Dos venezolanos que viven en la Argentina pidieron la indagatoria de Nicolás Maduro por violaciones a los derechos humanos

La solicitud ante el juez Sebastián Casanello la hizo un abogado que representa a dos personas que huyeron del régimen bolivariano

Guardar

Nuevo

El presidente venezolano Nicolás Maduro
El presidente venezolano Nicolás Maduro

El abogado Tomás Farini Duggan presentó ante el juez Sebastián Casanello un pedido para que el dictador venezolano Nicolás Maduro sea indagado por crímenes de lesa humanidad el próximo martes, cuando se espera que llegue a Buenos Aires para participar de la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) a la que fue invitado por el presidente Alberto Fernández.

Farini Duggan representa a dos venezolanos que abandonaron su país luego de ser perseguidos por el régimen de Maduro y se instalaron en Argentina. Los nombres de las dos personas que piden ser querellantes en el caso que tiene a su cargo Casanello, con la intervención del fiscal Gerardo Pollicita, se mantienen en reserva porque temen que sus familiares que aún están en Venezuela sufran represalias.

El caso se inició por una denuncia de dirigentes que integran Juntos por el Cambio. Allí se imputaba a Maduro de crímenes de lesa humanidad y también a los dictadores de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y Nicaragua, Daniel Ortega. En ese marco, se reclamaba la actuación de las autoridades judiciales argentinas en virtud de la jurisdicción universal en casos de violaciones a los derechos humanos.

El juez federal Casanello habilitó la feria judicial para que tramitara el expediente y le dio vista al fiscal Pollicita. Según fuentes judiciales, se están certificando causas existentes en la justicia federal en las que estuvieran imputados Maduro, Díaz Canel u Ortega. Por ejemplo, en el juzgado federal a cargo de Ariel Lijo se tramita una causa en la que está bajo investigación el dictador Daniel Ortega por violación de los derechos humanos en Nicaragua.

También te puede interesar: La justicia argentina abrió una investigación para determinar si el régimen de Daniel Ortega cometió delitos de lesa humanidad

La presentación que hizo Farini Duggan ante Casanello relata cómo uno de los ciudadanos venezolanos fue torturado a manos del servicio de inteligencia de Maduro.

El abogado explicó que uno de sus representados, “fue detenido en su residencia sin orden judicial por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (en adelante, “Sebin”), cuerpo de seguridad del Estado venezolano; quienes luego de hurtar numerosos bienes de su propiedad, lo amenazaron con armas de fuero y golpearon reiteradamente para que diera los nombres de sus compañeros de trabajo. Luego, como fue trasladado a un centro de detención donde permaneció incomunicado, sin derecho a un abogado y sin saber porque motivos lo habían detenido. Una vez trasladado al Helicoide, Sede del Sebin-Caracas, fue brutalmente interrogado por Carlos Calderón, Comisario Director del Sebin, quien ordenó el ejercicio de violencia y torturas en su contra. Las condiciones de detención constituyeron otra forma de tortura: siendo completamente insalubres, generaron múltiples enfermedades a los detenidos sin que se les prestara atención médica. Es oportuno señalar que la detención arbitraria y los posteriores actos de tortura se materializaron un día después de que el dirigente del partido de gobierno, Diosdado Cabello (presidente de la ilegítima asamblea nacional constituyente en Venezuela), lo mencionara públicamente en su programa televisivo, “Con el Mazo Dando”, transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), cuando exhibió su fotografía junto a la de otros jóvenes cuya suerte se desconoce”.

El juez federal Sebastián Casanello
El juez federal Sebastián Casanello

En tanto, sobre el segundo de sus representados, Farini Duggan enumeró: “Describió y documentó la forma en que era perseguido y vigilado por agentes estatales. Cómo fue alertado sobre un requerimiento en contra de su persona a fin de rendir entrevista relacionada con una Investigación de Causa reservada”, y el lugar donde sería entrevistado era nada menos que la sede de la Base Territorial Mérida del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). Posteriormente, describió la forma en que fue detenido junto a operarios humanitarios y liberado luego de que agencias de Naciones Unidas intercedieron con ese fin. Con posterioridad tomó conocimiento de que se habría emitido una orden de detención a su respecto, momento a partir del cual fue amenazado de muerte en dos oportunidades por sujetos que le dijeron exactamente lo mismo: “si no dejas la mariquera de estar denunciando te vamos a joder”.

También describió la forma en que encontrándose en la vía pública efectivos policiales le dispararon repetidamente; recibiendo impactos de perdigones en la espalda y cabeza. Finalmente, como recibió amenazas por parte de agentes de inteligencia (SEBIN) quienes, a través de un amigo, le dijeron que si no dejaba su trabajo sería atado y arrastrado por la ciudad, razón por la cual decidió abandonar Venezuela, junto a su esposa e hija”.

En la presentación que realizó, el abogado adjuntó informes sobre violaciones a los derechos humanos en Venezuela realizados por varias organizaciones. Entre ellos destacó el elaborado por la Misión internacional independiente designada por el Consejo de DDHH de las Naciones Unidas que determinó que durante la dictadura de Maduro hubo casos de “tortura, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales”. Con esos motivos y en nombre de los dos venezolanos que buscaron refugio en la Argentina, Farini Duggan pidió la indagatoria de Maduro.

Seguir leyendo

Guardar

Nuevo