Rebecca Ferguson, una Lady Jessica esotérica, perfecta y malvada en ‘Dune: Parte 2′

La actriz sueca amplifica su devoción en la segunda entrega de la película de Denis Villeneuve basada en la saga de Frank Herbert (y demuestra por qué es una de las grandes actrices contemporáneas en Hollywood)

Compartir
Compartir articulo
Rebecca Ferguson en una escena de 'Dune: Parte Dos' (Warner Bros. Pictures vía AP)
Rebecca Ferguson en una escena de 'Dune: Parte Dos' (Warner Bros. Pictures vía AP)

Hace unos días, Rebecca Ferguson se atrevió a hablar de una de las situaciones más delicadas que ha vivido en un rodaje con un compañero del gremio. “Hice una película con un auténtico idiota de coprotagonista. Esta persona era tan insegura y estaba tan enfadada porque no podía sacar las escenas adelante, y yo creo que estaba tan vulnerable y tan incómoda que me gritó, empecé a llorar y me tuve que ir del set”, declaró en una entrevista en el pódcast Reign with Josh Smith.

Desde entonces, cualquier individuo con una cuenta en la red social X (antes Twitter, porque algunos seguimos sin acostumbrarnos a su nomenclatura oficial, gracias Elon Musk) ha decidido intentar descifrar de quién se trata. Este elemento de congregación universal es prácticamente similar a la situación enarbolada por su personaje en Dune: Parte Dos con la única diferencia de que, en la ficción, la devoción es buscada y forzada.

Te puede interesar: ‘Dune: Parte Dos’: un milimetrado experimento mesiánico, esta vez hacia un desierto de emociones

La segunda (y esperada) entrega de la película dirigida por Denis Villeneuve, y basada en las novelas de Frank Herbert, se ha estrenado este viernes en los cines de todo el mundo. En ella, Ferguson interpreta a Lady Jessica, la madre de Paul Atreides (Timothée Chalamet) y una Bene Gesserit: los perfiles más esotéricos y místicos en Arrakis. En Dune, Lady Jessica se presenta como una mujer frágil que acaba de perder a su marido y que no sabe dónde encaja en un mundo en ciernes. El protagonista es Paul, su único hijo, el último eslabón de la casa Atreides, de ahí que su objetivo primordial sea su supervivencia.

En Dune: Parte Dos, y ya integrada con los Fremen, la tribu de guerreros que se esconde tras las dunas, Lady Jessica huele el peligro. Es consciente de que la entrada de dos extranjeros genera desconfianza y Stilgar, su líder (interpretado por Javier Bardem), le ofrece una salida para evitar la muerte inducida: beber el ‘Agua de la Vida’, un líquido azul y venenoso que le permitirá conocer todos los secretos de sus predecesoras y que puede acabar con su existencia.

Te puede interesar: Quién es quién en ‘Dune: Parte Dos’: de Timothée Chalamet y Javier Bardem a Florence Pugh

Tráiler oficial de 'Dune: Parte Dos'

Larga vida a la Reverenda Madre

El desarrollo del personaje de Ferguson en la cinta de Villeneuve es, probablemente, de lo mejor de Dune: Parte Dos junto a la interpretación devota de Javier Bardem. Cuidado, que vienen spoilers. Tras ingerir el ‘Agua de la Vida’, Lady Jessica metamorfosea en una versión mejorada, aunque más malvada, de su ser. El bebé que porta (la que será la hermana de Paul, interpretada por Anya Taylor-Joy) le susurra e incita a hacer creer a los Fremen que Paul es el elegido. Entre profecías y miradas, la Bene Gesserit muta en el personaje más peligroso de la cinta. ¿Acaso hay algo más peligroso que la fe, la creencia de que hay un futuro mejor, la esperanza de que una profecía puede cambiar las tornas de los Fremen?

Sostenida por su poder y apoyada por los ideales de Stilgar, que se empeña en convertir a Paul en el Lisan al-Gaib, el profeta, el héroe, el ‘forastero’ que librará a su pueblo y cumplirá la leyenda, Lady Jessica se encargará de expandir la profecía ante los fundamentalistas y los creyentes. Desprovista de la humanidad con la que se la vio antes de ingerir el veneno, el personaje de Ferguson se encargará de que su hijo se convierta en el nuevo líder de Arrakis, pero antes tendrá que trabajar para que éste pueda contar con el apoyo de los Fremen.

Te puede interesar: Sí, los rumores son ciertos: Javier Bardem es lo mejor de ‘Dune: Parte 2′

Ya como Reverenda Madre, la líder religiosa de los Fremen, Lady Jessica se enfrentará a cualquiera que se oponga a su hijo Paul, incluida Chani, la mujer que le ayuda a sumergirse en la cultura de la tribu (interpretada por Zendaya). Con tatuajes faciales y una mirada impenetrable, el personaje de la actriz sueca se enfunda en una maldad implacable. La sed de venganza y de poder la lleva a cometer crímenes que pondrán patas arriba Arrakis, entre ellos, una ‘Guerra Santa’ que acabará con la vida de miles de ciudadanos.

La Reverenda Madre no ejecuta, simplemente deja que sus palabras hagan mella en los religiosos que creen en la profecía del ‘Mesías’. Dune: Parte 2 es una interpretación cinematográfica de aquello de que “la religión es el opio del pueblo”. No hay nada más poderoso que la creencia de que existe algo superlativo que vendrá a salvarnos, y Lady Jessica se encarga de que el mensaje llegue alto y claro. El imperialismo desbordado de los Atreides convierten una supuesta profecía Fremen en la excusa perfecta para hacerse con el trono de Arrakis.

Te puede interesar: Las mejores películas de Denis Villeneuve, director de ‘Dune’: de ‘Sicario’ a ‘La llegada’

En esta imagen proporcionada por Warner Bros. Pictures, Rebecca Ferguson en una escena de "Dune: Part Two". (Warner Bros. Pictures vía AP)
En esta imagen proporcionada por Warner Bros. Pictures, Rebecca Ferguson en una escena de "Dune: Part Two". (Warner Bros. Pictures vía AP)

Una vertiginosa carrera

Rebecca Ferguson se estrenó en Hollywood con Hércules, una cinta histórica junto a Dwayne Johnson. Desde entonces, no sólo se ha convertido en una de las grandes estrellas contemporáneas, también ha compartido pantalla con estrellas de la talla de Meryl Streep y Hugh Grant (Florence Foster Jenkins), Michael Fassbender (El muñeco de nieve), Jake Gyllenhaal y Ryan Reynolds (Life), Chris Hemsworth (Men In Black International) o Ewan McGregor (Doctor Sueño), entre otros.

Además de su interpretación como Lady Jessica en Dune, otro de sus papeles más notorios en Hollywood fue como Ilsa Faust en Misión Imposible, una de las sagas de acción más importantes que la unieron a Tom Cruise. También apareció en El gran showman, una cinta en la que coincidió con Zendaya y Hugh Jackman, y Reminiscencia también junto al actor australiano.