Milei aseguró que la caída de las reservas no generará un incumplimiento con el FMI

El presidente hizo referencia en un discurso en ExpoEFI a la fuerte desaceleración de compras del BCRA, y dijo que el sobrecumplimiento de objetivos anteriores compensará la pérdida de divisas en el tercer trimestre

Guardar

Nuevo

infobae

Tras tres ruedas consecutivas en que el Banco Central terminó con saldo vendedor en el mercado oficial, el presidente Javier Milei relativizó la posibilidad de una pérdida de reservas en el BCRA, ya que señaló que el programa con el FMI ya comprende una caída en el nivel de divisas durante el tercer trimestre por cuestiones de estacionalidad.

“En el programa que tenemos vigente, con el Fondo, estima que tendríamos que perder por lo menos 2.000 millones de dólares de reservas, pero como nosotros estamos sobrecumplidos, nosotros estamos sobrecumplidos en la meta fiscal, en la meta monetaria y en la meta cambiaria. Entonces, tenemos margen para perder más de 3.000 millones de dólares”, señaló el jefe de Estado en su discurso ante ejecutivos de finanzas en ExpoEFI.

Los números del último reporte del FMI muestran que la secuencia de acumulación de reservas que prevé la hoja de ruta acordada con el Gobierno implica, de punta a punta, USD 10.000 millones de acopio de divisas. Pero hay variaciones en ese camino: el momento de mayor acumulación es el segundo trimestre, por la liquidación de la cosecha gruesa. En esa instancia el BCRA debería poder mostrar USD 9.200 millones más de reservas en comparación con el día en que se produjo el cambio de Gobierno.

En el tercer trimestre la autoridad monetaria tendría margen para perder una parte, algo que suele suceder por el efecto estacional contrario a la exportación de la soja. Los números del Fondo Monetario dan cuenta de que podría perder USD 1.600 millones sin que quede fuera del marco de las metas de acumulación de reservas.

La secuencia de acumulación de reservas que prevé la hoja de ruta acordada con el Gobierno implica, de punta a punta, USD 10.000 millones de acopio de divisas, aunque hay variaciones en ese camino

Datos de la consultora PxQ dan cuenta de que la primera meta de reservas, la del primer trimestre que finalizó a fines de marzo, fue sobrecumplida con mucho espacio: el BCRA juntó USD 8.800 millones netos, lo que implicó más de USD 2.800 millones más que lo que exigía el acuerdo con el FMI. Ahora bien, la meta del segundo trimestre, que tiene como fecha de corte el último día de junio, estaría más ajustada.

“Aviso porque no va a faltar que digan: ‘uy, el programa está colapsando, están perdiendo reservas’. No, es un problema de estacionalidad, muchachos”, concluyó Milei sobre ese tema en ExpoEFI. El mercado empezó a mirar con mayor atención la cuestión de las reservas: el BCRA hilvanó tres ruedas consecutivas con saldo vendedor en el mercado oficial, aún con cifras leves, pero en un momento del año en que se esperaría un ritmo de compras amplio por la soja.

La fachada del Banco Central argentino, en una foto de archivo. REUTERS
La fachada del Banco Central argentino, en una foto de archivo. REUTERS

Por otra parte, Milei defendió la idea de independencia del Banco Central que “los gansos” cuestionaron por el hecho de que Santiago Bausili fue socio de Luis Caputo en la consultora Anker antes de retornar a la función pública. “No faltaron los gansos que empezaron a criticar la falta de independencia del Banco Central. En las reuniones de Gabinete no solo está Caputo, está también Bausili”, dijo.

“¿Por qué hacemos eso? Porque el Banco Central estaba quebrado porque el Estado le había metido un montón de papeles. Entonces, si el Estado fue el que quebró al Banco Central, lo lógico es que el Estado recomponga la hoja de balance del Banco Central”, dijo, en relación a la absorción de pasivos remunerados que el Tesoro implementó en las últimas semanas por la vía de colocación de Letras con una tasa de interés más favorable para el tenedor que los pases pasivos.

La primera meta trimestral de reservas fue sobrecumplida por más de USD 2.800 millones más que lo que exigía el acuerdo con el FMI, según PxQ. La meta del segundo trimestre estaría más ajustada

La cuestión sobre las reservas asoma como el más complejo para el Gobierno para tener el terreno allanado para la salida del cepo cambiario. Hay aspectos monetarios que el equipo económico asegura que están resueltos en un 75%, pero que el más lejano es el de tener un nivel de reservas en el Banco Central que sea suficiente en comparación con los pasivos remunerados del BCRA.

Por eso, Caputo anunció este martes en un evento de Libertad y Progreso que desde esta semana, cuando el directorio del FMI -se espera- apruebe el desembolso de USD 800 millones y dé un guiño al plan económico del gobierno libertario, el Poder Ejecutivo se embarcará en la parte más formal de las negociaciones hacia un programa nuevo que, espera Caputo, incluya nuevos desembolsos para reforzar las arcas de la autoridad monetaria.

“Hacia delante, se advierten dificultades para seguir acumulando reservas del Banco Central, mientras perdure la existencia del dólar blend y frente a compromisos con bonistas privados. Esto es un limitante para la liberación de restricciones cambiarias, más aún con reservas netas negativas y USD 40.000 millones de potencial demanda por la deuda comercial, el giro de utilidades y pasivos eventuales”, advirtió un informe de Fundación Capital que ya sostenía la aparición de ese tipo de dificultades desde hace semanas.

“De mantenerse el dólar blend de exportación, la acumulación de reservas luce compleja a pesar del inicio de la cosecha gruesa. En efecto, el superávit comercial (USD 14.000 millones estimado entre mayo y diciembre) no se traduce en superávit cambiario, ya que resulta muy similar al 20% de las exportaciones que se liquidan en los mercados financieros (USD 11.000 millones en el mismo período)”, planteó la consultora fundada por Martín Redrado.

Guardar

Nuevo