Alberto Fernández y Martín Guzmán anunciaron un bono para jubilados y trabajadores informales y un nuevo impuesto a la “renta inesperada”

El presidente y el ministro de Economía confirmaron que el Gobierno buscará un mecanismo para captar las ganancias de las empresas con utilidades superiores a los 1.000 millones de pesos en el año

El Gobierno anunció la implementación de bonos para reforzar los ingresos de los jubilados, monotributistas y trabajadores en negro frente a la inflación, en un acto realizado en el Salón Blanco de la Casa Rosada que encabezó el Presidente Alberto Fernández junto al ministro de Economía, Martín Guzmán. El costo fiscal que generarán esos bonos alcanzará los 240.000 millones de pesos, según fuentes oficiales. A la vez, confirmó que busca un mecanismo para redistribuir “la renta inesperada” generada por la suba de precios internacionales para lo cual convocará en las próximas semanas a los sectores productivos.

“Debemos garantizar que el impacto de la inflación no recaiga sobre el bolsillo de los más vulnerables”, señaló el Presidente. “La recaudación crece y podemos financiar todo esto que estamos promoviendo. “¿Dónde sentimos que está fallando nuestro proyecto? En la distribución. Porque la inflación se come gran parte de los aumentos salariales y de los ingresos para los sectores más vulnerables”, agregó.

Con respecto a esta última medida, Guzmán aseguró: “Vamos a convocar en las próximas semanas a las fuerzas laborales y productivas para construir un mecanismo que nos permita capturar parte de la renta inesperada producto del shock que implica la guerra. Se busca capturar parte de esas renta para que el Estado pueda tener un rol de desarrollo equitativo”.

El costo fiscal del refuerzo de los ingresos anunciado por el Presidente y el ministro Guzmán alcanzará los 240.000 millones de pesos

Guzmán explicó que este impuesto alcanzará a empresas con “ganancias superiores a los 1.000 millones de pesos en el año”. Estimó que es “una fracción pequeña” del empresariado argentino, superior al 3% de las compañías. Habrá otros criterios para incluir a esas empresas, como que “la ganancia neta imponible real tiene que haber aumentado de forma significativa en el año 2022 respecto a 2021″.

Además, dijo Guzmán, se tomará en cuenta “el resultado ordinario en relación a las ventas, lo que conocemos coloquialmente como el margen de ganancia”, que también tendrá que ser anormalmente elevado en el año 2022. Y en el caso de que las empresas cumplan con los criterios anteriores pero canalicen parte de esa ganancia “hacia la reinversión productiva, el monto de la contribución será menor”.

“Estamos anunciando un conjunto de medidas que en el contexto que viene viviendo la Argentina buscan preservar el poder adquisitivo de los ingresos y garantizar un rumbo de equidad económica y social. Consideramos que en las circunstancias que se están viviendo en necesario reforzar la política de ingresos y trabajar de forma colectiva para diseñar mecanismos que logren evitar que este shock que está viviendo el mundo general tenga consecuencias desigualadoras y regresivas”, explicó Guzmán.

“Buscamos que el crecimiento que se vive en la Argentina sea compartido y que no se beneficien unos pocos. Que le llegue a todos los trabajadores del país, jubilados y jubiladas”, agregó el ministro.

Alberto Fernandez y Martin Guzman, al ingresar al Salón Blanco. (Foto: Nicolás Stulberg)
Alberto Fernandez y Martin Guzman, al ingresar al Salón Blanco. (Foto: Nicolás Stulberg)

En este aspecto, tal como había adelantado Infobae, Guzmán anunció que el Gobierno pagará un ingreso extra, por única vez, destinado a 4 grupos sociales:

- Trabajadores en negro: cobrarán un bono de $18.000 en dos cuotas de $9.000 a pagarse en mayo y junio. Alcanza a todos los trabajadores entre 18 y 65 años sin ingresos formales.

- Jubilados y pensionados: Recibirán un bono de $12.000, en un único pago, quienes perciban un haber mensual menor a 2 jubilaciones mínimas. Se agrega al bono anterior otorgado de $6.000, que comenzó a pagarse hoy. Así, totaliza un ingreso de extra de $18.000, igual que los trabajadores informales.

- Monotributistas: recibirán el bono de $18.000, en 2 cuotas de $9.000 a pagarse en mayo y junio, todos aquellos inscriptos en las categorías A y B.

- Trabajadoras de casas particulares: estén registradas o no, también recibirán los $18.000 en dos cuotas de $9.000.

Las medidas anunciadas hoy, explicaron en el Gobierno, se suman a otras implementadas en forma reciente tales como el aumento del 50% de la Tarjeta Alimentar, el aumento de las asignaciones, el adelanto de las negociaciones paritarias y bono de $6.000 para jubilados, jubiladas y pensionados de abril.

Estuvieron presentes en la Casa Rosada los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, de Salud, Carla Vizzotti, y del Interior, Eduardo De Pedro. Además asistieron el Canciller Santiago Cafiero, la titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Fernanda Raverta, la titular del PAMI, Luana Volnovich, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

También estuvieron presentes los gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Axel Kicillof, del Chaco, Jorge Capitanich, de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, así como el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y otros funcionarios del Ejecutivo. Asistieron el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, el sindicalista Hugo Moyano y representantes de organizaciones sociales.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias