Dólar: el Banco Central tuvo su intervención más alta desde que se endureció el control de cambios

Tanto en el mercado mayorista como en el dólar MEP hizo falta que aparecieran las divisas del BCRA para calmar la ansiedad previa a las elecciones

Compartir
Compartir articulo
infobae

La suba del “blue”, y el contagio a los demás dólares que el Banco Central no controla, forzó a que hiciera la intervención más elevada desde que se endureció el cepo y llegó a niveles similares a los de la anterior restricción para operar con contado con liquidación, cuando exigió que los que querían negociar esta divisa en el mercado oficial tuvieran cuenta en el exterior.

Ahora, el dólar MEP es el indomable y necesitó USD 100 millones nominales del AL30D, que equivalen a USD 43 millones en efectivo para que cierre en $ 170,67 el mismo nivel del día anterior. También hubo más movimiento del contado con liquidación que se reflejó en una duplicación de negocios con el AL30C que operó USD 1,2 millones. El precio quedó $ 170,80.

La estrategia es que el dólar MEP se abarate para tentarlos a hacer “puré” entre hoy y el lunes. La idea de que una parte de esos dólares vaya al “blue”, una operación prohibida pero que en este momento les conviene, para que la mayor oferta voltee a la moneda que opera en la plaza libre. Y lo lograron. Porque a cuenta de la mayor oferta que habrá hoy, el “blue” abrió a $ 187,50 pero luego bajó y cerró a $ 186,50 lo que representa un retroceso de $ 1,50 respecto al día anterior. De todas maneras, a estos valores todavía es negocio hacer “puré” porque la diferencia por dólar es de $ 12, tomando en cuenta que en el “blue” el dólar se compra al vendedor a $ 3 por debajo del precio de venta.

En el Senebi, la plaza más libre, donde el operador negocia directamente con el cliente sin que los valores aparezcan en las pantallas, el contado con liquidación subió $ 2 a 180, con mucho movimiento, y el MEP cerró a $ 175.

Donde el Banco Central tuvo que seguir interviniendo fue en el mercado mayorista. Allí el dólar subió 3 centavos a $ 98,06, pero para evitar que los importadores acudieran a otras plazas, el BCRA vendió todo lo que le pidieron y quedó con un saldo negativo de USD 90 millones, que hizo que las reservas pierdan USD 80 millones y queden en 45.726 millones. En la semana lleva vendido USD 330 millones.

Los bonos de la provincia de Buenos Aires que debutaron el lunes y son emitidos en pesos, pero tienen una versión “D” que les permite operar en dólares, siguieron en baja.

Los títulos de la deuda local con ley extranjera no desentonaron con el clima negativo y perdieron hasta 2% de su valor. El riesgo país aumentó nada menos que 27 unidades, perforó el techo de los 1.500 y cerró en 1.522 puntos básicos.

La Bolsa también mostró sus dudas. Después de un avance intenso, en las últimas dos ruedas perdió terreno. La caída de ayer fue más suave que la del miércoles. Pero a diferencia del día anterior, se operaron apenas $ 1.304 millones, 58% menos, lo que significa que no hubo vendedores y que la mayoría prefirió retener sus acciones antes que malvenderlas. Los que se fueron del mercado son los que tomaron ganancias para no asumir el riesgo del día post PASO.

El S&P Merval, el índice de las acciones líderes, perdió 0,42%. Las pérdidas más importantes las padecieron las empresas del sector público porque los inversores creen que son las de mayor riesgo si sigue el congelamiento de tarifas, sea cual fuere el resultado de las PASO. Transportadora Gas de Norte bajó 5,11%; Edenor, 4,12% y Transener, 3,70%.

Los ADR’s -certificados de tenencia de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- siguieron operando montos elevados. Los negocios de ayer sumaron $ 3.342 millones. Las bajas predominaron en los certificados argentinos. Edenor (-5,9%), Banco Supervielle (-5,4%) y Loma Negra (-3,8%) fueron los más afectados.

En tanto, la buena noticia vino por el lado de la licitación de Bonos del Tesoro, donde al Gobierno no le sobró nada para cancelar los vencimientos de la semana que viene. Se captaron $ 99.608 millones de los cuales 45% fueron bonos indexados por el valor del dólar (dollar linked). La paradoja es que los que apostaron a esta modalidad, son los que creen que habrá devaluación. Al Gobierno le preocupa esta situación y fue vendedor de dólares en el mercado de futuro y logró bajar fin de diciembre y enero al punto que la tasa de referencia que marcaban esas dos posiciones que era de 65% hace dos ruedas, pasó a 57% anual.

Hoy será el día más volátil. Después, vienen las elecciones y el lunes el mercado con sus precios dará su opinión sobre el resultado.

SEGUIR LEYENDO: