue bien recibido (Video: YouTube)

Un automovilista en Ciudad de México que presuntamente buscaba evitar la prueba del alcoholímetro consiguió lo que quería luego de adular a una oficial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a la que le pidió que enviará un beso a la cámara, y, para sorpresa suya, la joven respondió de manera positiva.

"No me lleve. Está usted muy guapa, ¿me va a llevar al alcoholímetro?", se escucha que pregunta el hombre que graba el video y al que nunca se le ve la cara.

A lo que la policía contestó al piropo: "No lo vayas a subir al Facebook, te estoy hablando".

El primer gesto de la oficial fue lanzar una advertencia (Captura de pantalla)
El primer gesto de la oficial fue lanzar una advertencia (Captura de pantalla)

Segundos después se escucha al conductor que le dice "mándeme un beso y no lo subo" a lo que la mujer respondió lanzándole un beso. "Eso es todo, chiquita. Cuídese mucho", le dice el conductor.

La oficial se aleja del vehículo al momento que le dice al conductor "cuídate".

"La realidad es que no se sabe si el conductor se encontraba en estado etílico o no, de no serlo, la situación no pasaría de ser una broma. Para el caso de que la oficial haya permitido retirarse al sujeto en estado alcohólico sería demasiado grave", señala la descripción del video en YouTube.

Apenas el fin de semana, tres policías resultaron heridos luego de ser agredidos en distintos puntos de revisión del alcoholímetro.

Antes de retirarse le dijo al hombre que se cuidara (Captura de pantalla)
Antes de retirarse le dijo al hombre que se cuidara (Captura de pantalla)

Durante el primer incidente, en la alcaldía Iztapalapa, hombres que evitaban ser detenidos por exceder los niveles de alcohol para conducir se liaron a golpes con los uniformados de los que uno resultó golpeado en la cara y otro con fracturas en el brazo izquierdo.

En el segundo incidente, para evitar ser detenido en el punto de revisión, un hombre en la alcaldía Benito Juárez atropelló a otro oficial. En su huida pasó la llanta del vehículo encima del pie izquierdo del uniformado que le marcó el alto.

La prueba del alcoholímetro se aplica desde hace más de 15 años en la capital del país como una medida para evitar que personas inocentes mueran o sean víctimas de accidentes por culpa de conductores ebrios.

Quienes no pasan esta prueba son detenidos hasta por 36 horas, tiempo durante el cual hace labor comunitaria y reciben pláticas sobre la gravedad de combinar el consumo de alcohol con el volante.

Otro de los casos en los que están involucrados el alcohol, policías y automóviles,  es el de Lorena Aguirre mejor conocida como Lady 100 pesos.

En 2016 saltó a la fama por un lamentable hecho, la joven de entonces 18 años se hizo viral y adoptó el nombre de Lady 100 pesos debido a un incidente que protagonizó manejando en estado de ebriedad.

Fue entonces cuando los oficiales de México la detuvieron, a lo que ella respondió con un intento de soborno al agente con la módica suma de 100 pesos mexicanos, poco más de 5 dólares.