Andrés Manuel López Obrador y el titular de la SSPC, Alfonso Durazo, al informar sobre los homicidios en México, el pasado 3 de enero. (Foto: Presidencia de México)
Andrés Manuel López Obrador y el titular de la SSPC, Alfonso Durazo, al informar sobre los homicidios en México, el pasado 3 de enero. (Foto: Presidencia de México)

El presidente Andrés Manuel López Obrador declaró este martes el fin de la llamada "guerra contra el narcotráfico", que lanzó en 2006 el ex mandatario Felipe Calderón, y que significó la peor escalada de violencia en México.

"Oficialmente ya no hay guerra, nosotros vamos a conguir la paz", dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina, en la que destacó que, por primera vez en mucho tiempo, este martes hubo sólo 54 homicidios en el país, luego de un promedio diario de 80.

"Ayer que vi el informe, me sentí satisfecho porque, según nuestros registros, sólo hubo 54 homicidios, cuando el diario es de un promedio de 80″, dijo.

"Eso es lo que me importa: bajar los homicidios, el número de robos, que no haya secuestro, eso es lo fundamental, no lo espectacular", afirmó el presidente.

López Obrador aseguró que la detención de los capos de la droga no será su prioridad porque su gobierno dirigirá los esfuerzos a garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Las imágenes cotidianas de la violencia en México desde 2006.
Las imágenes cotidianas de la violencia en México desde 2006.

"La estrategia ya no son los operativos para detener a capos", dijo. "Lo que buscamos es que haya seguridad y que podamos disminuir el numero de homicidios diarios", insistió.

El presidente explicó que en su gobierno "no han sido detenidos capos" porque esa no será su función principal. "La función principal del gobierno es garantizar la seguridad".

El presidente afirmó que atrás quedaron los operativos "espectaculares" para detener a líderes de las grandes bandas criminales, en los que "se perdió mucho tiempo y no se resolvió nada".

Ahora, en cambio, su atención está puesta en abatir los homicidios, los secuestros, los delitos de alto impacto que afectan a los ciudadanos.

López Obrador espera la aprobación de la Guardia Nacional en el Senado. (Foto: Especial)
López Obrador espera la aprobación de la Guardia Nacional en el Senado. (Foto: Especial)

El gobierno de López Obrador comenzó a publicar una nueva estadística sobre víctimas de homicidio doloso, que genera todos los días un "equipo interdisciplinario" –como lo llama el presidente–, integrado por distintas dependencias federales.

A diferencia de los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), esta estadística se publica diariamente. Sin embargo, como el gobierno aclara en la nota metodológica, se trata de información con fines estratégicos, pero no son datos oficiales.

La información oficial corresponde publicarla cada mes al Centro Nacional de Información del SESNSP.

El pasado 3 de enero el secretario de Seguridad Pública y Ciudadana, Alfonso Durazo, destacó que en el primer mes del gobierno de López Obrador había una tendencia a la baja en la inseguridad.

Como los números de este gobierno comenzaron a publicarse el 5 de diciembre, no es posible hacer una comparación mensual. Sin embargo, el informe del gobierno reporta un promedio diario de 79.7 víctimas de homicidio doloso en diciembre.

López Obrador se ha comprometido a combatir el feminicidio en México. (Foto: Especial)
López Obrador se ha comprometido a combatir el feminicidio en México. (Foto: Especial)

Los datos actualizados del SESNSP exhiben que en diciembre de 2018 (primer mes del sexenio de López Obrador) hubo 2.842 víctimas de homicidio intencional y 74 de feminicidio. En total 2.916 personas asesinadas.

Estos datos convierten a diciembre de 2018 en el más violento de todos los meses de diciembre hasta ahora.

En comparación con diciembre de 2017 (correspondiente al sexenio de Peña Nieto) la tasa de homicidios dolosos creció de 1.79 casos  a 1.95, que equivale a un alza de 9%. Y en comparación con diciembre de 2011 – el año más violento del sexenio de Felipe Calderón – es un incremento del 33.5%.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: