Esta es la regla 1-10-100, la norma infalible para cocinar pasta en casa

Aunque es uno de los platos más sencillos de preparar, son los pequeños detalles los que marcan una gran diferencia a la hora de cocinar pasta

Compartir
Compartir articulo
La regla infalible para cocer pasta y conseguir un resultado perfecto (ShutterStock)
La regla infalible para cocer pasta y conseguir un resultado perfecto (ShutterStock)

Nos encanta la pasta en todas sus versiones, desde los platos más populares como la carbonara hasta los menos conocidos como la pasta a la norma. Esta receta de origen italiano no solo es deliciosa, sino que además es muy rápida de hacer, permitiéndonos cocinar un plato rápido en pocos minutos cualquier día de la semana.

Cocer pasta es, sin duda, una de las elaboraciones más sencillas que pueden hacerse entre fogones. ¿Quién no sabe cocerse unos macarrones o unos tallarines? Solo hace falta una olla con agua, una pizca de sal y los minutos que indique el paquete, nada más. Sin embargo, son los pequeños detalles los que marcan una gran diferencia a la hora de cocinar pasta seca. Una serie de errores, en un principio insignificantes, pueden convertir esta delicia italiana en un plato poco más que mediocre.

Te puede interesar: El aperitivo fácil y rápido de Arguiñano para Navidad que se hace con salmón y aguacate

Por suerte existe una regla, casi matemática, bautizada popularmente como la regla 1-10-100, que nos permite cocinar pasta sin apenas complicaciones y conseguir un resultado en su punto, ni demasiado al dente ni pasada, ni sosa ni salada de más.

Si eres un amante de la pasta y quieres aprender a hacerla sin complicaciones, apunta esta norma. El 1 obedece a un litro de agua, la cantidad justa que debemos añadir a nuestra olla. El 10 se refiere a los gramos de sal que debemos echar por cada litro de agua para conseguir una pasta en su punto de sal. El 100 representa la cantidad de pasta en gramos que debemos calcular por persona, siempre que hablemos de pasta seca y que cocinemos esta receta como plato único.

Te puede interesar: Huevos Napoleón, una receta fácil y tradicional para una cena rápida

Tiempo de cocción y trucos para un resultado perfecto

La pasta es fácil de cocinar. Lo complicado es darle el punto justo. En Italia prefieren la pasta al dente, es decir, dejan el corazón de la pasta ligeramente crujiente o duro al diente. En España, sin embargo, algunos prefieren una textura mucho más tierna, llegando incluso a estar completamente blanda. Hay tantas formas de cocinarla como personas, así que cada uno tiene su tiempo de cocción predilecto.

Si preferimos la pasta al dente, debemos calcular un minuto menos al que nos indica el paquete (Gettyimages)
Si preferimos la pasta al dente, debemos calcular un minuto menos al que nos indica el paquete (Gettyimages)

Lo habitual, el número que suele aparecer en los paquetes de pasta que compramos en los supermercados, oscila entre los ocho y los 12 minutos de cocción. Para conseguir un resultado al dente, al puro estilo italiano, la recomendación es dejarlos un minuto menos, siete como mucho.

Este tiempo es también el adecuado si vamos a preparar una salsa que acompañe nuestra pasta. Para que absorba bien todos los sabores, lo ideal es cocinar la pasta un rato en la sartén junto a la salsa. De esta forma, la pasta seca se terminará de cocinar con la salsa, lo que le dará un extra de sabor.

Otro de los consejos infalibles, un error que muchos suelen cometer al cocinar la pasta, es echar aceite al agua de cocción. Al incluir aceite en el proceso de cocción, se crea una película de grasa sobre la pasta que impide que la salsa se adhiera una vez la sirvas en el plato.