Los Ángeles evalúa prohibir el uso de celulares a los alumnos dentro de las escuelas

El Distrito Escolar Unificado (LAUSD) debate restringir el uso de smartphones, en una medida que provocó polémica entre estudiantes y los padres de familia

Guardar

Nuevo

(Getty Images)
(Getty Images)

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) podría unirse pronto a otros distritos en Estados Unidos que han prohibido el uso de teléfonos móviles en los de campus escolares durante el horario estudiantil. ABC News señaló que esta propuesta está siendo discutida en la reunión de la Junta Escolar del martes 18 de junio, impulsada por el miembro de la junta, Nick Melvoin, quien espera que la prohibición ayude a prevenir el impacto negativo potencial que los celulares entre los más jóvenes.

“La política de escuelas libres de teléfonos dice que desde el momento en que los estudiantes ingresen al aula hasta el final del día, no deberían tener sus teléfonos”, declaró Melvoin a ABC News. “Dejemos que los niños interactúen entre sí, libres de las distracciones que sabemos que están perjudicando su salud mental y su rendimiento académico”, agregó.

El directivo mencionó que en otros estados como Florida, las escuelas públicas comenzaron a bloquear el uso de smartphones durante el tiempo instruccional y a prohibir el acceso a las redes sociales mientras se utiliza el WiFi del distrito en 2023. Desde entonces, distritos en lugares como Oklahoma, Kansas, Vermont, Ohio, Luisiana y Pensilvania han adoptado legislaciones similares.

Unas investigaciones citadas en el documento de la Orden del Día para la reunión del martes indicaron que el uso excesivo de teléfonos móviles impacta la salud mental y el bienestar de los adolescentes. “Las investigaciones indican que el uso excesivo de teléfonos móviles está asociado con un aumento del estrés, la ansiedad, la depresión, problemas de sueño, sentimientos de agresión y pensamientos suicidas”, según el texto.

Melvoin afirmó que la actualización más reciente de la política sobre el uso de teléfonos móviles fue implementada en 2011 y sólo prohíbe los teléfonos durante el tiempo de clase. Con la nueva propuesta, espera que la prohibición sea integral durante todo el día escolar, incluyendo los períodos de descanso.

(Getty Images)
(Getty Images)

“Las escuelas tendrán cierta discreción sobre cómo implementar esto, ya sea con casilleros para teléfonos móviles o estas bolsas que algunos podrían conocer en espectáculos de comedia o conciertos”, añadió.

CBS News indicó que, lejos de ser una propuesta con voto unánime, la medida impulsada ha recibido apoyos y críticas. Algunos padres expresaron su preocupación debido a la necesidad de que sus hijos tengan acceso a los teléfonos en caso de emergencia.

Regina Schoetz, madre de un estudiante del LAUSD, comentó a CBS que los estudiantes “deberían tenerlos (los teléfonos) para protegerse una vez que salen del campus de la escuela”. Si bien está parcialmente de acuerdo con la moción, ella no cree que la decisión final deba recaer en el distrito. “No creo que debería haber una gran prohibición de los teléfonos o encerrarlos. Pienso que es decisión de los padres”, sostuvo.

(Getty Images)
(Getty Images)

En contraste, Krystel Diaz, cuya prole asiste a otra escuela donde se requiere entregar los teléfonos móviles, apoya firmemente la política. “Pienso que es una excelente idea”, señaló, indicando que ha ayudado a reducir el ciberacoso. Sin embargo, sus hijos no comparten el mismo entusiasmo. “Ellos lo odian”, afirmó. “Lo odian totalmente”.

El psicólogo y profesor asociado de la Universidad de Pepperdine, Dr. Erlanger “Earl” Turner, expresó a ABC News una visión positiva sobre la iniciativa. “Es realmente importante que las escuelas reconozcan que esta es una oportunidad única para enseñar a nuestros adolescentes actuales sobre cómo realmente navegar el uso de la tecnología de manera apropiada y también establecer límites saludables”, aseguró.

La resolución propuesta incluye igualmente directrices específicas por grupos etarios, y requiere de la retroalimentación de estudiantes, padres y maestros. Si es aprobada, se prevé que la política entre en vigor al inicio de 2025.

Guardar

Nuevo