Ingenieros crearon una esponja eléctrica que absorbe carbono del aire

Un innovador material tecnológico tiene la capacidad de eliminar dióxido de carbono de la atmósfera, presentando una solución potencialmente revolucionaria para combatir el cambio climático

Guardar

Nuevo

Muestra de carbón activado utilizado para la captura de CO2 (Universidad de Cambridge)
Muestra de carbón activado utilizado para la captura de CO2 (Universidad de Cambridge)

Una innovación científica promete ser una herramienta crucial en la lucha contra el cambio climático. Se trata de una esponja eléctrica que captura carbono directamente del aire, desarrollada por un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge. Este novedoso dispositivo tiene el potencial de ofrecer una alternativa más eficiente energéticamente en comparación con los métodos actuales de captura de carbono, así lo informó The Independent.

Alexander Forse, líder del proyecto e investigador en Cambridge, afirmó para el medio antes mencionado: “Lo primero y más urgente que tenemos que hacer es reducir las emisiones de carbono en todo el mundo”. Sin embargo, añade que la eliminación de gases de efecto invernadero es crucial para alcanzar emisiones netas cero y mitigar los peores efectos del cambio climático: “Siendo realistas, tenemos que hacer todo lo que podamos”, subrayó Forse.

El funcionamiento de la esponja se basa en la recarga de carbón, un material comúnmente utilizado en los filtros de agua domésticos. Este material fue escogido por su bajo costo, estabilidad y escalabilidad. No obstante, el carbón activado tradicional no tiene la capacidad de capturar CO2 del aire. La innovación radica en cargar este carbón como si fuera una batería, lo que lo convierte en un material apto para la captación de dióxido de carbono.

Durante el proceso de carga, el material, compuesto por una tela de carbón activado, se llena con compuestos llamados hidróxidos. Estos iones se insertan en los poros del carbón y forman enlaces reversibles con el CO2, permitiendo la captura del gas directamente del aire. “Es una nueva forma de fabricar materiales mediante un proceso similar al de una batería”, explicó Forse. “Y las tasas de captura de CO2 ya son comparables a las de los materiales existentes”.

El nuevo dispositivo para capturar dióxido de carbono espera revolucionar la lucha contra el cambio climático. (EUROPA PRESS)
El nuevo dispositivo para capturar dióxido de carbono espera revolucionar la lucha contra el cambio climático. (EUROPA PRESS)

Una de las ventajas significativas de este método es que no requiere altas temperaturas para recolectar el CO2 y regenerar la esponja de carbón, lo cual podría suponer un ahorro energético considerable. A pesar de esto, Forse también señaló algunas limitaciones del material. La esponja captura una cantidad limitada de dióxido de carbono y su eficiencia se ve afectada en condiciones de alta humedad.

Los investigadores también mencionan que su invento podría tener aplicaciones más allá de la captura de carbono. Sugieren que al variar los iones insertados en los poros del carbón, es posible adaptar la esponja para capturar diferentes tipos de moléculas. Este aspecto abre la puerta a una serie de usos potenciales en distintas áreas científicas y tecnológicas.

El estudio detallado sobre esta esponja eléctrica ha sido publicado en la revista Nature bajo el título “Capturando dióxido de carbono del aire con sorbentes cargados”. Según los autores del artículo, el desarrollo de este nuevo material y su metodología representa un paso adelante en la investigación y podría contribuir de manera significativa a combatir la emergencia climática.

Los responsables de esta investigación recalcan la importancia de continuar explorando todas las opciones posibles para reducir y eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera. Subrayan que, aunque la reducción de emisiones es prioritaria, también es necesario centrarse en tecnologías que permitan la eliminación de gases de efecto invernadero para lograr un impacto sostenible a largo plazo.

La implementación de esta tecnología en la vida cotidiana y en sectores industriales podría ser una herramienta valiosa en los esfuerzos globales para mitigar el cambio climático. Todavía queda por ver cómo se desarrollará y optimizará esta tecnología en el futuro, pero las primeras pruebas y resultados ya muestran un camino prometedor en la búsqueda de soluciones innovadoras para salvar el planeta.

Guardar

Nuevo