Mercados: las acciones argentinas marcaron subas generalizadas, pero el riesgo país siguió cerca de los 1.600 puntos

Los ADR de empresas argentinas avanzaron hasta 5,5% en Wall Street, encabezadas por YPF

Las acciones argentinas se plegaron a la reciente tendencia favorable para el équity en Wall Street. (EFE)
Las acciones argentinas se plegaron a la reciente tendencia favorable para el équity en Wall Street. (EFE)

La rueda financiera se presentó favorable para las acciones argentinas. Los ADR exhibieron ganancias generalizadas a pesar del leve retroceso en las principales referencias de las bolsas de Nueva York, aun próximas a sus máximos históricos.

Destacaron los avances de las cotizaciones en dólares de YPF (+5,5% a USD 4,38), Telecom (+4%) y Mercado Libre (+3%).

El economista Luis Palma Cané ponderó en los EEUU “una política de estímulos monetarios y fiscales que viene desde el principio de la pandemia que en mi opinión ha evitado más daños de los que actualmente hay, porque sin estas políticas de inyección de liquidez y tasas de interés en cero, el daño económico del confinamiento hubiera sido mucho mayor”, a lo que sumó “otro factor positivo que es todo el esquema de vacunación que ha generado mucho optimismo en los mercados”.

Para los bonos Globales de Argentina, los títulos reestructurados con ley extranjera, persistió la debilidad de precios, consecuencia de un mayor apetito inversor por los bonos del Tesoro de los EEUU, en detrimento de los emergentes. Por la suba de los precios, la tasa del bono del Tesoro a diez años retrocedió cinco puntos básicos, a 1,66 por ciento.

Por ese motivo, el riesgo país de Argentina volvió a subir, esta vez, unos seis enteros en la rueda, a los 1.598 puntos básicos a las 17 horas.

Luis Palma Cané apuntó que “las expectativas de inflación se han incrementado y han hecho que hayan subido las tasas de diez años en EEUU, que estaban en menos del 1%, hoy están en 1,7%, y esto evidentemente, si sigue creciendo, va a ser un efecto negativo por una simple razón: los costos de pasivos de las empresas van a ser mayores, entonces los resultados van a ser menores”.

Los indicadores de la Bolsa de Buenos Aires operaron en positivo, por compras selectivas de empresas de alta ponderación en el mercado, principalmente del rubro energético y financiero, al tiempo que los inversores centraban la atención en el lento programa de vacunación contra el COVID-19 y su impacto sobre la economía.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires creció un 3,6%, a un cierre de 50.328 unidades, liderado por la mejora registrada en papeles energéticos y financieros. El Merval acumula una baja en pesos del 1,8% en lo que va del año.

Los papeles de la estatal petrolera YPF subieron un 7,2% y los del Grupo Financiero Galicia mejoraron un 3,1 por ciento.

El 10 de marzo el riesgo país de Argentina cerró en 1.648 puntos, un máximo desde a reestructuración de la deuda en septiembre pasado

La prudencia por el futuro financiero en medio del inicio de una segunda ola de la pandemia de coronavirus y las lentas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) son dos de los temas más relevantes que siguen los inversores a la hora de tomar decisiones.

“Todos saben que la Bolsa está demasiada barata, con un presente escaso y hasta triste, dentro del aturdimiento y la confusión, entre la pandemia, las restricciones y las elecciones”, comentó Jorge Fedio, analista de Clave Bursátil. “Si bien sube en pesos, la tendencia no es alcista, se muestra declinante con rebotes que no cambian el curso del estrecho ‘canal de baja’ por el que viene transitando”, agregó.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, viajará a mitad de mes a Europa para reunirse con sus pares y representantes del sector privado para tratar la renegociación de deuda con el FMI y el pasivo del país austral con el Club de París.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online