Cohen, Duprat y Lanzani (Foto Alejandro Carra/GENTE)
Cohen, Duprat y Lanzani (Foto Alejandro Carra/GENTE)

¡Poné la tele ahora! –le dijo Mariano Cohn(42) por teléfono–. ¡¡Y buscá en el noticiero!!
–¿Qué hay? –se sobresaltó Gastón Duprat (48).
–Es nuestra próxima película.
–¡Epa! Dame una pista.
–No hace falta.
–Okay, esperá… Ufff, ya lo encontré… Excelente… ¡Hay que escribir esa historia, Mariano!
……………………………………………………………………………….
Ocurrió hace unos tres años, a partir de un caso acontecido en Brasil, que al poco tiempo se replicaría en Córdoba: durante un zapping rasante por los canales, Cohn encontraba esa clase de perlas que suelen mimetizarse con la cotidianidad pero esconden un potencial ilimitado para cineastas de su talento y el de Duprat.

"Se trata de disparadores que pueden sintetizarse en dos, tres líneas", comparten ambos, antes de resumir el que escucharon desde la atrapante e inquietante pantalla chica nuestra de cada día: "La información contaba que un ladrón había entrado a un vehículo para robarlo, que cierto dispositivo colocado por su dueño cortó la electricidad y anuló los vidrios espejados, y que el tipo quedó encerrado como en una jaula", memoran desde la cafetería de los Estudios Baires de Don Torcuato, escuchando pronto la pregunta obligada, y respondiendo veloz al unísono.

Peter Lanzani en el rodaje de 4×4 (Foto Alejandro Carra/GENTE)
Peter Lanzani en el rodaje de 4×4 (Foto Alejandro Carra/GENTE)

–¿Y ese tipo ahora viene a ser Peter Lanzani (27)?

–Exacto, el mejor actor de su generación. Con él sucederá lo mismo que con Oscar Martínez en El ciudadado ilustre: estará en todas-todas las escenas de 4×4.

LANZANI, EL TEMPRANERO. Media hora antes, a las seis y doce de la tarde, el último aludido llegaba al rodaje con la antelación necesaria para, primero conversar despreocupado con los técnicos, y luego hacerlo con GENTE, té y medialunas mediante.

Peter Lanzani durante una de las escenas. Cohen, Duprat y Lanzani (Foto Alejandro Carra/GENTE)
Peter Lanzani durante una de las escenas. Cohen, Duprat y Lanzani (Foto Alejandro Carra/GENTE)

"Tres días después de que me contactaran para invitarme al proyecto y enviarme el guión, nos reunimos –cuenta el actor, con el entusiasmo que lo caracteriza–. Yo venía siguiendo los tremendos trabajos de Mariano y Gastón. Apenas acepté, ya me encontré subido a una montaña rusa, porque la película exige un enorme esfuerzo físico y emocional. Mi personaje no es el de un chorro prototipo, sino el de un muchacho que viene de tomar varias malas decisiones, y al entrar en la camioneta se topa con su propio karma… Me encanta cambiar de look. No voy a trabajar mejor modificando mi aspecto, pero contribuye a que el espectador te vea de otra manera. Encontrar el physique-du-rôle ayuda al producto final", entiende Juan Pedro (tal el nombre real de Lanzani).

Cohn le da indicaciones a Luis Brandoni que interpreta a un policía.(Foto Alejandro Carra/GENTE)
Cohn le da indicaciones a Luis Brandoni que interpreta a un policía.(Foto Alejandro Carra/GENTE)

"Como dice Peter, en el filme no se estigmatiza al ladrón: no hay una mirada prejuiciosa desde su apariencia, el acompañamiento musical o su forma de expresarse", interviene Mariano Cohn. "Acá el tema es otro", puntualiza.

"La inseguridad –continúa Gastón Duprat–. 4×4 explora los límites, abriendo un debate sin demasiados antecedentes en el cine argentino. Porque, pese a que la inseguridad es la mayor preocupación nacional (y lo confirman las encuestas), por cierta corrección política que cultivamos no se suele discutir respecto de ella. Cuando en 2000, con Mariano y Adrián De Rosa dirigimos el documental Enciclopedia, abrimos un cachito el debate de la inseguridad. Bueno, ahora sacamos el tapón por completo. Muchos van a considerar a 4×4 una película garantista, y otros tantos, fascista. Aunque la verdad es que, sin entregar una respuesta, trata un tema tabú que va a dar para que debatan derecha, izquierda, peronismo, no peronismo… Prepárense", lanza la metáfora Gastón. Y llega la orden de producción para comenzar la nueva jornada de acción.

Dady Brieva se pone en la piel de el dueño de la camioneta.Cohen, Duprat y Lanzani (Foto Alejandro Carra/GENTE)
Dady Brieva se pone en la piel de el dueño de la camioneta.Cohen, Duprat y Lanzani (Foto Alejandro Carra/GENTE)

COHN & DUPRAT, LOS CEREBROS. Con un costo de tres millones de euros y un rodaje de seis semanas (la mitad de día, el resto de noche), el set de casi trescientos metros lineales recrea una calle de un barrio porteño tipo, con su empedrado, sus casas, sus negocios, sus cables y antenas y hasta sus carteles: salvo el de El hombre de al lado 2, suerte de guiño a aquel largometraje que en el '09 pergeñó la dupla; uno de los ocho que codirigieron hasta que meses atrás resolvieron intercambiar roles: Gastón comandó la comedia dramática expansiva Mi obra maestra que, producida por Mariano, se estrenará en agosto; y Cohn, producido por Duprat, capitanea 4×4, "este thriller concentrado, visceral, de importante manufactura técnica", que aterrizará en las salas durante el primer semestre de 2019, probablemente respaldándose en la 71ª edición del Festival de Cannes, destino lógico tras el suceso internacional que vienen cosechando sus creadores desde El ciudadano…

Duprat en el rodaje. Cohen, Duprat y Lanzani (Foto Alejandro Carra/GENTE)
Duprat en el rodaje. Cohen, Duprat y Lanzani (Foto Alejandro Carra/GENTE)

–¿En serio suponen que 4×4 generará debate?

Mariano: Sin dudas. Mientras la escribíamos, se nos aparecía a cada instante el caso del ingeniero Horacio Santos.
Gastón: ¿Sabías que debió indemnizar a la familia de los dos jóvenes (Osvaldo Aguirre y Carlos González) que le habían robado el pasacasete del auto y mató, allá por mediados de los Noventa'?
Mariano: Perdón: ¿y sabías que nunca habló públicamente sobre lo que sucedió?
Gastón: Aparte de los casos del doctor (Lino) Cataldo (en septiembre del '16 acabó con la vida de Ricardo Krabler, que intentó robarle el auto, en San Martín) y el policía (Luis) Chocobar (en diciembre de 2017 hizo lo propio con Pablo Kukoc, quien había apuñalado a un turista en La Boca). Hay fuertes antecedentes…
Peter: … de justicia por mano propia. Algo en lo que el Ciro Bermúdez que recreo en 4×4, se ve involucrado. No es un tema simple.
Gastón: Porque existe una delgada frontera que separa a víctimas de victimarios. Y más en nuestro país, donde las rejas, los senderos seguros, las alarmas y la paranoia se encuentran a la orden del día.
Mariano: Por algo hasta generó un debate entre nosotros.
Peter: Que se repetirá en el público, apenas vea 4×4.

Por Leo Ibañez