Luchi Quinteros: la primera dama de 9zTeam

Una charla con la joven creadora de contenidos, que reparte su tiempo entre el desarrollo de videojuegos, el stream y el amor de Frankkaster

Compartir
Compartir articulo
infobae

Se sienta frente a su prolijo setup y comienza su relato con mucha dulzura y pinceladas de humor. Su nombre es Lucía Quinteros, pero en redes la conocemos como Luchi. Es creadora de contenidos y estudia desarrollo de videojuegos, y es por eso que dice estar interesada en todo lo que tenga que ver con tecnología.

Luchi Quinteros: la primera dama de 9zTeam

—¿Cómo te definirías?

—Soy una exploradora, porque creo que así la vida es más divertida, ya que uno está en constante aprendizaje, estoy constantemente buscando cosas nuevas, eso es lo que me gusta.

—¿Y de chica como eras?

—Fui variando mucho, siempre fui extrovertida y muy sensible, pasé una infancia muy linda, en el colegio era muy estudiosa, no lo veía como una carga, como un bajón el hecho de tener que hacerlo. Los videojuegos cumplieron un papel fundamental, porque el que me metió en ese mundo fue mi papá. Él me compró la PS1 y compartí muchas tardes de juegos, que además de ser momentos de calidad padre/hija, con eso me dí cuenta que me interesaba saber cómo se creaban y cómo funcionaban. Me encantaba, aunque parezca muy boludo, Spyro el dragón y me marcó mucho por que fue el primero que me dió ganas de terminar

—¿Y ahora qué?

—Estoy en el tercer cuatrimestre de desarrollo de videojuegos, son 6 materias por cuatrimestre, estoy cursando tres y en una de ellas estamos haciendo un proyecto de juego grupal en 3D. Ya se puso complicado porque es un juego que podemos llegar a ver en Steam. Estoy aprendiendo a programar en 3D, y esto lleva temas puntuales como mover personajes tridimensionales, crear un nivel que tenga sentido para la mecánica de juego que querés hacer.

Luchi Quinteros: la primera dama de 9zTeam

Luchi es además influencer y comenzó a publicar regularmente en su Instagram en el año 2016. Durante su corta estadía en la red social de la camarita, cosechó unos 227.000 seguidores.

—¿Cuándo llega el stream a tu vida?

—En la adolescencia, tenía 16 años, y me pasó que entre mis amigas era media rara porque jugaba con los chicos, me veían como antisocial aunque era extrovertida. Ahí encontré en Twitch mi lugar de juegos. Ahí empecé a ir a eventos de LoL, lo jugaba mucho y estamos hablando del 2016, ahí se empezó a hablar del stream. Como pasaba muchas horas jugando, pensé que estaría bueno mezclar dos cosas que me gustan: jugar, y conocer gente nueva. Acá hay que tener cuidado porque sabemos que puede ser un tanto peligroso, tuve que explicarle a mi mamá porque no lo entendía.

—¿Cómo es un día normal en tu vida?

—Me levanto temprano los días que tengo curso, pero es complicado porque hago muchas cosas. Limpio la casa, tengo muchos perros, voy al curso y desde que termino con eso planifico si voy a stremear o no. Si tengo que hacer cosas para alguna marca o una nota, como el día de hoy, voy tratando de repartir el tiempo de la mejor manera.

—¿Cómo te trata el público?

—La gente es muy cariñosa, los que me siguen me tratan bien, ellos me entienden. Eso es lo que pasa con la creación de contenidos, si uno se engancha de los números y cree que si no prende el stream todos los días, la gente no lo va a ver se equivoca. Uno genera contenido para disfrutarlo, para compartir, para transmitir algo, una vibra que te haga bien.

infobae

—¿Cómo llegó Frankaster a tu vida?

—En un momento de muchos cambios cuando tenía 19 años. Los números del stream estaban muy buenos y como los dos estábamos en tanto cambio, conectamos. Pasó mucho tiempo, ya tengo 23 años y tenemos una vida de pareja a nivel bonito. Yo estoy muy contenta de la vida que tenemos, tal vez estamos un poco aislados pero, encontramos el equilibrio.

—¿Cómo separan la vida personal del stream?

—No están tan separadas, tener una relación pública obviamente ha traído cosas negativas, pero son muchas más las positivas. Simplemente nuestra vida y lo que hacemos se mezclan de forma inevitable. Hay celos pero son los lógicos que puede tener una persona y por ahí surgen porque ninguno quiere perder al otro y siempre intentamos comunicarnos, porque eso es lo que hace funcionar la pareja.

—¿Y qué pasa cuando hacen stream los dos al mismo tiempo?

—Uh, él es mucho más ruidoso que yo, pero mucho, mucho. Yo soy más tranquila, soy de charlar y hablar de la vida, él en cambio stremea partidos de 9z y siempre hay quilombo. Si stremea cualquier otra cosa es más tranquilo, pero si pasa algo particular y se pone heavy, hay que cerrar la puerta y listo. Hubo momentos en que mi chat era todo, “che como grita Fran”.

—¿La vida diaria cómo es?

—Si en esta casa se come es por mí, Fran cocina bien pero no tiene paciencia. La cocina tiene momentos en los que para hacer las cosas bien hay que esperar, y en ese instante de espera Fran se va. Entonces la que sabe que ahí hay que revolver y ser paciente soy yo. No me quejo porque él es un tipo re prolijo. Si es por la limpieza, cuando me levanto la casa está impecable, y mira que tenemos 3 perros que largan pelos. Hay que barrer, la casa es grande y la verdad que hay que tener ganas de limpiar. Trato de lavar los platos, ya que el limpia pero pasan cosas, las mujeres somos un poco más desordenadas, mucho clip, hebillas y productos para todo pero, al final la llevamos bien.

—¿Cómo te ves de acá a diez años ?

—Me gustaría tener mi canal de Youtube, estar recibida, laburando en el desarrollo de nuevos juegos. Con Fran obviamente, tal vez casada, no ahora, pero podía ser de acá a diez años. Aprender las cosas de la vida sin perder mis valores, no perderme por ahí cosas lindas, eso es lo que espero.

Seguir leyendo: