Alerta sanitaria: retiran varios lotes de un helado de Lidl por la presencia de fragmentos metálicos

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha recomendado no consumir estos productos en caso de haberlos adquirido

Compartir
Compartir articulo
Producto 'Bon Gelati' afectado por la alerta sanitaria (Comunidad de Madrid)
Producto 'Bon Gelati' afectado por la alerta sanitaria (Comunidad de Madrid)

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha alertado a los consumidores españoles de la presencia de fragmentos metálicos en un helado procedente de Alemania. Se trata de un producto sabor vainilla muy vendido en los supermercados Lidl.

La AESAN fue notificada por la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF), que difundió el aviso que le trasladaron las autoridades sanitarias de Alemania. Fue en este país en el que se detectaron los fragmentos metálicos.

Te puede interesar: Un estudio relaciona el consumo de alimentos ultraprocesados con varios tipos de cáncer de boca

Se trata de un producto de la marca Bon Gelati, que en España comercializan los supermercados Lidl. La alerta se refiere al sabor “Bourbon Vainilla Flavour”, vendido en tarrina de plástico. En concreto, están afectados los lotes L3 275 A01 y L3 276 A01, con fecha de caducidad de 21 y 22 de septiembre de 2025, respectivamente, y en formato de tarrina de plástico de 2.500 mililitros.

Desde la agencia nacional de seguridad alimentaria explican que han trasladado esta información a las autoridades competentes de cada comunidad autónoma a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI). Estas podrán verificar “la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización”.

Organizaciones como Facua o la OCU se han hecho eco de la noticia en sus plataformas. Según explica este último, el fabricante alemán habría advertido la presencia de contaminantes físicos (en concreto, restos metálicos) en controles internos realizados a los productos. Fue el propio fabricante el que dio la voz de alerta, que posteriormente se ha difundido a través de las autoridades sanitarias del país al resto de naciones.

“La presencia de fragmentos metálicos en este tipo de productos pudiera ser accidental, pero es un riesgo real, que impide que se pueda consumir, pues esos fragmentos podrían causar lesiones”, alerta la OCU.

Lidl retira el producto y reembolsará a sus clientes

El propio supermercado emitió la semana pasada un comunicado alertando del peligro que presentaban estos productos. La empresa solicita la devolución de estos helados “ya que no se puede descartar la posible presencia de cuerpos extraños (metálicos y plásticos)”.

“Debido al posible riesgo de lesiones, los clientes deben prestar atención y si disponen de estas caducidades afectadas, no consumir el producto bajo ninguna circunstancia”, avisa Lidl.

El supermercado afirma que ha retirado el artículo “con el objetivo de proteger a los consumidores” y explica que aquellos que lo hubiesen comprado con anterioridad pueden devolverlo en cualquier tienda Lidl. Asegura además que se les reembolsará el precio total del producto “incluso sin presentar el ticket de compra”.

Te puede interesar: Los efectos secundarios del minoxidil, el medicamento que estimula el crecimiento de pelo y ralentiza la calvicie

La compañía recuerda que ningún otro de los productos de la marca Bon Gelati se han visto afectados por la alerta, por lo que sería seguro consumirlos.

“El fabricante “Lidl Stiftung & Co. KG.” pide disculpas a todos los clientes afectados por los inconvenientes causados”, concluye la nota.