Larissa y Jonathan antes de que se entregara, en México. Foto: Instagram.
Larissa y Jonathan antes de que se entregara, en México. Foto: Instagram.

Larissa Riquelme está en el país para seguir de cerca la situación legal de Jonathan Fabbro, su pareja, quien está acusado de abusar y violar a su ahijada.

La modelo sigue defendiendo al futbolista, y afirma su inocencia. "Yo estoy con la cabeza sin descansar, a mil. Lo pude ver en el palacio de Tribunales, le pude dar un beso. Tenía su corazoncito a mil… cuando nos vio, se le iluminó la cara y nos dijo que nos quedáramos tranquilas, que todo se iba a aclarar", le aseguró esta mañana al periodista Tomás Dente en Nosotros a la Mañana.

Su último viaje juntos (Foto Instagram)
Su último viaje juntos (Foto Instagram)

Larissa contó además que la mayor parte de la familia de Fabbro está de su lado, pero que sufren muchísimo. "La hermana lo fue a ver. Llegó mal y salió súper mal, es feo llevarse una imagen como esa. Estamos luchando y seguimos. Queremos demostrar su inocencia y la Justicia también lo está demostrando con las pericias, porque en el expediente hay más cosas a favor de él que en su contra", agregó.

El jugador está a la espera de que el juez dicte su veredicto en los próximos días para saber si continuará detenido o saldrá en libertad. "Esperamos que en 10 días las cosas se resuelvan a favor de Jonathan y después, poder mimarlo por todo el tiempo perdido", dijo la modelo paraguaya.

También hay que pensar en la menor, de protegerla de alguna otra manera porque es víctima

"Se tiene que recuperar emocionalmente de todo el trauma que ha vivido y ya luego pensar en lo que vendrá. También hay que pensar en la menor, de protegerla de alguna otra manera porque es víctima, lastimosamente de gente maquiavélica porque sólo alguien así puede hacer este tipo de cosas y perjudicar a una niña", finalizó.

SEGUÍ LEYENDO: