Los empresarios cristianos reclamaron que no haya nuevos impuestos y que no se amplíe la Corte Suprema

Antes del 25° Encuentro Anual, los directivos de ACDE expresaron en una entrevista con Infobae que los empresarios deben tener una actitud proactiva para apoyar los ajustes que habrá que encarar y subrayaron la fuerte angustia que le provoca a la población la alta inflación

El ex presidente de ACDE, Santiago Del Sel, y el presidente del 25° Encuentro Anual ACDE, Fernando Oris de Roa
El ex presidente de ACDE, Santiago Del Sel, y el presidente del 25° Encuentro Anual ACDE, Fernando Oris de Roa

El 25° Encuentro Anual ACDE debatirá las perspectivas sobre las posibilidades de salir de la situación crítica actual con un debate sobre la meritocracia, diálogo abierto sobre la justicia (de hecho participará Carlos Rosenkrantz, Vicepresidente de la Corte Suprema de la Nación) y la situación de la comunidad y la libertad.

Según sus organizadores, “a partir de consensos básicos y reglas para una convivencia posible podemos trabajar en un desarrollo sustentable”, que serán partes del diálogo que se realizará el 5 y 6 de julio.

En una entrevista con Infobae, el presidente del 25° Encuentro Anual ACDE, Fernando Oris de Roa, y el ex presidente de ACDE Santiago Del Sel, se refirieron al aporte que deben hacer los empresarios frente a la compleja coyuntura del país, a la alta presión impositiva, a la transformación de los planes sociales y al intento del oficialismo de ampliar la Corte Suprema.

¿Cuáles serán los principales ejes del encuentro anual de ACDE?

Oris de Roa: No nos interesa debatir la coyuntura, porque los problemas que nos traen a estos desacuerdos vienen de un funcionamiento pobre de la sociedad, por eso queremos analizar los fenómenos como para que cada uno aporte algo al respecto. Por eso el foco está colocado sobre qué entendemos sobre qué es una sociedad justa, la meritocracia y cómo es la transformación. Creemos que los cambios de la administración llevará a cambiar algunas reglas y que el resto de la sociedad deberá apoyar a la gente que quede descolocada; se va a necesitar una sociedad mucho más solidaria.

”No nos interesa debatir la coyuntura, porque los problemas que nos traen a estos desacuerdos vienen de un funcionamiento pobre de la sociedad” (Oris de Roa)

¿Ese cambio se producirá recién a fines del 2023 o, dada la magnitud de la crisis, se registrará antes?

Oris de Roa: No hay políticos tontos; se empiezan a ver los cambios, por ejemplo, en el debate sobre la conversión de planes a empleo genuino, que dan una señal para que habrá un profundo cambio de reglas, esperando que esos cambios nos convierta en una sociedad más productiva y productora de mayor bienestar. Y eso lo debe apoyar la mayoría de la sociedad. Por lo tanto no creo que la fecha sea tan decisiva, porque el cambio ya empezó.

El ex presidente Macri se quejó porque los empresarios no lo acompañaron en la transformación. ¿Comparten esa idea de que los empresarios no aportaron su “parte” para la transformación?

Oris de Roa: No creo que le haya ocurrido solamente al presidente Macri; ha ocurrido en muchos gobiernos anteriores, porque la clase empresarial toma la actitud de esperar y ver y reacomodarse cuando se sabe cuáles son las nuevas reglas. Eso tiene que cambiar: los empresarios no deben poner primero el cuadro de resultados, si no que la prioridad debe ser encontrar el lugar para que estos procesos tengan éxito. Esto no es algo que ocurre solamente a nivel local, porque los inversores han planteado nuevas exigencias: empezó con el medio ambiente y la paridad de género, entre otros nuevos conceptos tan importantes como el crecimiento.

“La política siempre es motivo de fricción; en todos los ámbitos donde se gestiona el poder es inevitable un cierto nivel de conflicto; eso no nos debería asustar” (Del Sel)

¿Qué opinan sobre el debate dentro del Gobierno acerca de la transformación de planes sociales en empleo genuino, más allá de quién maneja los programas sociales?

Oris de Roa: Nuestra responsabilidad no es técnica, sino cuál es el rol que tenemos para que se produzca esa transformación, porque si se empobrece la sociedad, se empobrecen los negocios con productos de menor calidad. Vamos a tener que asumir una responsabilidad histórica, que es una oportunidad histórica de mostrar que los empresarios están preocupados

¿Les preocupan las disputas dentro del Gobierno en este contexto de crisis?

Del Sel: La política siempre es motivo de fricción; en todos los ámbitos donde se gestiona el poder es inevitable un cierto nivel de conflicto; eso no nos debería asustar; ACDE por sus características no le habla no a una facción si no al individuo. Lo que decimos es que estamos insertos en una crisis, que se vio agravada por el contexto internacional de los últimos dos años, con la pandemia y ahora la tragedia que está viviendo Ucrania. Y la Argentina en ese contexto vive la continuidad de una crisis que para algunos comenzó en 2002. La cuestión es cómo aprovechamos la oportunidad y lo que queremos es la necesidad de la reflexión para encarar las soluciones. De modo que no hay que tenerle miedo al conflicto, pero hay que fortalecer el dialogo, encuentro, tolerancia y acuerdos en los que todos tenemos que ceder algo.

Fernando Oris de Roa
Fernando Oris de Roa

¿Ese diálogo debe tener el mismo formato que en la Mesa del Diálogo Social que lideró la Iglesia, aunque el mundo cambió bastante?

Del Sel: A título personal creo que las situaciones no son las mismas, no hay un grado de conflictividad social como en 2002, pero la alta inflación le agrega angustia a la población. Pero existe una mejor articulación de la política que hace dos décadas. Hay mucha energía en la generación de alianzas para ganar y deberíamos ser iguales de eficaces para generar alianzas para gobernar.

El Gobierno suele repetir que la manera de aportar de los empresarios es a través del pago de nuevos impuestos, como fue el aporte solidario en 2020 y ahora del proyecto de renta inesperada. ¿Comparten este concepto?

Oris de Roa: No; lo que se debe esperar de los empresarios es que hagan una inversión, que se muestren como un agente de cambio social; recargar la carga impositiva no es algo que sea productivo. Es mejor más crecimiento e inversión que más impuestos.

¿Encaran el debate de la meritocracia en el encuentro anual con alguna postura en particular, dado que es un tema metido dentro de la grieta?

Oris de Roa: Lo importante escuchar al otro sobre que opina sobre esta cuestión.

Santiago Del Sel
Santiago Del Sel

¿Habrá este año un mensaje del Papa Francisco para el encuentro anual de ACDE, como en 2021?

Oris de Roa: No; queremos hablarnos entre nosotros; cuando habla una personalidad como el Papa nos quedamos callados; ahora tenemos que hablar entre nosotros.

¿Por qué expresaron su preocupación al proyecto oficial de ampliación de la Corte Suprema?

Del Sel: Hay que llamar a la cautela y a la reflexión porque son momentos difíciles y aciagos. Llama la atención que existiendo una vacante en la Corte el propio gobierno no cumplió con el deber de cubrir esa vacante. Sin desconocer la legitimidad del funcionamiento de la Corte Suprema. Pero caer en el reduccionismo de ampliar la corte es denigrar un debate que la Argentina puede tener.

SEGUIR LEYENDO: